Feedback
Feedback

Dirigida por

Pedro C. Alonso

Año

2019

Etiquetas

2010 | Internet | Radio

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: En un estudio de radio, en 2019.

Situación: Emisión en directo, con un retardo de unos minutos.

Situación: El feedback, en directo, de una emisión de radio en directo son las redes sociales en general y twitter en particular.

Feedback: En el aire, esta noche

Estamos en la emisora de radio DBO, en Londres, a pocos minutos de que dé inicio el polémico programa nocturno "La cruda realidad". Su presentador estrella, el mediático Jarvis Dolan, tiene previsto un programa especial contra el Brexit y la empresa le acaba de obligar a que esta noche comparta micrófono con su compañero Andrew, con quien también comparte un pasado de celebridad y excesos. Una vez empezado el programa, en directo pero con un retardo de unos minutos, el estudio es tomado por dos individuos enmascarados, violentos y armados, que están empeñados en sacar a Andrew y Jarvis la verdad acerca de lo ocurrido una noche, hace unos años, en una habitación de hotel. Y quieren que la confesión sea en vivo, en directo, ante los micrófonos de "La cruda realidad".

Jarvis es un referente de las ondas, una estrella de la radio cuyo indiscutible liderazgo le ha hecho merecedor de un prestigio que lo es todo en su vida y nunca consentiría que nadie se lo robara. Padre de una hija, Julia, Jarvis solo volvería a casarse con el micrófono de la emisora. Hace siete años que rompió relaciones con su socio Andrew, pero sabe que estarán unidos de por vida. Bajo su apariencia tranquila y calma, late un luchador incansable que defenderá su reputación hasta el final, sin importar las consecuencias.

Andrew, exsocio de Jarvis es un vividor, un juerguista con pinta de rockero trasnochado que se ha quedado atrapado en la veintena a pesar de estar superando los cincuenta. Excesivo, indiscreto y mal hablado, Andrew es lo que se podría considerar un "ego con patas". Sin embargo, tras esa apariencia de intocable se esconde un ser inseguro que se ha quedado sin amistades, apoyos y trabajo por convertir el límite en su eje de vida. Por eso, cuando le proponen recuperar su sitio junto a Jarvis, Andrew verá una oportunidad que tiene que aprovechar a pesar, incluso, de sí mismo.

Claire es una incorporación reciente al programa, una joven becaria que lleva dos meses entre los botones de la mesa de control y a la que Jarvis nunca ha prestado atención pues él y los puestos más inferiores de la escala son incompatibles. Lo que nadie en la emisora sabe es que Claire está marcada por un pasado.

Brennan es uno de los dos enmascarados que irrumpen en el estudio y que Jarvis deberá aprender a controlar si quiere salir con vida del programa. Brennan es cerebral y frío, es contención y serenidad, pero con una historia oculta que puede sacar a la luz la peor de las pesadillas. Al contrario que Alex, Brennan es capaz de discernir su objetivo de la locura. Eso le hace menos intransigente, pero también le hace razonar como nadie toda su violencia.

Alex es el contrapunto de Brennan, un animal incontrolable y disparado capaz de arrasar hasta consigo mismo. Ese carácter no es más que el resultado de un dolor que Jarvis deberá entender si quiere escapar de un laberinto sin aparente salida. En el fondo, Alex no es más que un joven con la vida rota y el corazón machacado y eso no solo le hace imparable, también le convierte en un peligro sin nada que perder.

El estudio con los micrófonos y cascos, la pecera de la sala de control, los relojes, las pantallas, la presión del directo y la paradoja de estar incomunicado en un medio de comunicación masivo contribuyen a crear un malsano caldo de cultivo para una acción que se sustenta en la premisa de la postverdad, tanto social (con los temas del #MeToo, Brexit, que el programa alardea de poner sobre la mesa) como personal (el pasado es incognoscible pues cada personaje tiene su propia versión de los hechos) y que poco a poco se vuelve más densa e impactante para acabar en un descenso a los infiernos en el que varios elementos son explotados con gran precisión, especialmente el espacio y el diseño de sonido, salpicado todo ello con unos estratégicos toques de violencia al punto gore para, probablemente, conseguir que cierto sector del público deje de mirar el móvil durante la proyección, y que desemboca en un vertido de lodo moralmente resbaladizo, quizá para reafirmar la premisa inicial del auge de la postverdad en una sociedad desesperada y sin códigos morales claros o presagiar la dicotomía que existe entre la verdad y su imagen pública.

Andrew confesándose ante el micrófono, un momento muy radio.

La 'Sala muerta' es un lugar silencioso, puro, lúdico y que parece pertenecer a otro mundo. Es el espacio más singular de la película y, aunque no es nada frecuente en las emisoras de radio, durante el proceso de documentación para diseñar los decorados, el director encontró habitaciones como ésta en delegaciones de la BBC por ejemplo, así que no es algo inverosímil. Se trata de una cámara anecoica, también llamada coloquialmente, "sala seca", una habitación diseñada para minimizar la transmisión del sonido por el aire, para atraparlo.

El director trabajó mano a mano con Alberto Carballido, un diseñador gráfico y director de arte con una gran experiencia en el campo de los sistemas corporativos y señalética. Alberto conceptualizó y diseñó el manual de identidad de DBO Radio como si fuera un encargo para una emisora de verdad. Aunque no aparezcan en pantalla, hasta se diseñaron las tarjetas de visita de la gente que trabaja en la emisora.
En términos prácticos, un estudio circular es una mala idea. Pero "Feedback" cuenta la historia de un hombre atrapado en todos los niveles, desde el físico al emocional. Y ninguna figura geométrica describe mejor el encierro que el círculo. Y si se le da altura, cuando la figura es tridimensional, se obtiene un cilindro, un pozo, una rueda de hámster en la que está atrapado Jarvis y donde, por mucho que corra, no puede sino volver una y otra vez siempre al mismo punto. El estudio es, claramente, una extensión de la imagen pública de Jarvis. Y la degradación que ambos sufren a lo largo de la historia es paralela.

La sala de control del estudio, como es habitual, es un espacio oscuro que, además, se pasa gran parte del tiempo con la luz apagada lo que inicialmente refuerza la sensación de amenaza desconocida que suponen los asaltantes para después servir de reflejo de las personalidades de los personajes.

Notas del director:
  • Me interesan los personajes que toman malas decisiones. Objetivamente malas. Por eso, me fascina trabajar con personajes que se equivocan en sus planteamientos de base, en los medios que eligen para lograr un determinado fin, en sus elecciones frente a las diatribas y sobre todo, porque me ayudan a comprender cómo, cuándo y por qué el poder corrompe.
  • Me gusta pensar que hemos hecho una película a la que le va la etiqueta de #elevatedhorror o que podemos calificar como un social horror thriller. Los personajes de "Feedback" son complejos, contradictorios y descarnadamente humanos. El espectro temático resuena en los titulares de cualquier medio de comunicación, en las redes sociales y las conversaciones que cualquiera de nosotros hemos podido tener esta misma mañana, pertenece a lo social, a nuestro ahora. El misterio, la intriga, la incertidumbre, el conflicto de cada personaje y las tensiones entre ellos, la búsqueda de la verdad o la justicia vienen directamente del thriller. Pero esta película es también una revisión profunda del "home invasion", con su "monstruo sobrenatural" encarnado en dos individuos que van siempre por delante de los protagonistas, poderosos, inasequibles a la derrota, ajenos a la empatía y la moral. Y por tanto, aterradores.
  • Escribí y dirigí "Feedback" con la intención de contar una historia compleja con el menor número de elementos posibles. Exponer su esqueleto y ser fiel a unas unidades dramáticas -espacio, tiempo y acción- prácticamente intactas. Mi intención ha sido explorar en la esencia de la historia, desprovista de todo artificio y redundancias, donde cada pieza de la puesta en escena tiene una función y se relaciona con las demás configurando un complejo mecanismo de relojería en el que atrapar al espectador durante 90 intensos y emocionantes minutos.
  • Con unos actores que cargan con el peso de la acción y las emociones, "Feedback" es austera en su lenguaje visual de manera premeditada. No he sentido la necesidad de abandonar la atención sobre ellos y entretener al espectador con maniobras técnicas. Sin embargo, con el sonido, hemos hecho exactamente lo contrario. "Feedback" transcurre en un estudio de radio, un universo sonoro complejo y cuajado de detalles. Quizás por eso, siempre supe que en la producción del audio había una película tan relevante como en la imagen o el propio guion.
  • Si algo he tenido claro en este proceso, es que una vez se entra en el universo de "Feedback", es casi imposible -como le sucede a nuestros personajes- poder escapar. La historia tiene la misión de atraparte y no soltarte. El filme se desarrolla casi en tiempo real dentro de una habitación y lo que sucede fuera de ese estudio aislado de la noche londinense, da igual. Solo importa la verdad, o que la voz sea secuestrada para siempre.

Vídeos

El movimiento #MeToo ha calado muy hondo en la sociedad, y en todos los lugares del mundo se ha alzado la voz contra el establishment de Hollywood que durante décadas ha encubierto casos, algunos terroríficos. El director tenía algo que decir y lo ha plasmado en esta película con toda la crudeza que ello conlleva, con una contundencia que hasta puede cuestionarse por violenta pero que sin duda hace llamar la atención. Por otro lado, el carácter intrínsecamente sonoro de la radio, la mágica atmósfera de una sala en la que el micrófono es un protagonista absoluto, el estudio como pista central, la cabina como sala de mandos, la sala anecoica como lugar que guarda el silencio, son elementos con los que Pedro C. Alonso desarrolla una historia en la que diferentes recursos sonoros subrayan la importancia del entorno.

Tráiler

Pedro C. Alonso: 'En muchos sentidos, "Feedback" es como una película de "casa encantada", del mismo modo que lo puede ser Alien, donde la Nostromo es un personaje más de la película. En este tipo de historias, el sitio en el que se desarrolla la acción juega un papel esencial y no puedes tratarlo simplemente como "un lugar". Por otro lado, una película como ésta necesita funcionar como un reloj y concebir acción, tiempo y espacio a la vez ayuda a que la historia fluya. En sentido narrativo y visual, el espacio también recorre un arco de transformación, como los propios personajes. Va mutando y se nos va presentando de formas diferentes a lo largo de la historia de manera sutil y orgánica. En definitiva, yo necesitaba un espacio que me ayudase a contar la historia y hay una inversión de tiempo y trabajo análoga a la realizada con los personajes o la propia trama'.

Vídeo: La película

Jarvis es un hombre íntegro, valiente, echado para adelante, y un presentador de radio combativo, antiBrexit y, de alguna manera, ligado al populismo.
Andrew es alguien que disfrutó haciéndose famoso porque así satisfacía una demanda de su ego. Sin embargo, llega el momento en que tiene que hacer una confesión, y es obligado a admitir algo que hizo en el pasado y de lo que preferiría no hablar jamás.
Claire es una joven becaria que lleva dos meses en la mesa de control del estudio y es una caja de sorpresas.
Brennan es un hombre que perdió a su hija hace siete años y está desesperado por saber qué le pasó.
Alex es un chico que sufrió una experiencia traumática en el pasado no es capaz de comunicar cómo se siente. Por eso, se pone a garabatear sobre cualquier cosa o hacerse estúpidos tatuajes. Y claro, también le lleva a ejercer verdadera, desmedida, violencia.

Vídeo: Los personajes

Pedro C. Alonso: 'No hay nada en el diseño de los decorados de "Feedback" que no sea premeditado. En términos realistas, un estudio circular es una mala idea. Pero necesitaba que el espacio me ayudase a transmitir y amplificar las emociones a lo largo de la historia. "Feedback" cuenta la historia de un hombre atrapado en todos los niveles, desde el físico al emocional. Y ninguna figura geométrica cuenta mejor el encierro que el círculo. Cuando llevas el círculo a tres dimensiones y le das altura, tienes un cilindro, un pozo -o, como decíamos en rodaje, la "rueda del hámster"-, en la que está atrapado Jarvis y donde, por mucho que corra, no puede sino volver una y otra vez siempre al mismo punto. El estudio en tambor también es resultado de mi búsqueda de un espacio que se pueda mostrar de forma diferente según avanza la historia. Tenemos que tener en cuenta que nos pasamos ahí dentro el 80 por ciento del relato y estar viendo la misma esquina una y otra vez iba a ser duro para el espectador. La curva, la simetría, ayudan a desubicar y en conjunción con la luz, vemos el espacio como algo en cambio y no estático. Por otra parte, la piel del estudio es una idealización de las trampas acústicas de este tipo de espacios. Al ser bicolor y estar dispuestas con esa separación, nos permitía convertir el espacio en algo oscuro o más claro según lo que la historia necesitase en ese momento. En definitiva, el estudio es, claramente, una extensión de la imagen pública de Jarvis. Y la degradación que ambos sufren a lo largo de la historia es paralela.

Vídeo: La radio

Hoy por hoy, A Coruña, magazine presentado por Mayte González.

Entrevista Pedro Corredoira, director de Feedback (01/03/19) en Play SER

Lauro Martín: "Feedback es un thriller de violencia explícita ambientado casi en su totalidad en un estudio de radio; una localización claustrofóbica para una historia inquietante".

Días de cine - Feedback

15
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones