Mostrar nube de etiquetas

BEDNORZ, J. Georg
BEDNORZ, J. Georg

Descripción

J. Georg Bednorz (Neuenkirchen [Renania del Norte-Westfalia], 1950). Físico alemán galardonado con el Premio Nobel de Física en 1987 por su importante avance en el descubrimiento de la superconductividad en materiales cerámicos.
Biografía

Johannes Georg BEDNORZ nació el 16 de mayo de 1950 en Neuenkirchen (Renania del Norte-Westfalia) en la República Federal de Alemania. Era el cuarto hijo de Anton, maestro de escuela, y de Elisabeth, profesora de piano.

En su infancia sus padres trataron de que se interesase por la música, llegando Johannes a tocar el violín y más tarde la trompeta en la banda de la escuela. Pero con una mentalidad práctica, prefería ayudar a sus hermanos mayores en el arreglo de motocicletas y automóviles. Su interés por la música le apareció en la adolescencia, aunque era la ciencia, y la química en particular, lo que más le atraía.

En 1968 se matriculó en la Universidad de Münster en la Facultad de Químicas, que le defraudó por su masificación. Se cambió a Cristalografía, donde llamó la atención de sus profesores Wolfgang Hoffmann y Horst Böhm quienes, en 1972, le buscaron unas prácticas de verano en el Laboratorio de Investigación de IBM en Rüschlikon (Zürich). Allí conoció a Alex Müller, el director del departamento de Física.

Atraído por el nivel intelectual que se respiraba en Rüschlikon, regresó al laboratorio en los años 1973 y 1974, por un período de seis meses, dedicándose, bajo la supervisión de Müller, al crecimiento de cristales de titanato de estroncio, un material cerámico de la familia de la perovskita e investigando sobre sus propiedades estructurales, dieléctricas y ferroeléctricas.

En 1977 Bednorz consiguió su licenciatura en la universidad de Münster y comenzó sus estudios de doctorado en el Laboratorio de Física del Estado Sólido en el ETH (Instituto Federal Suizo de Tecnología), con Heini Gränicher y Alex Müller como tutores. Al año siguiente se trasladó también al ETH, Mechthild Wennemer, a quien Bednorz había conocido en 1974 cuando iban juntos a la Universidad de Münster, y que se convertiría en su compañera en la vida. Afirma el propio Bednorz: <>.

En 1982 J. Georg Bednorz se doctoró y se incorporó como investigador al laboratorio de investigación de IBM en Zürich para continuar sus últimos experimentos de superconductividad con Müller. Ambos iniciaron una investigación sistemática de los óxidos metálicos con el objetivo de poder desarrollar superconductores con altas temperaturas de transición. En el transcurso de su estudio, fue Bednorz quien se encargó de experimentar las propiedades eléctricas de cerámicas obtenidas de óxidos metálicos de transición.

Tras realizar análisis a cientos de óxidos, en 1986 Müller y Bednorz descubrieron una cerámica de óxido mixto de bario, lantano y cobre que seguía siendo superconductora a 35 grados Kelvin, 12º K más que la temperatura más elevada que se había empleado hasta ese momento para conseguir la superconductividad en cualquier sustancia. Este descubrimiento despertó un gran interés en la superconductividad a alta temperatura y desencadenó una amplia investigación sobre materiales de sal de cobre con estructuras similares al óxido mixto de bario, cobre y lantano, que propició el descubrimiento de compuestos tales como el óxido mixto de bismuto, estroncio, calcio y cobre y el óxido mixto de bario, cobre e itrio.

Las investigaciones de Bednorz y Müller iniciaron el desarrollo de un nuevo tipo de materiales superconductores, los llamados superconductores de alta temperatura. Tal nombre no significa que en estos materiales la resistencia al paso de corriente eléctrica sea nula a las temperaturas que habitualmente se consideran como altas, ni siquiera a temperatura ambiente, sino que basta con enfriarlos mediante nitrógeno líquido, en lugar de helio, para que desaparezca esta resistencia. El nitrógeno es mucho más abundante que el helio (es el elemento mayoritario en la composición de la atmósfera terrestre) y es fácil de obtener, por lo que el descubrimiento de Bednorz y Müller abrió, de hecho, las puertas a las aplicaciones rentables de los materiales superconductores.

En 1986 la Fundación Marcel Benoist otorgó a J. Georg Bednorz y K. Alex Müller el premio que lleva su nombre.

El trabajo innovador de Bednorz y Müller fue reconocido por la Academia Sueca de Ciencias otorgándoles, conjuntamente, el premio Nobel de Física en 1987 por su importante avance en el descubrimiento de la superconductividad en materiales cerámicos. En ese mismo año Bednorz fue nombrado IBM Fellow y recibió los premios XIII Fritz London Memorial, Dannie Heineman y Robert Pohl.

Y en 1988 Bednorz fue distinguido con el James C. McGroddy Prize for New Materials, y los premios Minnie Rose, Victor Goldschmidt Mortiz y Otto Klung.

En la actualidad Bednorz investiga nuevos compuestos de óxidos complejos que permitan determinadas modificaciones útiles en microelectrónica. Y en particular está interesado en el comportamiento de capas epitaxiales delgadas como las heteroestructuras metal-aislante-metal en fuertes campos eléctricos.

Más información
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2018 Foro Histórico de las Telecomunicaciones