SMS
SMS

Dirigida por

Gabriel Julien-Laferrière

Año

2014

Etiquetas

Móvil

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: SMS (Short Message Service), son mensajes de texto puro solamente. EMS (Enhanced Message Service) son mensajes de texto pero que además permiten enviar iconos de estado de ánimo (conocidos como emoticones). MMS (Multimedia Message Service), son mensajes que permiten, además de texto y emoticones, el envío de iconos animados, imágenes y sonidos.

SMS: y esto es solo el comienzo...

Unas fuentes dicen:
09:00 Laurent recibe un SMS.
09:01 Le roban el teléfono.
09:30 Su hijo desaparece.
10:00 Su mujer lo abandona.
10:15 Su casa se incendia.
10:30 Su empresa quiebra.
11:00 Es detenido.

Otras fuentes dicen:
09:00 Laurent recibe un SMS.
09:01 Le roban el teléfono.
09:30 Su hijo desaparece.
10:00 Su casa se incendia.
10:15 Su mujer lo abandona.
10:30 Su empresa quiebra.
11:00 Es detenido.

Aún habiendo discrepancias en los detalles, hay unanimidad en lo fundamental: todo comienza cuando Laurent recibe un SMS... del amante de su mujer.

Enredos al margen, la trama esboza la cuestión de las comunicaciones contemporáneas a través de telefonía móvil. A través del personaje loco, pero simpático, de Vincent como empedernido activista obcecado en avisar al público en general sobre el peligro de las ondas electromagnéticas, la película plantea los temores relacionados con la tecnología que, en mayor o menor medida, cada cual puede tener. Pero más allá de este sentimiento de reserva existencial ante la tecnología inalámbrica, el análisis de los medios modernos de comunicación no se desarrolla de ninguna manera y el texto del título es más el disparador de la historia que su motor.

Críticas y opiniones al margen, solo por su título, la película es una buena excusa para hablar del SMS en sí.

"Feliz Navidad" fue el escueto contenido del primer SMS de la historia, enviado el 3 de diciembre de 1992 por el ingeniero canadiense Neil Papworth desde su ordenador al teléfono de Richard Jarvis, ejecutivo de Vodafone, a través de la red de terminales móviles de la operadora.

El servicio como tal había sido ideado por el ingeniero finlandés Matti Makkonen para funcionar como parte de la tecnología GSM (Global System for Mobile Communications o Sistema global para comunicaciones móviles). Según Makkonen: "Personalmente, creo que el auge del mensaje de texto se logró cuando Nokia lanzó un modelo que facilitaba la escritura de los textos (el Nokia 2010, de 1994)".

Matti Makkonen, fallecido en 2015, siempre señaló como los verdaderos "padres del mensaje de texto" al ingeniero francés Friedhelm Hillebrand y el alemán Bernard Ghillebaert. Según Makkonen, ellos fueron quienes crearon los estándares que permitieron el envío de textos a través de una línea celular: "No puedo tomarme el crédito. Yo sólo tuve la visión de que había una necesidad y di una idea sobre el concepto".

En 1992, llegó a los oídos de Neil Papworth, un ingeniero británico empleado por Sema Group y que en ese momento hacía trabajos para Vodafone, el principal proveedor de telefonía celular en Reino Unido. Él lo explica así: "Era un joven ingeniero que trabajaba en nuevas tecnologías de comunicación. Y pensé que el SMS era una manera inteligente para que los empleados de la compañía se enviaran mensajes unos a otros".

Entonces utilizó su ordenador para enviarle "Merry_Christmas" (Feliz_Navidad) al teléfono de Richard Jarvis, el entonces director de Vodafone. Jarvis recibió el mensaje en su teléfono portátil Orbitel 901.

La mensajería vía SMS se popularizó enormemente a lo largo de sus primeros diez años de vida pues los usuarios comenzaron a percibir las ventajas de este nuevo sistema, que evitaba las llamadas, mucho más caras, y dio paso a la creación de los primeros emoticonos e incluso generó un nuevo lenguaje entre los jóvenes que, para ahorrar caracteres, estaba lleno de abreviaturas, siglas y acrónimos y que acabó despertando las iras de los profesores de lengua y de la propia Real Academia.

A mediados de la primera década del 2000, el SMS llego a su apogeo. Se mandaban 15 millones de SMS cada minuto en todo el mundo, y era, con diferencia, el servicio más rentable para las operadoras, ya que su coste era cercano a cero al apenas ocupar ancho de banda.

Pero la aparición de los smartphones (teléfonos inteligentes) en 2007, con el primer iPhone a la cabeza, que permitían la conexión a Internet gracias a las nuevas redes 3G, comenzó a marcar el declive de los SMS. Aparecieron las apps de mensajería como WhatsApp, cuya principal ventaja frente a los SMS era su gratuidad. Así que los usuarios no tardaron en pasarse a esta nueva forma de comunicación.

Las cifras dan buena prueba de esa caída en desgracia del ya viejo mensaje de texto. En 2007 se marcó el récord de envío de SMS en España, con 13.425 millones de mensajes cortos. Desde entonces, los SMS han perdido importancia año tras año, hasta el punto que en 2016 solo se enviaron 1.563 millones de SMS, según datos elaborados a partir de los informes trimestrales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La situación cambió a raíz de la popularización de WhatsApp, una aplicación creada inicialmente en 2009 para dispositivos BlackBerry, que más tarde pasó a estar disponible para el iPhone de Apple y también para los teléfonos con sistema Android.

Los usuarios abandonaron en masa el SMS al tener disponibles muchas más opciones que notas de texto sencillas: escribir sin límite de espacio, chatear, incorporar todo tipo de emoticonos, grabar mensajes de audio e incluso hacer llamadas telefónicas a través de datos.

El creciente uso de otros sistemas de mensajería instantánea como Skype, Facebook Messenger o, más recientemente, Telegram (aplicación creada por los hermanos rusos Nikolay y Pavel Durov en 2013) ha terminado arrinconando a los SMS, cuyo uso es decreciente.

Sin embargo, el SMS aún se mantiene vivo en 2017, en su 25 aniversario, y quizá sea debido a una cuestión de seguiridad e integridad en la comunicación pues no tiene intemerdiario entre emisor y receptor. Cualquier sistema de mensajería instantánea moderna está mucho más expuesto a ser interceptado porque la empresa recibe el mensaje del usuario y lo almacena para luego enviarlo a su destinatario con lo que las posibilidades de ser intervenido por una persona no autorizada son mayores.

El SMS destaca como el servicio de mensajería más seguro (por Julio Navío Marco, en redestelecom.es, 9 de julio de 2015)

La telefonía móvil ha triunfado, básicamente, gracias a dos de sus características más relevantes: por permitir la movilidad ergonómica de las conexiones y por su capacidad para la transmisión creciente de datos. Es legítimo preguntarse cómo una tecnología como el SMS, en apariencia sencilla, que nace con el propio móvil hace más de 20 años, se ha mantenido y llegado hasta nosotros, en un entorno de aceleración tecnológica en el que un número creciente de invenciones aparecen y desaparecen cada vez más deprisa. Solo siguiendo un principio de darwinismo tecnológico podemos comprender este fenómeno: sobreviven las tecnologías que son funcionales, las que se adaptan al nuevo entorno.

Los SMS basados en las redes 2G acreditan un buen número de rasgos que los hacen funcionales y difíciles de reemplazar en el pequeño y a la vez gran mundo de la telefonía móvil. Todos ellos se pueden resumir en cinco: la universalidad del servicio, la fiabilidad de la conexión, la rapidez, la priorización de la lectura y la seguridad de los datos.

-Universalidad. La primera razón es que el servicio de mensajes de texto es el único que funciona en todos los teléfonos (sean inteligentes o no), independientemente de la conectividad de datos.

-Fiabilidad. El empleo de la conexión 2G, en lugar de otro tipo de redes, es más fiable, pues el servicio no se ve afectado por caídas de la red de Internet o fallos en un ADSL. Las situaciones en las que el SMS es la única opción, como en áreas donde no hay ninguna conexión, a Internet o los usuarios no tienen acceso a la misma aplicación, seguirán siendo comunes.

-Rapidez. Gracias a esa fiabilidad en las conexiones, el SMS se caracteriza también por alcanzar su destino de manera instantánea, proporcionándonos una sensación de inmediatez que ha cambiado para siempre nuestra percepción las comunicaciones en tiempo y espacio.

-Prioridad. Esta garantía de envío y recepción –añadiendo la característica de que el SMS no permite el bloqueo de usuarios- explica que las comunicaciones oficiales por telefonía móvil utilicen de manera casi exclusiva el SMS. Y a su vez, que la ecología de la atención, expuesta a tantos estímulos comunicativos, discrimine positivamente el SMS frente a otras opciones, priorizando su lectura sobre otros mensajes.

-Seguridad. Y más allá de la fiabilidad de la conexión y la importancia que el receptor le concede, el SMS presenta otro valor añadido insoslayable en el actual estado de sobreabundancia de datos personales: la seguridad de la información. El SMS transita por las redes de los operadores de telefonía móvil, fuertemente reguladas, mientras que los servicios de mensajería instantánea móvil (MIM) incluyen otro intermediario, la App o empresa que presta el servicio, sobre las que el control (en cuanto al uso que puedan realizar de los datos) es necesariamente inferior o, a veces, inexistente.

Vídeos

Al igual que la sociedad que describe, atrapada entre teléfonos móviles y bancos, esta comedia -que en el fondo no es tal- se erige cual monumento de vacío y cinismo. Y, tal como reza en el cartel, está lejos de terminar. Esto no es interesante, ni divertido, ni para tomar en serio.

SMS - Bande Annonce Officielle

Al otro de la cámara, así se hizo.

SMS - Making Of

Hilo de tuits en el que Juan Jesús Velasco, @jjv, habla del SMS.
(Clic sobre la imagen para abrirlo)

106
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2018 Foro Histórico de las Telecomunicaciones