Emoji: la película
Emoji: la película

Dirigida por

Tony Leondis

Año

2017

Etiquetas

2010 | Chat | Internet | Móvil

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: El emoji puede considerarse el primer idioma que ha creado el mundo digital.

Situación: "Puede que los emojis sean lo más cercano a un lenguaje universal que ha creado nunca la humanidad" (Mario Tascón).

Emoji, la película: ¡no hay nada como que te escaneen por primera vez!

Los seres humanos no han estado nunca más conectados. Gracias a nuestros teléfonos inteligentes, nunca estamos desconectados de los demás y estamos constantemente en contacto con gente de todo el mundo. Y con un simple invento, el emoji, ahora podemos comunicarnos con gente de la que nos separan idiomas, fronteras, océanos... al fin y al cabo, todo el mundo sabe lo que significa.

Tony Leondis: "Los emojis nos ayudan a expresarnos de maneras que no tenemos tiempo de expresar, o no tenemos la previsión de expresar, o tememos expresar. Cuando recibo un emoji con ojos de corazón de mi madre, significa algo, y me hace sonreír. En este mundo de tecnología, el corazón humano ha encontrado una forma de conectar".

Sin embargo la crítica de cine no parece haber sintonizado la frecuencia portadora de la película: "una campaña publicitaria disfrazada de entretenimiento familiar", "adolece también del descontrol absoluto del payaso de la función que enferma del síndrome de Jar Jar Binks", "un gran pulgar hacia abajo".

Tony Leondis: "En un mundo poblado por emojis que no expresan más que una sola emoción, un emoji con todas las expresiones supondría una gran amenaza. No es casualidad que, en nuestro mundo, ser diferente resulte a veces amenazador para otras personas".

Y en la banda de los premios, también le ha tocado el de los ojos grandes: en los Golden Schmoes Awards de 2017 resultó ganadora como Peor Película y en los Premios Razzie reunió póker (Peor Director, Peor Pareja en Pantalla, Peor Guion y Peor Película).

Tony Leondis: "Gene (el emoji protagonista) tiene muchas emociones, que le han dicho que tiene que contener, por lo que tampoco sabe cómo expresar sus emociones. Gene pasa de dudar de sí mismo a aceptarse, a ser alguien que celebra sus diferencias. Celebrar nuestras diferencias es algo muy importante, hoy más que nunca".

Acompañado de su amigo Choca Esos Cinco, Gene busca a la emoji criptógrafa Rebelde, que promete que puede arreglar a Gene, si logran llegar hasta la Nube. El viaje de Gene lo lleva por algunas de las aplicaciones más populares -entre ellas, Candy Crush Saga, Dropbox, Instagram, Just Dance, Spotify, Twitter, WeChat y YouTube- y cada una de dichas aplicaciones es un mundo en sí mismo que recorrerán los tres emojis en su camino a la Nube. En la película también aparecen otras aplicaciones populares, como Crackle, Facebook, Shazam, Snapchat y Twitch.

Tony Leondis: "Es un gran privilegio jugar con todos esos mundos, que forman parte importante de la vida diaria de todo el mundo. Cada aplicación que escogimos tenía que suponer un desafío para Gene y obligarlo a avanzar emocionalmente en su viaje, pero también tenía que ser una aplicación interesante y conocida por todos, que cualquier niño pudiera tener en su móvil. Así es como combinamos nuestra aventura por esas aplicaciones con nuestra historia sobre la comunicación y sobre un chico que se siente diferente".

Emoji: el primer idioma que ha creado el mundo digital.

La palabra emoji proviene del japonés. "E" significa "imagen"; y "moji" significa "letra" o "carácter".

Los expertos dicen que los emojis representan el primer idioma que ha creado el mundo digital. Estos iconos han sido especialmente diseñados para añadir matices de emociones a un texto plano. En 2015 fue la palabra del año del diccionario Oxford, en 2018 la Real Academia de la Lengua Española (RAE) incluyó aspectos del entorno digital como los emojis en su libro de estilo. Además, ha sido la ‘Palabra del Año 2019’ por la Fundéu BBVA, Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia Efe y BBVA.

Según declaró la Fundación, "los emoticonos y emojis (y sus evoluciones: bitmojis, memojis, animojis...) forman parte ya de nuestra comunicación diaria y conquistan día a día nuevos espacios más allá de las conversaciones privadas en chats y aplicaciones de mensajería en los que comenzó su uso". Para la Fundéu, es "innegable" su impacto en la vida diaria y su relación con "con el resto de los elementos que conforman la comunicación, como palabras, frases, signos de puntuación...". Por ello eligieron a los emoticonos y a los emojis como palabra del año.

El antecedente del emoji es el emoticono. Los emoticonos se usaban en los años 90 en chats, foros y en Messenger, un servicio de mensajería instantánea creado por Microsoft en 1999. Los más comunes eran :-) y :-( para expresar alegría o tristeza, aunque la cara guiñando un ojo ;-) se convirtió en uno de los más populares. Algunos usuarios comenzaron a innovar y crearon otros.

El diseñador japonés Shigetaka Kurita creó los primeros 176 emojis en 1999 para NTT DoCoMo, una empresa de telefonía japonesa. Kurita se inspiró en el manga, donde se representan conceptos con un símbolo. Había personajes que mostraban el tiempo (como el sol, las nubes, un paraguas, un muñeco de nieve...), transportes (un automóvil, un tranvía, un avión o un barco), elementos tecnológicos (un teléfono fijo, un móvil, una televisión o la GameBoy) y todas las fases de la luna. Esos caracteres no eran puramente informativos: por primera vez se agregaba un subtexto emocional a un mensaje.

Emoji los 176 originales b

Cuando la popularidad de los emojis creció en Japón, las compañías móviles rivales copiaron la idea de NTT DoCoMo. Después, Apple, Facebook y Google, empezaron a buscar la oportunidad de incorporarlos en sus plataformas. En 2007, el equipo de software de Google solicitó que los emojis fueran reconocidos por el Consorcio Unicode, un grupo formado por Adobe, Apple, Facebook, Google, IBM, Microsoft, Oracle y Yahoo. Este grupo es el actual responsable de mantener un estándar de codificación de caracteres para facilitar la información, transmisión y visualización del emoji en diferentes plataformas.

La propuesta fue aceptada en 2010 y los emojis comenzaron a reconocerse como forma de comunicación universal. Además, se añadieron cientos de iconos, como caras de gato que expresan felicidad, enfado o tristeza. En 2011 Apple agregó un teclado emoji oficial a iOS, y Android siguió su ejemplo dos años después. Este hecho permitió a los usuarios acceder a ellos directamente desde sus teléfonos, provocando que su popularidad se dispersara por todo el mundo. Como los emojis se hicieron tan populares, el Consorcio Unicode agregó nuevas actualizaciones que requieren un largo proceso de creación. Suele llevar hasta dos años desde que existe un primer borrador hasta que está incluido en el teléfono del usuario.

A medida que el vocabulario emoji comenzó a crecer, los usuarios se preguntaron por qué había seis iconos de sushi, pero ninguno de tacos o burritos. Había una variedad de emojis profesionales como médicos, chefs o policías, pero todos eran hombres y blancos. En 2014 se comenzó a revertir esta brecha con una actualización de diversidad con cinco nuevos tonos de piel y un conjunto de parejas del mismo sexo. Desde entonces, cada actualización ha incluido cada vez más diversidad de los tipos de personas y culturas. En 2015 surfistas y ciclistas, mujeres con cascos y estetoscopios, personas con turbantes e hijabs. Las actualizaciones de 2016 incluían un emoji de padre soltero, bandera del orgullo y mujer de levantamiento de pesas.

En la actualización de Android 10, que Google empezó a distribuir en septiembre de 2019, se incluían 53 emojis de género neutro. Y para los usuarios de Apple, en la actualización de noviembre de iOS 13.2, también se incorporaba una colección de emojis inclusivos.

Según Unicode, en la revisión 13.0Beta (13 de diciembre de 2019) existen un total de 3.299 emojis, divididos en 10 categorías. Las que más tienen son: gente y cuerpo humano (1.832), banderas (269), objetos (250) y símbolos (220).

Javier Lascuráin: "No se trata, por supuesto, de que los emoticonos y los emojis vengan a robarnos palabras o a pervertir nuestra lengua, que ha mostrado durante siglos su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos y a las tecnologías de cada época. Ni de que acabemos expresándonos solo con este tipo de elementos. Creemos más bien que constituyen un elemento más que contribuye a lograr el fin último de las lenguas: la comunicación entre las personas. En un mundo marcado por la velocidad, los emoticonos aportan agilidad y concisión. Y en un entorno en el que buena parte de lo que escribimos, sobre todo en chats y sistemas de mensajería instantánea, es comunicación oral puesta por escrito, estos elementos nos permiten añadir matices gestuales y de intención que de otro modo se perderían".

Vídeos

Gene es un emoticono nacido en una familia con tradición de 'bah' -con el cometido vital de mostrar indiferencia o desdén-, pero que es capaz de mimetizarse con cualquiera de las otras emociones.

Tráiler

Gene vive en Textópolis, una ciudad en la que todos sus habitantes están programados para hacer una única cosa atrapados en un perverso sistema monofuncional y utilitarista.

¿Sabes cómo es el mundo secreto de los emojis?

El día en el que por fin se va a estrenar como parte productiva en el móvil de Álex -un adolescente hiperconectado que intenta que su amor platónico le haga caso mandándole mensajes desde el móvil-, Gene sufre pánico escénico y es incapaz de cumplir su única misión en la vida: poner cara de indiferencia. Por ello tendrá que presentarse en el despacho de Sonrisas, la Jefa, que quiere castigar a Gene... con la eliminación.

Gene te presenta a los habitantes de Textópolis

A partir de ahí comienza la 'app-ventura': en su huida para salvarse de la eliminación, Gene se topa con una sucesión de pruebas al ir saltando de aplicación en aplicación dentro del 'smartphone'. Desde el célebre 'Candy Crush' hasta 'Just Dance', Gene tendrá que superar los retos de las distintas aplicaciones mientras escapa de unos robots antivirus con la ayuda de Choca Esos Cinco (una mano amiga) y Rebelde (una 'emoji' díscola).

Gene y Choca Esos Cinco se van de aventuras

29 dic 2019. 'Emoji' se ha alzado con la distinción de palabra del año que concede desde hace siete años la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), promovida por la Agencia Efe y BBVA. Dicha palabra ha ganado así a las otras once candidatas, entre las que se encontraban 'exhumación', 'DANA' o 'electromovilidad'. Los emoticonos y emojis forman parte ya de nuestra comunicación diaria y conquistan día a día nuevos espacios más allá de las conversaciones privadas en chats y aplicaciones de mensajería en los que comenzó su uso.

Telediario - 'Emoji' se impone como la palabra del año 2019

Están siempre cerca: en los chats, los correos, los wasaps... Y pese a esa intimidad con la que los tratamos, seguimos teniendo algunas dudas sobre su verdadero nombre y sobre cómo pronunciarlo.

Fundéu BBVA - ¿Se dice /emóji/ o /emóyi/?

382
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones