Capricornio Uno
Capricornio Uno

Dirigida por

Peter Hyams

Año

1977

Etiquetas

1970 | Espacio | Televisión

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: Reflexión sobre la fascinante, e inquietante, mentira que puede haber tras una imagen de televisión.

Situación: La realidad suele estar tan solo un poco más allá del encuadre cinematográfico de la imagen y, en el caso de la televisión, en el tiempo de propagación.

Capricornio Uno: solamente necesitamos las emisiones de televisión

A Peter Hyams se le ha considerado un director asociado espacialmente con los números; en concreto por su trilogía (a cual más recomendable): 'Capricornio Uno' (1977), 'Atmósfera Cero' (1981) y '2010: Odisea Dos' (1984).

En su momento, Capriconio Uno impactó por su planteamiento del engaño por la imagen e hizo que el film, en conjunto, tuviera más de thriller político (por el juego de intereses en torno a la agencia espacial) que de película de ciencia-ficción (por el planteamiento de una misión a Marte) o de acción (por las impresionantes escenas de persecución aéreas entre el biplano y los dos helicópteros Hughes OH6 "Cayuse").

La historia gira en torno a un gran engaño montado de cara a la opinión pública y sustentado por las imágenes de televisión que haría que, sin llegar a producirse el amartizaje, por el simple hecho de mandar una nave vacía a Marte, los estadounidenses y el mundo entero fuesen testigos de una hazaña que reportaría prestigio ante el mundo y recalcaría la superioridad del país ante las demás naciones y en particular ante sus rivales en la carrera espacial.

El engaño colectivo con la televisión encargada de certificar como realidad una ficción reavivó la teoría de la conspiración que durante los años precedentes había venido custionando la autenticidad de la llegada del hombre a la luna en 1969.

Peter Hyams: "comencé a pensar en una película sobre la realización de un engaño en un acontecimiento de este tipo mientras trabajaba para la CBS en las transmisiones de las misiones Apollo. Reflexioné y me di cuenta que de un acontecimiento tan impresionante y fundamental como el alunizaje del Apolo 11 casi no hay testigos. Y que la única verificación de la que disponemos vino de una cámara de televisión. Años más tarde cada vez que había algo en las noticias acerca de un transbordador espacial, se cortaba para pasar a un estudio en St. Louis donde se hacía una simulación de lo que estaba pasando. Yo viví como la generación de mis padres creía ciegamente que si algo salía en los periódicos, era verdad. Y eso resultó ser pura mierda. Y mi generación fue criada para creer que todo lo que salía por la televisión era cierto, y ocurrió lo mismo. Así que mientras estaba viendo esas simulaciones, no dejaba de preguntarme qué pasaría si alguien hubiera falseado toda esa historia".

Vídeos

Estamos a finales de los años 70. La NASA va a mandar una misión tripulada de tres hombres a Marte. Cuando todo está listo para el lanzamiento, los técnicos descubren gravísimos defectos en los sistemas de superviviencia de la nave que ha de aterrizar en el planeta rojo. Como abortar la misión tendría graves consecuencias en la continuación del proyecto espacial, la agencia decide continuar la misión hacia Marte pero sin los astronautas que son bajados de la cápsula poco antes del lanzamiento y conducidos a unas instalaciones secretas en el desierto de Sonora.

Launching Scene

El plan prevé que los astronautas permanecezcan en las instalaciones de Sonora hasta que la nave llegue al planeta rojo, momento en el cual deberán representar el amartizaje en unos estudios de televisión preparados a tal fin. Tras conocer el plan de actuación, los tres hombres se niegan a colaborar en la farsa pero capitulan ante la amenaza de las consecuencias que su negativa tendrá sobre sus familias.

Revealing the Landing Studio Scene

Pero un técnico descubre unas anomalías en las comunicaciones con la misión... En concreto, el retardo de la señal de televisión no se corresponde con el de la telemetría de la nave. Una vez planteada la duda razonable, somos testigos del montaje, de la actuación de los astronautas en el estudio, del trabajo de los técnicos de televisión y del resultado de todo ello, de lo que están viendo los familiares de los astronautas, los técnicos en la sala de control y los ciudadanos de a pie, como muestra de lo ilusorias que pueden ser las imágenes así como la reflexión pertinente sobre la capacidad del medio televisivo para crear ilusiones a través de las imágenes. Todo esto se fusiona magistralmente en el antológico travelling de alejamiento que arranca en un plano detalle del casco de uno de los astronautas (donde se refleja su compañero y el paisaje marciano) para ir mostrando, lentamente, en su recorrido, todo el andamiaje de la mentira: el decorado, los focos, los cables y los técnicos de estudio. Y esta poderosa imagen está reforzada por las palabras del presidente de Estados Unidos, agradeciendo a los hombres de la Capricornio Uno su gesta: "somos una pequeña especie llena de energía, capaz de la mayor mezquindad y aún así capaz también de la mayor brillantez. Sabemos lo malos que podemos llegar a ser, y ahora vosotros, nos habéis demostrado lo maravillosos que podemos ser, mostrándonos lo lejos que podemos llegar. Vosotros sois la verdad básica que hay en nosotros. Vosotros sois la realidad. Nunca os decepcionaremos y siempre os estaremos agradecidos".

Faked Mars Landing Scene

Puede que la escena de cerca de 6 minutos de la persecución aérea entre los dos helicópteros y el biplano brille espectacular en la pantalla cinemascope de una sala de cine pero el plano de un minuto para el arriesgado instante de gloria de los dos helicópteros "hablando entre sí" luce por sí solo en su concepción visual.

The Two Helicopters Conversation Scene

99
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones