2012
2012

Dirigida por

Roland Emmerich

Año

2009

Etiquetas

2000 | Radio

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: La radio, la primicia desde primera línea (en este caso con una unidad móvil muy personal).

2012: Recordadlo siempre, amigos, las primicias siempre son de Charlie Frost

El calendario maya está fijado para llegar al final de su 13º ciclo el 21 de diciembre de 2012, y luego de esa fecha no hay nada. Esto, por supuesto, conduce a una pregunta: si el calendario se interrumpe, ¿qué viene después? ¿El fin del mundo?

La idea para 2012 se le ocurrió por primera vez al guionista, productor y compositor Harald Kloser, habitual colaborador de Roland Emmerich, y tomó cuerpo cuando Kloser y Emmerich encontraron cómo desplegar una historia contemporánea de diluvio universal.

Partiendo de esa premisa, y abriendo la campaña navideña de estrenos de 2009 (por aquello de quien estrena primero, recauda antes), el realizador alemán Roland Emmerich (el profeta del apocalipsis, el gurú del cine catastrofista, el Atila de la gran pantalla) vuelve a la carga con otra zarzuela de explosiones digitales y muertes multitudinarias, con extra de humor: la ciudad de Los Ángeles se hunde cual barco que hace aguas, la Casa Blanca es barrida por el portaaviones J.F. Kennedy, la cordillera del Himalaya inundada, el Cristo Redentor de Río se deshace cual azucarillo. ¿Quién dijo que el fin de los tiempos tiene que ser un ladrillo religioso y trascendental?

Para el director, conocido por sus éxitos de taquilla tales como Independence Day (1996), Godzilla (1998) o El día de mañana (2004), la clave estaba en encontrar la manera de diferenciar a 2012 de otros desastres épicos. El planteamiento fue crear un desastre a escala humana.

Jackson Curtis es un escritor cuya devoción por su fracasada, aunque posiblemente brillante novela, terminó con su matrimonio, dejó a su familia a la deriva y le ha puesto al volante de una limusina como medio de ganarse la vida. Pero Jackson sigue siendo un padre leal que demostrará que es capaz de hacer lo que sea para salvar a su familia. Kate, la exmujer de Jackson, mantiene un contacto amistoso con Jackson pero está aburrida de competir por su atención con el trabajo. Cuando las placas de la tierra comienzan a moverse destruyendo Los Ángeles en el proceso, Jackson y su familia comienzan un viaje desesperado por tierra y aire para sobrevivir y llegar a ver el nuevo mundo.

Desde hace unos años, en las más altas esferas de los gobiernos mundiales, hay un plan. No se podrá salvar a toda la raza humana pero sí unos pocos, y esa minoría tendrá la oportunidad de comenzar una nueva sociedad. El presidente Thomas Wilson rápidamente entiende la crisis a la que el mundo está a punto de enfrentarse, y con igual rapidez previene la histeria masiva manteniendo esta información en secreto. El asesor científico del presidente, Adrian Helmsley, está decidido a hacer lo que esté en su mano para ayudar a la mayor cantidad de gente posible. Carl Anheuser, el jefe de personal del presidente, puede que sea pomposo e irascible, pero está igualmente decidido a ver sobrevivir a la sociedad; bueno, para empezar aquellos que puedan permitírselo. Laura, la hija del presidente, se conmociona cuando descubre lo que el gobierno de su padre ha ocultado al mundo.

De hecho, parece ser que el único hombre fuera del gobierno que tiene alguna idea de lo que está por suceder es el locutor de radio (y posiblemente profeta) Charlie Frost que habla abiertamente de sus predicciones para todos aquellos que además de sintonizar su emisión, quieran oír y escuchar.

Para poder informar, el informador ha de tener información de primera mano por eso Charlie Frost tiene en su caravana todo tipo de escuchas, sean de aficionados

Yaesu FT-736R
o de profesionales.

Realistic PRO-2020


Para poder emitir desde el epicentro de la noticia, Charlie Frost cuenta con una particular mochila que le permite actuar como unidad móvil autónoma; es un montaje 'propio', no se trata de ningún equipo comercial pero el detalle del invento está cuidado.

Detalle del equipo mochila móvil


Con su equipo de unidad móvil Charlie retransmite en manos libres.

Charlie Frost con la radio mochila


Con su equipo de unidad móvil personal, Charlie retransmite desde primera línea.

Charlie Frost en plena primicia


Roland Emmerich: "El día de mañana era un tema serio, trataba de reflejar las consecuencias del calentamiento global. 2012 está tan fuera de lo real que te tienes que reír de ella. Es el fin absoluto, no hay nada después".

Vídeos

El 21 de diciembre de 2012 virulentos terremotos sacudirán la Tierra, una lluvia de meteoritos de fuego la consumirá hasta convertirla en cenizas y los océanos se tragarán lo poco que quede sobre su superficie. El apocalipsis, el fin de los tiempos, el día del juicio final: el fin del mundo. La película no pierde el tiempo en consideraciones sobre la verisimilitud, o no, de la profecía por lo que el espectador se enfrenta a casi dos horas y media de destrucción masiva. Grandes imágenes y pequeñas historias íntimas, una combinación fascinante a los ojos del director. 2012 fue rodada en Vancouver, Canadá, durante más de cinco meses. La producción utilizó más de 13 platós en 5 instalaciones diferentes y un par de "escenarios" que comprendían una vasta extensión de "suelos deslizantes" que se completaron con palmeras y pantallas azules. Las áreas cercanas a Kamloops sirvieron como el parque de Yellowstone y el Tíbet, donde la producción rodó durante una semana. El rodaje se completó en Los Ángeles con un par de planos exteriores.

Trailer

Una película no es solo lo filmado y montado, también se crea toda una experiencia virtual alrededor de ella, con Facebook, Twitter, YouTUBE y blogs. El fragmento de la animación web de Charlie Frost, unos dibujos animados en Flash, explican como la Tierra quedará destruida el 2012, una forma práctica de poner en antecedentes al público de lo que va la historia.

Charlie Frost: Welcome to the apocalypse

La película combina efectos visuales y especiales que, según el director, le da la libertad de elegir cuál es la mejor manera de llevar a la vida una escena. El objetivo es que el espectador no pueda decir qué está construido y qué es un efecto visual realizado en un ordenador.

Clip: Something Pulling Us Apart

Charlie Frost sobre la televisión y la realidad.

Charlie Frost: Reality TV

Más de la mitad de la película son efectos visuales. Emmerich ha encontrado la manera de poner casi todos los desastres naturales imaginables dentro de este filme, entre los que se permite la licencia de incluir la relación entre el discurso y la realidad pero salvaguardando la emisión televisiva en rabioso directo.

Clip: Do Not Panic

Charlie Frost sobre el correo electrónico.

Charlie Frost: Nostradamus

Los Ángeles, ya en la página 30 del guion, es destruida por un terremoto de 10.5.

Clip: The Sinking of Los Angeles

Charlie y la llamada telefónica (en el contestador).

Charlie Frost: Super Volcanoes

El parque de Yellowstone se eleva en una explosión de lava de 48 kilómetros de ancho. Y Charlie Frost está allí, en primera línea de la información para todo aquel que esté en su frecuencia.

Clip: On the air (Always remember, folks, you heard it first from Charlie Frost)

La producción construyó al aire libre un par de decorados de "suelos tambaleantes", con gigantescos balancines que el director podía mover a medida que los actores corrían sobre ellos. Emmerich cogió unas parcelas de ciudad con palmeras, asfalto, fachadas de edificios y las puso sobre esos balancines e hizo que los actores se movieran por esos decorados. Lo que no pudo ser construido por carpinteros, fue construido por los animadores en los ordenadores de CGI (Computer-generated imagery, Imagen generada por ordenador).

2012 Visual Effects Blog

Desde su estación de radio, Charlie responde a mensajes en el contestador, cartas, paquetes, correos electrónicos e incluso mensajería instantánea.

Charlie Frost (ThisIsTheEnd)

61
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones