Enemigo público
Enemigo público

Dirigida por

Tony Scott

Año

1998

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: La privacidad de las comunicaciones y el efecto mariposa de una llamada telefónica.

Enemigo público: tienes un satélite asignado

Un homogeneizador es un equipo que produce una integración entre dos o más elementos fluidos o líquido-sólido a un nivel más avanzado que un mezclador pues logra una mezcla homogénea, más estable y de textura más suave, sin grumos. 
En "Enemigo público" Tony Scott lleva al límite el tema del falso culpable y hasta el paroxismo la conspiranoia de los recursos y medios, técnicos y humanos, que el gobierno puede acabar aplicando sobre el ciudadano de a pie para, por contraste a estos excesos, sintetizar por boca de uno de los personajes la solución o alternativa a la que echar mano: "la única privacidad que queda es la que está en nuestras mentes". 
Una ley sobre la supeditación de la privacidad de las comunicaciones y de la intimidad del ciudadano ante la seguridad nacional está a punto de ser aprobada. Dentro de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional) hay un jefe de grupo, cargo más político que técnico, interesado personalmente en que la ley se apruebe. Y para ello no duda en hacer uso de los recursos de la agencia para decantar la balanza del resultado hacia su silla. Sin embargo, el estudio ornitológico de unas aves migratorias, además de evidenciar la carencia vitamínica del cargo aporta la prueba de su participación personal en la eliminación de un congresista opositor confeso de la aprobación de la ley. Una copia de la prueba acaba en la bolsa de los regalos navideños de un bien situado abogado laboralista que, siendo ajeno a la trama y desconocedor de los hechos, pasa a ser el "enemigo público" del jefe de grupo. Privacidad e intimidad, jefes y jefecillos, seguridad nacional, mafia, NSA, micrófonos y cámaras, FBI, satélites de comunicaciones y de seguimiento, son algunos elementos que las manos homogeneizadoras de Tony Scott dosifican y secuencian hasta reunirlos en una escena clímax en la que se logra la homogeneización de todos ellos, espectador incluido. 
Recuerdo que después de haber visto la película, era enero de 1999, cada vez que yendo por la calle sonaba el móvil me parecía apreciar la sombra del satélite de comunicaciones sobre mí. Luego, tras el 11-S el poder de la NSA llegó más allá de la estratosfera hasta, en 2013, desembocar en las declaraciones del analista Edward Snowden, "no quiero vivir en un mundo donde todo lo que hago y digo queda grabado". Pero este despegue de la NSA no es otra película sino otra historia.

Vídeos

Tony Scott realiza una celebración de las capacidades de fragmentación de las imágenes en el cine de finales de los años 90. Todo un caleidoscopio de texturas y filtros cuyo objetivo es demostrar la amplia gama de posibilidades a la hora de rodar pudiendo colocar o esconder una cámara prácticamente en cualquier sitio -en un móvil, en un botón, una cámara de seguridad de una tienda o de control de tráfico, un satélite espacial- y el virtuosismo como director de orquesta a la hora de dirigir y controlar al cualificado equipo técnico de la película.

Títulos de crédito

¿Qué ha sido eso? ¡¡He volado el edificio!! ¿¡Por qué!? ¡¡Porque usted hizo esa llamada!!.

Tráiler (en inglés)

526
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones