El Experimento Filadelfia
El Experimento Filadelfia

Dirigida por

Stewart Raffill

Año

1984

Etiquetas

1940 | 1980 | 2010 | Internet | Radar

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: De la ocultación al radar, detección y medición de distancias por radio, a la posverdad, afirmaciones que se 'sienten verdad' pero no se apoyan en la realidad.

Situación: Los bulos, de divertimento a negocio; que no sea verdad, no significa que no se haga viral.

El Experimento Filadelfia: El Embaucamiento Filadelfia (Proyecto Credulidad)

Octubre de 1943. La Segunda Guerra Mundial se recrudece en Europa y el Pacífico y los Estados Unidos están necesitados de un arma experimental que pueda cambiar el curso del conflicto. Uno de esos experimentos se va a realizar en el destructor USS Eldridge, anclado en los astilleros navales de Filadelfia, en el que se han instalado equipos de última generación para una prueba consistente en generar un campo electromagnético que convierta al buque en "indetectable" frente a los radares.

Pero el experimento se sale de control y el Eldridge se vuelve totalmente invisible. Dos marineros a bordo, David Herdeg y Jim Parker, deciden saltar por la borda pero lejos de regresar sanos y salvos al puerto, ambos se ven proyectados por un vórtice temporal que los materializa en algún lugar del desierto de Nevada... y en el año 1984.

El filme se basa en "El Experimento Filadelfia: Proyecto Invisibilidad" (1979), un libro de "investigación" escrito por Charles Berlitz y William L. Moore en torno a pruebas y testimonios sobre un supuesto experimento en invisibilidad desarrollado en Filadelfia en octubre de 1943.

Aunque en el cartel de la película aparezca que es una presentación de John Carpenter, lo cierto es que el maestro Carpenter poco tuvo que ver con todo ello, más allá de haber estado entre los candidatos propuestos para dirigirla y aparecer acreditado como productor ejecutivo si bien no llegó a coincidir, a verse, con el director Stewart Raffill. Fuese como fuese, al estar Carpenter en nómina sirvió para que el estudio explotara su nombre como reclamo publicitario, lo que sin duda mejoró el resultado de taquilla del film. Por su parte, ese año John Carpenter optó por dirigir "Starman" (1984)... resultando de todo ello la triangulación Allen, con una de cal -Carl Allen ha sido reconocido como el creador del bulo del Experimento Filadelfia- y dos de arena --"Starman" rompió una lanza por Karen Allen como actriz y "El Experimento Filadelfia" mantuvo encendida la llamita de popularidad de Nancy Allen--.

Noviembre de 2016, un mes para reflotar el Experimento Filadelfia.

Un bulo o noticia falsa es un intento de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real. El término en inglés "hoax", con el que también es conocido, se popularizó principalmente en castellano al referirse a engaños masivos por medios electrónicos, especialmente Internet.

A diferencia del fraude, el cual tiene normalmente una o varias víctimas específicas y es cometido con propósitos delictivos y de lucro ilícito, el bulo tiene como objetivo el ser divulgado de manera masiva, para ello haciendo uso de la prensa oral o escrita así como de otros medios de comunicación, siendo Internet el más popular de ellos en la actualidad y encontrando su máxima expresión e impacto en los foros, en redes sociales y en las listas de contactos de los correos electrónicos.

El 17 de noviembre de 2016, Paul Horner en una entrevista en The Washington Post aseguraba que, probablemente, él fuera el responsable de que el 20 de enero de 2017 el magnate republicano se mude al 1600 de la Avenida de Pensilvania. Mentiroso de profesión, Horner cuenta con una decena de páginas webs desde las que ha difundido informaciones inventadas durante la última campaña electoral americana que han sido compartidas por millones de personas, sobre todo a través de Facebook, pero también en Twitter y WhatsApp.

Según un estudio de Buzzfeed, en los últimos tres meses de campaña, las noticias falsas compartidas en la red social de Mark Zuckerberg, con más de 1.700 millones de usuarios, generaron más impacto que las principales noticias publicadas por medios de referencia como The New York Times, The Washington Post o la NBC. Las 20 informaciones falsas más virales sobre las elecciones generaron casi 9 millones de reacciones y comentarios en Facebook frente a algo más de 7 millones de las piezas reales.

"Sólo porque no sea verdad, no significa que no se haga viral", resumió el periodista Lance Gould durante una jornada sobre comunicación digital organizada por el Parlamento Europeo, también el 17 de noviembre.

El debate sobre la responsabilidad de la red social en la formación de la opinión pública es un exponente más de lo que The Economist ha definido como la era de la posverdad. Un neologismo, entronizado como palabra del año por el Diccionario Oxford, que viene a describir la conmoción que han supuesto acontecimientos como el Brexit o la llegada al poder de la primera potencia mundial del magnate neoyorquino. La posverdad -entendida como "afirmaciones que se 'sienten verdad' pero no se apoyan en la realidad"- ha encontrado en Facebook un caldo de cultivo excepcional, en tanto que la red social no diferencia entre las informaciones verídicas y aquellas que no lo son.

En esa búsqueda tan periodística de la verdad anda inmerso el conglomerado social de Mark Zuckerberg que, alarmado por el revuelo que han generado los bulos, y con el objetivo de atajar la desconfianza generalizada en su plataforma estrella, ha declarado la guerra a las noticias falsas. En un mensaje publicado el 18 de noviembre en su muro, el fundador de la red social aseguró "tomarse en serio la desinformación". "Nuestra meta es conectar a las personas con las historias que tienen más sentido para ellos y sabemos que quieren información certera", añadió.

La nueva herramienta consistirá en una pequeña señal de advertencia que se colocará junto a las noticias cuya veracidad esté en entredicho.

Una vez que múltiples usuarios reporten que cierta noticia es un bulo, verificadores independientes a Facebook comprobarán dicha alegación e incorporarán el signo de alerta si, en efecto, se trata de una información potencialmente falsa.

Además, las que sean etiquetadas con esta señal tendrán menos probabilidades de aparecer en la página de noticias de Facebook.

"Todavía serás capaz de leer y compartir esa historia, pero ahora tendrás más información sobre si los verificadores creen que es rigurosa", ha detallado Zuckerberg, quien ha añadido que esas noticias no podrán ser promocionadas en anuncios en Facebook para que nadie pueda obtener beneficio con historias falsas.

Esta novedad de la red social responde a la voluntad de Facebook de establecer cortafuegos para los bulos en internet, especialmente tras la proliferación de noticias falsas durante la campaña presidencial en Estados Unidos.

El ejemplo más extremo de difusión de estos bulos fue el tiroteo que tuvo lugar el 4 de diciembre en Washington cuando un hombre armado entró en una pizzería para investigar "por sí mismo" una supuesta trama de prostitución infantil vinculada a la excandidata presidencial demócrata Hillary Clinton en ese establecimiento.

Zuckerberg ha reconocido los desafíos que en este campo debe afrontar Facebook, cuya naturaleza va más allá de ser "solo un distribuidor de noticias", ya que, en su opinión, es "un nuevo tipo de plataforma para el diálogo público".

22 de septiembre de 2017. La red social Facebook estrena en España una herramienta para educar a la audiencia y aprender a detectar bulos. El objetivo es frenar el impacto de las denominadas 'ad farms', granjas publicidad.

Facebook no lo niega, las noticias falsas son un negocio. Si un titular llama la atención en Facebook, los usuarios hace clic y, sea cierto o no, el que lo publica se beneficia por la publicidad albergada en la página. Cuantas más visitas, más crecen los ingresos, sin importar la veracidad.

Facebook se basa en tres pilares para atajar esta situación: acabar con los incentivos económicos, crear nuevos productos para frenar la difusión de noticias falsas y ayudar a tener más información antes de tomar decisiones.

La red social estrena esta herramienta en España. Lo hace con el objetivo de llevarla a todo el mundo. Su intención es educativa. Cuando alguien haga clic en algo sospechoso la herramienta ofrecerá ayuda para entender si eso es verdadero o falso.

Facebook ha trabajado con First Draft, una organización sin ánimo de lucro dedicada a mejorar las normas de uso de Internet. La herramienta incluye algunos consejos para descubrir noticias falsas, como comprobar la URL del sitio web, investigar la fuente y buscar otros artículos relacionados con el tema.

Vídeos

El Experimento Filadelfia buscaba probar un campo electromagnético que ocultara al destructor USS Eldridge a los radares. Pero una vez iniciado, el buque se vuelve totalmente invisible y dos marineros a bordo saltan por la borda y, en vez de caer al mar, se materializan en el desierto en Nevada, a centenares de kilómetros de distancia. El cambio de paisaje les desorienta pero las cosas van a peor cuando divisan vehículos que no parecen de su época sino del futuro. Y es que han desembarcado en el año 1984. El experimento ha abierto un portal que los ha convertido en viajeros del tiempo. El problema es que el portal que los ha traído también ha creado una brecha espacio-temporal que se está expandiendo y lo está destruyendo todo a su paso. Los dos marineros son los únicos que pueden repararla pero para ello han de regresar al USS Eldridge y desconectar el campo electromagnético origen del vórtice. Pero los marineros están extraviados en un tiempo que no conocen y, para colmo, están siendo perseguidos por agentes del gobierno que quieren interrogarlos sobre los experimentos secretos de la marina.

Trailer

John Carpenter, Joe Dante, Harley Cokeliss y Jonathan Demme fueron propuestos para dirigir la película antes de que Stewart Rafill fuera contratado. La Marina de los Estados Unidos no apoyó la realización de la película, ya que no deseaba estar asociada con los supuestos sucesos reales que rodeaban los eventos del Experimento Filadelfia.

15 min Preview

14
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones