Solos en la madrugada
Solos en la madrugada

Dirigida por

José Luis Garci

Año

1978

Etiquetas

1970 | Radio

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: La radio desde la función social, la programación, la producción y el lenguaje.

Situación: Una dedicatoria encadenada a la radio de las voces en la noche.

Solos en la madrugada: es la una en punto de la madrugada, transmite Unión Radio Española

Madrid, 1977. José Miguel es un reconocido locutor de radio. Su programa, "Solos en la madrugada", es "un espacio de reflexiones al alcance de todos los españoles" que José Miguel utiliza como vehículo de desahogo de sus miedos y frustraciones. Está casado con Elena y tienen dos hijos pero actualmente viven separados. Elena acaba de anunciarle que ha encontrado una nueva pareja y que van a vivir juntos en casa de ambos con sus dos hijos. En ésas, José Miguel conoce a Maite, una joven antropóloga extrovertida, que inicia con él una relación más liberal de lo que él quisiera. Una noche, en uno de los encuentros con Elena por temas de la separación, José Miguel se siente burlado pues lo que él había interpretado como un paso para volver a estar juntos resulta que para ella no ha sido más que el encuentro sexual de una noche. Cuando José Miguel va a casa de Maite en busca un poco de consuelo descubre que ella está con otro hombre. Cuando lo comenta con Lola, la productora de su programa, ésta le confiesa que está enamorada de él. Y, para completar el cuadro, en la emisora de radio le proponen irse de corresponsal a Londres. Finalmente, José Miguel resuelve reorientar su vida, tanto personal como profesional: opta por seguir en Madrid y olvidar que es una víctima de cuarenta años de represión educativa y política. Para ello se plantea hacer una nueva radio, una radio orientada a servicio: "Se van a acabar para siempre la nostalgia, el recuerdo de un pasado sórdido, la lástima por nosotros mismos. Se acabó la temporada que ha durado 38 hermosos años. Estamos en 1977. Somos adultos. A lo mejor un poquito contrahechos, pero adultos. Ya no tenemos papás. ¿Qué cosas, eh? Somos huérfanos, gracias a Dios, y estamos maravillosamente desamparados ante el mundo".

Calificada de "ternurismo desconsolado", la película adopta un tono de sermón laico radiofónico que plantea una catarsis voluntaria a modo de reflejo de una época felizmente convulsa en España donde los desnudos parciales de Maite responden más a la posibilidad de crear escenas libres que al deseo de manifestar algún tipo de sensualidad o sexualidad. Como documento social, muestra una España que cambia el seiscientos por el dos caballos y que viste chaquetas de pana y jerséis de cuello alto, a modo de choque generacional entre los niños de la posguerra y los jóvenes progres del 68. Como documento histórico, es un buen archivo de imágenes de las primeras elecciones libres democráticas tal como lo atestiguan los carteles de propaganda electoral de los partidos con los rostros jóvenes de Felipe González, Adolfo Suárez, Manuel Fraga o Santiago Carrillo. Y, siendo como es un homenaje a la radio, contiene el audio real de la voz de Iñaki Gabilondo anunciando en Sábado Santo la legalización del Partido Comunista de España o, en la escena de la entrega de premios en la que José Miguel es galardonado, los cameos de algunas de las grandes figuras del medio, como Bobby Deglané o José Luis Pecker.

En la película, la radio, como medio, puede analizarse desde la función social, la programación, la producción y el lenguaje.

La función social está tan solo sugerida levemente pues no se ven los oyentes, sólo vemos la producción en sí del programa. Como espectadores, desconocemos los efectos y la tipología de los oyentes, los lugares donde están los receptores de radio en las casas, si la audición es en solitario o en compañía, y hemos de hacer un acto de fe y creer lo que José Miguel cuenta sobre la situación de la radio en ese momento y la necesidad de volver a una radio servicio, a una radio participativa, inferiendo de ello que ninguna de ellas eran características de la radio de entonces.

En cuanto a la programación, el formato tipo 'Solos en la madrugada' era un programa para la reflexión. Efectivamente, la frecuencia modulada, las radios libres, piratas, trajeron un nuevo modo de hacer radio: por un lado más informativa, por otro más intimista, más cotidiana. En esta última vertiente entran en la programación los espacios nocturnos para insomnes. En 1980, dos años después del filme y presentado por Josep Cuní, se estrenaba en Radio Barcelona 'Solos en la madrugada' de 1:00 a 4:00 de la madrugada, un programa creado en principio para resolver dudas o preguntas de los oyentes que fue evolucionando a programa de entrevistas para desaparecer en 1984 justo en el momento en que otros programas del mismo corte comenzaban a copar las ondas. La madrugada es el terreno abonado para dejar hablar a los oyentes, para el servicio, para preguntas y respuestas, para fenómenos paranormales, radio contactos para enlazar a personas solitarias: 'Encarna de noche', de Encarna Sánchez en radio Miramar (1978-1982), Jesús Quintero en la SER con 'El loco de la colina' (1981-1986); Carlos Herrera con 'Al borde de la cama' a partir de 1987 o José Manuel Parada en RNE con 'La noche de las sábanas blancas' a finales de los 80.

La producción refleja una radio alejada de su época dorada. El programa no se hace en un auditorio con público sino en un estudio con un locutor, una productora, un técnico y un guardia civil. Para los oyentes, aquellos "desengañados de la segunda edad" a los que se dirige el programa, esta radio no tiene rostro, solo voz. El guardia civil que está en la pecera de control no pasa de ser un elemento decorativo pues en absoluto coarta la libertad de José Miguel al despreciar a cierto sector de la prensa española, las torrijas y las peinetas o su léxico poco educado.

Las palabras malsonantes en antena son frecuentes en el estilo directo y catártico de José Miguel. Llamar por antena "culo de oro" a la productora trotskista del programa o pronunciar frases del tipo "Cómo coño lograrán estar tan delgadas esas tías" suponen el final del engolamiento y la sobreactuación de décadas pasadas pero también del buen decir ("Queridos inútiles", utiliza José Miguel para dirigirse a sus oyentes).

'Solos en la madrugada' es un film de estructura circular, que termina como empieza, con unos planos que ensalzan la belleza de Madrid en la hora en la que todos los gatos son pardos y un soliloquio ante el micrófono a cargo de su protagonista absoluto, José Miguel, alter ego del director y portavoz de una generación a la que la Transición y sus efectos colaterales pillaron un poco de vuelta de todo.

Y, como broche final, José Luis Garci eligió para las imagenes nocturnas el tema musical 'Unchained melody' (1965), de los Righteous Brothers, veintidós años antes de que Jerry Zucker lo hiciera archipopular en Ghost (1990), una melodía que encadena la dedicatoria: "Esta película está dedicada a los profesionales de la radio que tanto nos ayudaron a vivir durante los años oscuros". Una dedicatoria encadenada que desvela que la protagonista subliminal es la radio: la radio de los Matías Prats, de los Deglané, de los seriales, de las voces en la noche.

El cine de Garci fue, al principio, coyuntural pero sincero y sirvió para que los españoles perdieran la virginidad de los asuntos propios tratados públicamente. Con el tiempo, se convirtió en una fórmula pero una revisión de 'Solos en la madrugada' sirve para situarse y ver que, del 78 a esta parte, no sólo han cambiado las FM.

Vídeos

En fin, queridos inútiles, este es un programa para nosotros. Sí, señores; amigos y de los otros. Como cada noche aquí está 'Solos en la madrugada'. Un espacio oportunista, cínico y reaccionario. Lo más sangriento que nos permite la censura y la dirección.

Primer monólogo

Elena S. Sánchez y Javier Ocaña presentan la película "Solos en la madrugada" (1978).

Historia de nuestro cine - Solos en la madrugada (Presentación)

Marzo de 2011. Intervención de José Luis Garci en el programa "Sesión continua", dedicado a su película "Solos en la madrugada". Garci, como siempre, en su salsa.

José Luis Garci sobre "Solos en la madrugada"

137
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2018 Foro Histórico de las Telecomunicaciones