For all mankind
For all mankind

Dirigida por

Al Reinert

Año

1989

Etiquetas

1960 | 1970 | Apolo | Audio | Documental | Espacio | Música

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: De la Tierra a la Luna y vuelta con imágenes de archivo de la NASA, comunicaciones de radio grabadas de las misiones Apolo y comentarios de los propios astronautas del Apolo 8 al Apolo 17.

Situación: La necesidad científica de capturar las imágenes de los vuelos espaciales.

For all mankind: un viaje a la luna como si fuera un espectador

El programa Apolo duró una década y fue la empresa no dedicada a la guerra más grande y costosa en la historia del hombre. Durante los cuatro años que transcurrieron entre diciembre de 1968 y noviembre de 1972, hubo nueve vuelos tripulados a la Luna. Veinticuatro hombres hicieron el viaje; doce aterrizaron en la superficie lunar. Fueron los primeros seres humanos en dejar el planeta Tierra para ir a otro mundo.

Todo comenzó como un sueño en el Amanecer del Hombre, cuando los primeros humanos miraban al cielo nocturno y reflexionaban sobre la Luna, dormían bajo su influencia y soñaban con tocarla. Esa atracción lunar es primitivamente natural, literalmente visceral e innegable.

En el siglo II, un astrólogo sirio llamado Luciano de Samasota fue el autor del primer relato conocido, titulado 'Historia verdadera', de una visita a la Luna. Descubrió allí "un enorme espejo" en el que podía mirar hacia su casa con una claridad sorprendente. Por supuesto que era una obra de ficción pero el sueño que lo inspiraba era común y universal. Casi todas las razas y tribus de la humanidad que se remontan a la más profunda antigüedad tienen mitos y leyendas sobre el hecho de tocar la Luna.

El hombre occidental refinó y embelleció estos cuentos impregnándolos con su ciencia a lo largo de los siglos. Así, conjuntando Galileo y Tsiolkovsky, Julio Verne y H.G. Wells respondieron al sueño con sus propias creaciones. Si bien la creación de cada genio fue individual, sus pensamientos fueron acumulativos y la visión adquirió vitalidad y fuerza.

Los cineastas se unieron a este movimiento lunar tan pronto como se inventó su forma de arte. Desde Fritz Lang hasta Walt Disney y Stanley Kubrick, la Luna fue tocada en las películas durante 50 años, de manera cada vez más creíble, realista y artística. Y siempre había un público dispuesto a ser transportado, ansioso de compartir la visión, como siempre había habido un esfuerzo por agarrar un pedazo de la Luna.

Por su parte, Al Reinert comenzó a entrevistar a los astronautas de las misiones Apolo en 1976: "Eran en su mayoría astronautas retirados para entonces, hombres cambiados. A lo largo de los años grabé casi 80 horas de entrevistas con esos humanos extraterrestres originales, y los extractos de las cintas constituyen la mayor parte de la banda sonora de For All Mankind. La película habla así con la voz íntima de la experiencia personal".

Cada astronauta describió el mismo viaje, en esencia, pero cada uno lo expresó de manera muy diferente. Todos tenían recuerdos nítidos de ciertos momentos clave que eran comunes a las nueve misiones: el despegue o la primera sensación de la ingravidez, su asombrada primera visión de toda una Tierra, su aturdida primera mirada a la Luna de cerca.

Además de las descripciones de los lugares de interés y los eventos, Reinert también recogió ideas y reflexiones de estos pioneros. Ir al espacio es, después de todo, una de las formas en que la humanidad ha expandido su autoconciencia. La Luna fue simplemente -como dice el astronauta Jim Irwin, que aterrizó allí en el Apolo 15- "nuestro primer paso en el espacio, donde el hombre pudo mirar atrás y ver la Tierra, y verse a sí mismo, en una perspectiva diferente".

Lo que los astronautas vieron es la película en sí, pues ellos fueron al espacio llevando cámaras de cine -cámaras de filmación de 16 mm- y las hicieron servir como si fueran turistas, cada vez que veían algo sorprendente o espectacular, o simplemente importante. Como resultado, trajeron miles de metros de película, tal vez la más extraordinaria jamás filmada por los seres humanos. Reinert tuvo acceso a este archivo cinematográfico, lo revisó exhaustivamente, lo editó cuidadosamente, lo procesó elaboradamente y, finalmente, convirtió las filmaciones originales de 16mm a copias maestras de 35mm.

El resultado no es una película documental al uso. Reinart combina las imágenes de archivo de la NASA, superpuestas a las comunicaciones de radio grabadas de las misiones e intercala comentarios de los propios astronautas. Vemos a los astronautas preparándose, abordando su transbordador, su vuelo al espacio, aterrizando en la Luna, explorando su superficie. Vemos a los controladores de la misión ante las pantallas de sus consolas y hablando con los astronautas. La voz en off permite acceder al estado mental de los astronautas. Secuencias como la vista de nuestro planeta azul visto desde la parte trasera de un cohete que se escapa o la visión de la superficie lunar que se extiende en un horizonte negro marcan la totalidad de la película.

Reinert nos muestra cómo era realmente el espacio. Las primeras imágenes de televisión transmitidas desde las misiones Apolo, y particularmente desde la Luna, eran borrosas e imprecisas y los espectadores no siempre sabían lo que estaban viendo en sus televisores CRT, más cuando la mayoría de los televisores no mostraron color hasta 1972. Como resultado, los telespectadores dependían de los faldones (el faldón, también llamado Chyron, es como el rótulo pero sirve para dar información extra o resaltar datos importantes) y de los comunicados de radio proporcionados por los astronautas y las emisoras de noticias para dar sentido a las imágenes que se veían en la televisión. Para las audiencias de cine, las nítidas imágenes a escala de cine de "For All Mankind" fueron toda una revelación.

Medio siglo después de que Neil Armstrong bajara por aquella escalera hasta la superficie lunar, nos hemos acostumbrado a los muchos avances científicos generados por el programa espacial: además de los formidables avances en robótica, tenemos GPS en nuestros teléfonos y millones de personas se han beneficiado de los avances en la purificación del agua y las vacunas. Pero la película de Reinert sigue siendo impactante en su belleza. Por ejemplo, la toma de la luna parcialmente en sombra, flotando contra un fondo impenetrable de color obsidiana mientras la voz en off de Eugene Cernan, experimentado astronauta en las misiones Apolo 10 y Apolo 17, describe el momento: "moviéndose en una oscuridad que está casi más allá de la concepción". En la voz en off, Cernan describe el extraño espectáculo en términos propios de un filósofo y no de un ingeniero aeronáutico y piloto de caza: "Tienes que pellizcarte literalmente y hacerte la pregunta, en silencio, '¿Sabes realmente dónde estás en este momento en el tiempo y el espacio, en la realidad y en la existencia?'.

La película de Reinert sigue fascinando porque, discretamente, pone el foco sobre la necesidad científica de capturar las deslumbrantes imágenes de los vuelos espaciales. La NASA recopiló documentación detallada de cada uno de los vuelos Apolo, particularmente durante las etapas cruciales de separación del cohete Saturno V, en previsión de que ocurriera un desastre. Para garantizar la conservación de un registro visual de cada vuelo, los astronautas de las misiones Apolo arrojaban periódicamente a la Tierra cartuchos resistentes al calor de material filmado. Se habían lanzado contenedores de película similares, equipados con transmisores de radio, desde los satélites Corona en órbita y se habían cazado al vuelo por medio de aviones de carga C-119J y JC-130 modificados, utilizando cuerdas y ganchos especiales. Pero la NASA optó por emplear otro método igualmente insólito para traer las imágenes de vuelta a la Tierra: el lanzamiento en paracaídas de los cartuchos al océano, donde fueron recuperados por submarinistas de rescate de la Marina que tuvieron que nadar por aguas infestadas de tiburones para recuperar las imágenes que registraban estas hazañas de ingeniería para la futura investigación aeroespacial.

'For all mankind' combina las historias de las misiones Apolo en un único vuelo compuesto. La intensidad del entrenamiento, la emoción del despegue, el suspense del viaje, la euforia del alunizaje y el alivio del chapoteo constituyen un arco seminarrativo fascinante. La película recorre estas etapas sin identificar las fuentes: no hay títulos que indiquen qué plano es de qué misión, no hay bustos parlantes y los trece astronautas que proporcionan la narración no se identifican en la pantalla cuando hablan. La estética que prevalece en la película es la "R" mayúscula, de Romántica, con la partitura onírica de Brian Eno que proporciona el tejido conectivo.

Narradores:

  • Jim Lovell: Apolo 8, Apolo 13.
  • Russell Schweickart: Apolo 9.
  • Eugene Cernan: Apolo 10, Apolo 17.
  • Michael Collins: Apolo 11.
  • Charles Conrad: Apolo 12.
  • Richard Gordon: Apolo 12.
  • Alan Bean: Apolo 12.
  • Jack Swigert: Apolo 13.
  • Stuart Roosa: Apolo 14.
  • James Irwin: Apolo 15.
  • Ken Mattingly: Apolo 16.
  • Charles Duke : Apolo 16.
  • Harrison Schmitt: Apolo 17.

Vídeos

Durante las misiones de Apolo, de 1968 a 1972, quienes iban a bordo recibieron cámaras de 16 mm y se les dijo que filmaran todo lo que pudieran, en el espacio, en la órbita y en la superficie de la luna. Años después, el cineasta Al Reinert se adentró en los archivos de la NASA para crear este extraordinario compendio de aquellos viajes y experiencias. Ensamblado a partir de cientos de horas de metraje propio de los astronautas, con una banda sonora compuesta por sus recuerdos y una partitura especialmente compuesta por Brian Eno, la película toma la forma de un viaje de ida a la Luna y de vuelta a la Tierra, presentado con elegante simplicidad y exquisito detalle consigue crear una visión sobrecogedora del esfuerzo humano.

For all mankind

La película resulta en un documento de primera mano genuinamente hipnotizador, íntimo y asombroso de uno de los hitos culminantes del siglo XX.

For all mankind (english subtitles)

En 1979 el director Al Reinert empezó a escarbar en el archivo de películas de la NASA en el Centro Espacial Johnson para crear 'For All Mankind'. Este documental de 2009 explora el trabajo y los materiales utilizados e incluye comentarios del propio Reinert, del astronauta del Apolo 12 Alan Bean, de los montadores de películas de la NASA Don Pickard y Chuck Welch, del conservador de películas Morris Williams y del bibliotecario principal Mike Gentry.

An Accidental Gift: The Making of "For All Mankind"

Este documental de Grant Armour, filmado con motivio de la edición ampliada de 'Apollo: Atmospheres & Soundtracks' y el 50 aniversario del alunizaje del Apolo 11, incluye entrevistas con Brian Eno, Daniel Lanois y Roger Eno y analiza el proceso de creación del álbum 'Apollo' de 1983 y su ampliación en 2019 con el segundo disco de bonus 'For All Mankind'.

Brian Eno on Apollo

En 1983, el músico, productor y compositor de música ambiental Brian Eno, junto a su hermano Roger y su compañero de producción Daniel Lanois, lanzó 'Apollo: Atmospheres & Soundtracks', una colección instrumental con la música creada para el documental de Al Reinert "For All Mankind" (por esas fechas el título del documental era 'Apollo'). En 2019, con motivo de la celebración del 50 aniversario del alunizaje del Apolo 11, el álbum se ha reeditado incluyendo los temas del original pero remasterizados por Miles Showell. Además, hay una edición extendida que incluye un segundo disco con 11 nuevas composiciones diseñadas para reimaginar la banda sonora de la película y, como factor adicional, marcar la primera vez que Brian, Roger y Daniel se han unido desde el álbum original Apollo. De este reencuentro cabe destacar el video del tema que cierra el disco de bonus, 'Like I Was A Spectator', por las imagenes de la NASA correspondientes al despegue y entrada en órbita de una lanzadera espacial.

Disc 1: Apollo: Atmospheres & Soundtracks (Remastered)
01 Under Stars (4:29)
02 The Secret Place (3:31)
03 Matta (4:20)
04 Signals (2:47)
05 An Ending (Ascent) (4:24)
06 Under Stars II (3:23)
07 Drift (3:05)
08 Silver Morning (2:40)
09 Deep Blue Day (3:58)
10 Weightless (4:35)
11 Always Returning (4:04)
12 Stars (8:02)
Disc 2: For All Mankind (Bonus)
01 The End Of A Thin Cord (4:08)
02 Capsule (3:13)
03 At The Foot Of A Ladder (3:35)
04 Waking Up (2:29)
05 Clear Desert Night (3:11)
06 Over The Canaries (4:41)
07 Last Step From The Surface (3:58)
08 Fine-grained (3:34)
09 Under The Moon (3:10)
10 Strange Quiet (4:09)
11 Like I Was A Spectator (4:23)

Apollo: Atmospheres And Soundtracks (Extended Edition)

A pesar de toda la belleza que se exhibe en "For All Mankind", no hay que perder de vista que la exploración espacial fue, y sigue siendo, un esfuerzo político profundamente territorializado y perpetuamente disputado. Independientemente de las ideologías en competencia que motivan la exploración espacial, Reinert siguió siendo un verdadero creyente en su bien universal, adoptando una visión más elevada de la relación de la humanidad con el cosmos. Antes de morir, Reinert estaba trabajando en un nuevo documental sobre la Estación Espacial Internacional, acertadamente titulado "Above It All". En un tráiler de la película, inacabada, aparece ante la cámara con su entusiasmo infantil no disminuido por la edad profetizando: "Ahora tenemos toda una generación de profesionales del espacio que tienen el mismo sueño, y creo que eso es lo que nos va a permitir, como raza, como especie, seguir adelante".

Above It All Trailer (featuring Al Reinert)

40
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones