El quinto poder
El quinto poder

Dirigida por

Bill Condon

Año

2013

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: Los títulos de crédito de inicio resumen lo que ha sido la publicación de noticias, desde sus inicios amanuenses con cincel o pincel a su actual eclosión digital multimedia-multiplataforma-multisatélite.

Situación: Aprovechando inteligentemente las posibilidades que ofrecen Internet y las redes sociales, la plataforma WikiLeaks pasó a ocupar el espacio del periodismo de investigación.

Situación: En el mundo de internet hay tanta información que cabe plantearse ¿quién decide qué secretos guardar?, ¿qué significa el término 'privacidad' hoy en día?

El quinto poder: esta información debe conocerla el mundo

Daniel Berg es un informático de gran talento. Anda como loco por conocer a Julian Assange, un revolucionario dedicado a destapar la suciedad de los más poderosos. Julian Assange y Daniel Domscheit-Berg crean WikiLeaks, una plataforma que permite denunciar de forma anónima y filtrar información confidencial para así iluminar los oscuros recovecos de los secretos gubernamentales y crímenes corporativos. No tardan en revelar más noticias que todos los medios de comunicación más prestigiosas del mundo juntos. Pero cuando Assange y Berg obtienen acceso a la mayor cantidad de documentos confidenciales de la historia de los servicios de inteligencia de los Estados Unidos, se enfrentan a una de las cuestiones claves de nuestro tiempo: ¿cuál es el coste de guardar secretos en una sociedad libre y cuál es el coste de exponerlos?

El quinto poder se basa en dos libros: Inside WikiLeaks: My Time with Julian Assange and the World's Most Dangerous Website (2011) de Daniel Domscheit-Berg y WikiLeaks: Inside Julian Assange's War on Secrecy (2011), de los periodistas del The Guardian David Leigh y Luke Harding. Este fundamento modela la figura de Assange con aspecto desaliñado, dudosa higiene personal, melena plateada y ego kilométrico y plantea el relato desde la perspectiva de un Domscheit-Berg que sufre día a día el desgaste que conlleva trabajar con una figura como Assange: es a él a quien Assange le roba la ropa, a quien interrumpe en los momentos más íntimos con su pareja o a quien chafa la cena de Navidad en casa de sus padres.

A Julian Assange no le faltan motivos para incluir el film en el saco de la campaña de desprestigio contra la plataforma centrada en su persona. WikiLeaks irrumpió en un ecosistema mediático caracterizado por la concentración oligopólica de unos medios de comunicación reconvertidos en correas de transmisión ideológica de los poderes fácticos. La plataforma no hizo más que ocupar el espacio del periodismo de investigación que los grandes medios de comunicación habían abandonado por motivos políticos y económicos derivados de su dependencia financiera del estado (en el caso de los medios públicos) o por la adquisición por parte de grandes consorcios económicos (en el caso de los medios privados). Y lo hizo aprovechando inteligentemente las posibilidades que ofrecen Internet y las redes sociales.

Julian Assange: "WikiLeaks ha publicado más documentos clasificados que toda la prensa mundial junta. No es una cosa que diga para demostrar el éxito que tenemos, sino para mostrar el alarmante estado del resto de medios de comunicación. ¿Cómo es posible que un equipo de cinco personas haya conseguido mostrar al público la información más oculta que el resto de la prensa mundial junta? Es vergonzoso".

En un principio, los grandes medios de comunicación ignoraron a WikiLeaks. Luego, cuando por la relevancia de la información publicada no pudieron seguir ignorándola más, trataron de subsumirla. Finalmente, cuando vieron que no podían integrarla, desviaron el foco de atención y pasaron a atacar la figura de Assange.

En ésas, la película mezcla conscientemente realidad y ficción. Así, presenta hechos que no ocurrieron (Anke Domscheit-Berg y Julian Assange nunca coincidieron) o que acaecieron de otra manera (Daniel Domscheit-Berg no participó en la producción del vídeo 'Collateral Murder'), por eso, la plataforma explica en un comunicado: "a pesar de que estas interpolaciones pueden servir para reforzar la narración de la película o construir un personaje enigmático o interesante, tienen como consecuencia la mitologización de una persona que aún vive y contamina cualquier declaración futura de Julian Assange con el estigma del personaje de ficción".

La historia, explicada desde el punto de vista de Domscheit-Berg, deja fuera de la trama a otros miembros del equipo de WikiLeaks como Sarah Harrison, Joseph Farrell o Kristinn Hrafnsson. La película muestra, por ejemplo, cómo Domscheit-Berg destruyó 3.500 documentos en manos de la plataforma, pero no menciona su contenido. Tras su expulsión de WikiLeaks, Domscheit-Berg anunció el lanzamiento de OpenLeaks. A diferencia de WikiLeaks, OpenLeaks no publicaría los documentos filtrados, sino que los enviaría a una lista de medios de comunicación, principalmente alemanes, que decidirían en última instancia su publicación o no. OpenLeaks no llegó a publicar ninguna filtración y el 23 de diciembre de 2012 el propio Domscheit-Berg anunció que la plataforma renunciaba a su objetivo inicial para convertirse en una consultoría.

Condon resume en ciento diez segundos, lo que duran los títulos de crédito de inicio, lo que ha sido la publicación de noticias, desde sus inicios amanuenses con cincel o pincel a su actual eclosión digital. Los siguientes 120 minutos, con la máxima de Oscar Wilde "Dale a un hombre una máscara y te contará la verdad" (que Assange hizo su bandera) como leitmotiv subliminal, Condon nos relata el encumbramiento de WikiLeaks desde su nacimiento hasta la gran filtración en 2010 con datos sensibles sobre las operaciones estadounidenses en Irak o Afganistán. Ellos dos, Assange y Domscheit-Berg como personajes, Benedict Cumberbatch y Daniel Brühl como actores, son el "dúo maravillas" de toda la historia y su relación bipolar en medio de la cruzada en pro de la libre información es el motor de la narración. Según Israel Arias, ellos son Quijote y Sancho, versión 2.0.

Vídeos

El hombre es menos sincero cuando habla por cuenta propia, dale una máscara y te contará la verdad.
Dos personas y un secreto, así empieza toda conspiración.
A mayor número de personas, más secretos.

Tráiler

La experiencia de estar sentado en una sala de cine durante dos horas provoca una concentración especial. Lo que queremos es que la audiencia razone sobre la importancia del tema, esperando que con suerte estimule la curiosidad del espectador para que al llegar a casa busque en internet y lea más sobre el asunto. Pero el asunto de Wikileaks es mucho más grande que esta película; más, incluso, que los mismos personajes. En el mundo de internet hay tanta información que cabe plantearse ¿quién decide qué secretos guardar?, ¿qué significa el término 'privacidad' hoy en día? También está la cuestión de la transparencia de las instituciones. Todos ellos son temas muy interesantes y vale la pena debatirlos.

Entrevista a Bill Condon y Benedict Cumberbatch

Ciento diez segundos, lo que duran los títulos de crédito de inicio, resumen lo que ha sido la impresión de noticias, desde sus inicios amanuenses con cincel o pincel a su actual eclosión digital multimedia-multiplataforma-multisatélite. Los siguientes 120 minutos, apenas si dan para un apunte del porqué, o del cómo, de todo esto.
·Como organización por supuesto que cometimos errores. Quizás hubo algunas personas... una persona... quizás, que no deberíamos haber empleado. Ese fue, probablemente, el error más grande.
En 2011, Daniel Berg escribió un libro sobre su tiempo en WikiLeaks. Julian inmediatamente amenazó con demandarlo.
·¿Una película sobre WikiLeaks? ¿Cuál de ellas? Esa. Bueno, esa está basada en los dos peores libros, llenos de mentiras y distorsiones, como toda mala propaganda. Una película sobre WikiLeaks... Es la película "anti WikiLeaks". Si quieres saber la verdad nadie te contará la verdad. Solo te contarán su versión. Así que si quieres la verdad debes buscarla tú mismo. En realidad, ahí es donde está el verdadero poder, en tu voluntad de ver más allá de esta historia; de cualquier historia.

The fith estate

Julian Assange, creador de WikiLeaks, queda retratado en "El quinto poder", película que muestra el proceso por el que se destapó uno de los mayores escándalos informativos de los últimos años. La polémica está servida con esta obra de Bill Condon, ya que Assange ha arremetido contra el film diciendo que está basado en datos engañosos y que ofrece una versión sesgada de lo que pasó.

Días de cine - El quinto poder

97
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2018 Foro Histórico de las Telecomunicaciones