SUÁREZ SAAVEDRA, Antonino
SUÁREZ SAAVEDRA, Antonino

Descripción

Antonino Suárez Saavedra [Taganaga (Tenerife), 1833 - San Sebastián, 1900]. Telegrafista, Doctor en Ciencias Exactas, historiador, divulgador e inventor. Fue uno de los técnicos pioneros de las nuevas aplicaciones de la electricidad en telefonía, alumbrado y transmisión de energía a distancia a finales del siglo XIX en España. Inventó un telégrafo de cuadrante y un sistema telegráfico dúplex.
 
Biografía
 
Antonino Suárez Saavedra nació el 6 de abril de 1833 en el municipio tinerfeño de Taganana. Fue educado por un tío sacerdote y protegido por otro que desempeñaba el puesto de Jefe de Negociado de Telégrafos del Ministerio de la Gobernación y que más tarde sería diputado de las Cortes Constituyentes del bienio progresista 1854-56.
 
En 1849 comenzó a trabajar como cajero de la Tesorería de Hacienda en Santa Cruz de Tenerife. Tras dejar este primer empleo se trasladó a Madrid para ingresar en la escala subalterna facultativa del Cuerpo de Telégrafo el 5 de febrero de 1856, es decir, un año después, de la puesta en funcionamiento de la primera línea telegráfica entre Madrid y la frontera de Irún.
 
Antonino Suárez o su familia, o quizá ambos, tenían la ilusión de ver al entonces joven Suárez ingresar en la Academia de Estado Mayor del Ejército, pero el fracaso de la 'Revolución Gloriosa' y vuelta al régimen moderado de la Constitución de 1845 hizo regresar a su tío a Canarias. Antonino, al quedarse solo, abandonó los estudios militares y solicitó el traslado a un destino fuera de Madrid, siendo destinado a la estación telegráfica de Calatayud donde empezó a trabajar el 3 de marzo de 1857. Este primer destino fue el comienzo de una carrera profesional en la Administración, siempre alejado del núcleo de poder de Madrid.
 
El siguiente destino de Suárez fue Zaragoza, donde parece que realizó unas pruebas fallidas de telegrafía sin hilos, que podrían considerarse como las primeras experiencias de radio en España. Tras este destino, vinieron otros, exactamente doce, en nueve años escasos.
 
Durante ese período comenzó a publicar los primeros artículos técnicos en la recién nacida Revista de Telégrafos. En 1862 escribió su primer libro que no pudo publicar por falta de recursos económicos, y que llevaba por título Guía del subalterno facultativo de Telégrafos del Estado. Al año siguiente participó en la inauguración de la estación telegráfica de Mataró. Y en la epidemia de cólera del verano de 1865, Antonino Suárez, como responsable de la estación telegráfica de Alcañiz, tuvo un comportamiento destacado merecedor del reconocimiento de sus superiores.
 
El 9 de enero de 1867 Antonino Suárez tomó posesión como Jefe de Servicios de Telégrafos en Zaragoza. En este destino diseñó un telégrafo de cuadrante, con la pretensión de extender su uso al ámbito privado, que presentó, y mereció una mención honorífica, en la Exposición Aragonesa en 1868. En ese mismo año el diario de Madrid 'La Época', en su número del 28 de julio, publicó una carta de Antonino Suárez, en la que éste esboza una incipiente política de telecomunicaciones vinculando la calidad a la rentabilidad. En 1870 publicó un folleto titulado Apuntes sobre la cuestión religiosa, defendiendo la libertad de cultos, y un moderno Tratado de telegrafía, cuya adquisición fue recomendada por la Administración. En Zaragoza cursó también la mayor parte de las asignaturas que componían el plan de estudios de la licenciatura de Ciencias Exactas.
 
El 30 de diciembre de 1872 Antonio Suárez inició una nueva etapa, de más de veinte años, en el centro telegráfico de Barcelona, donde concluyó sus estudios en Ciencias Exactas, como Licenciado en la sección de Exactas primero, doctorándose en 1873. Comenzó a estudiar ingeniería en la Escuela Industrial pero no llegó a obtener el título de Ingeniero.
 
En 1876 escribió una biografía de Francisco Salvà, médico, meteorólogo, físico e inventor de un telégrafo eléctrico, alimentado por primera vez con una pila de Volta.
 
Entre 1876 y 1881 Suárez proyectó y dirigió obras de infraestructura telegráfica, destinadas a la reconstrucción de la red de Cataluña tras la última guerra carlista. Destacan, por su novedad técnica, la instalación de cable colgado en los túneles del ferrocarril y la sustitución de líneas aéreas por subterráneas en la ciudad de Barcelona. A finales de 1877 asistió a las pruebas realizadas con el teléfono de Graham Bell en la Escuela Industrial de Barcelona y participó en la primera experiencia de larga distancia, en la que se utilizaron los circuitos telegráficos de la línea militar que unía Montjuïc con la Ciudadela.
 
En 1880 publicó 'Historia universal de la telegrafía' y 'Estudio de la electricidad, del magnetismo y del electromagnetismo' y dos años más tarde dos tomos de un nuevo 'Tratado de Telegrafía'.
 
A finales de 1881 trabajó como Director de los talleres de la 'Sociedad Telefonía, Fuerza y Luz Eléctrica', y a partir de 1883 se independizó montando un establecimiento propio denominado 'La Eléctrica', dedicado a proyectos y construcciones eléctricas.
 
A finales de 1886 Antonino Suárez fue nombrado Delegado del Gobierno para la inspección de la red telefónica de Barcelona operada con importantes carencias por la Sociedad Española de Electricidad.
En 1887 propuso en la 'Revista de Telégrafos' la celebración de una fiesta anual de confraternización de los telegrafistas españoles que, con la autorización de la superioridad, recayó en la fecha del 22 de abril, aniversario de la creación del Cuerpo.
 
Antonino Suárez fue nombrado Comendador de la Orden de Isabel la Católica.
 
Tomó parte activa en la Exposición Universal de Barcelona de 1888, en la que presentó teléfonos, un sistema telegráfico dúplex de su invención y los dos tomos de su 'Tratado', obteniendo medalla de plata.
En 1889 Antonino Suárez fue nombrado miembro de la Junta de la sección de Ciencias Exactas y Naturales del Ateneo barcelonés, donde pronunció un ciclo de tres conferencias sobre "Significación, pasado, presente y porvenir de la telegrafía".
 
En los años 1889 y 1890 publicó en Barcelona su propia revista, 'Anales de la Electricidad', con periodicidad quincenal.
 
El 28 de octubre de 1890 Antonino Suárez fue ascendido a Director de primera clase de Telégrafos por lo que hubo de buscarle una vacante de su nueva categoría, porque en Barcelona parece que no existía. Aunque Antonino Suárez eligió como destino su tierra natal, no llegó a emprender viaje y su traslado quedó sin efecto el 17 de febrero de 1891, pues fue nombrado comisionado de líneas y estaciones telegráficas y telefónicas del cuadrante Nordeste de la Península. Continuó residiendo en Barcelona y desde allí se trasladaba a inspeccionar las nuevas construcciones de líneas y estaciones telegráficas y telefónicas, adjudicadas mediante subasta.
 
Entre 1893 y 1896 Antonino Suárez dirigió la Sección de Telégrafos de Bilbao. Luego, al ascender a Jefe de Centro en 1896, se le encargó la dirección de la central de telégrafos de la vecina Donostia. Entre 1894 y 1896 Antonino Suárez denunció en los medios de comunicación la situación del servicio telegráfico, lo que le valió una amonestación severa.
 
Antonino Suárez falleció en Donostia-San Sebastián el 28 de febrero de 1900 tras una corta enfermedad.
 
Más información
-Antonino Suárez Saavedra: http://goo.gl/gBFzXG
-Pérez Yuste, Antonio; Pérez Sanjuán, Olga (2009): Cuerpo de Telégrafos: First Attempts to Create a Professional Body for Electrical Communications in Spain. History of Technical Societies, IEEE Conference.
-Sánchez Miñana, Jesús (2002): Antonio Suárez Saavedra (1838-1900): telegrafista, ingeniero eléctrico y divulgador. Quaderns d'història de l'enginyeria, Vol. 5
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones