Mostrar nube de etiquetas

CLARKE, Edith
CLARKE, Edith

Descripción

Edith Clarke [Maryland (Estados Unidos), 1883 – Maryland (1959]. Ingeniera y profesora estadounidense. Primera mujer en obtener una Maestría en Ingeniería Eléctrica en el MIT, en ejercer la docencia universitaria de esta materia y en ser nombrada Fellow de la AIEE (en la actualidad IEEE). Su dominio de la matemática aplicada fue una gran aportación para el complejo diseño y la operación de sistemas de potencia. Sus libros han servido como texto en las Escuelas de Ingeniería Eléctrica y de referencia para las empresas de ese sector.
Biografía

Edith CLARKE nació en una granja del condado de Howard, ubicado en la parte central del estado de Maryland, en Estados Unidos, el 10 de febrero de 1883. Fue una de los nueve hijos de John Ridgely Clarke, abogado y próspero agricultor y de Susan Dorsey Owings. La familia pertenecía a la clase media alta de ese medio rural. Edith se quedó huérfana a los 12 años de edad a cargo de su hermana mayor. Fue enviada a Briarley Hall, un internado para niñas en el condado de Montgomery (Maryland), donde le enseñaron piano, francés básico, literatura inglesa, historia y latín, así como fundamentos de aritmética, álgebra y geometría, conocimientos éstos en los que Edith destacó al graduarse a sus 16 años.

Regresó a su casa donde se dedicó a la lectura relacionada con países extranjeros y viajes así como al estudio de griego clásico. Era una época muy difícil para que una mujer pudiese cursar un título universitario, pero, desoyendo el consejo de sus familiares, y a fin de satisfacer sus ansias de aprender, Edith utilizó la corta herencia recibida para matricularse a los 18 años en el Vassar College, universidad privada sólo para mujeres situada en el pueblo neoyorkino de Poughkeepsie. En 1908 se graduó en la doble titulación de Matemáticas y Astronomía, llegando a formar parte de la hermandad de pregrado Phi Beta Kappa, sociedad honorífica para estudiantes universitarios con aptitudes sobresalientes, cuyo lema "El amor por el aprendizaje es la guía de la vida", Edith asumía plenamente.

Tras graduarse, se dedicó a la enseñanza, primero en una escuela privada para señoritas en San Francisco y más tarde en el Marshall College, en Huntington (West Virginia), por un periodo de dos años.

La enseñanza no cumplía sus aspiraciones, deseaba aplicar sus conocimientos de matemáticas a la Ingeniería, y a tal fin, en 1911, superada una enfermedad, se matriculó como pregraduada de Ingeniería Civil en la Universidad de Wisconsin-Madison. Edith se integró rápidamente en la vida universitaria, jugó al tenis y llegó incluso a ganar un campeonato femenino de dobles. Formó parte de la hermandad femenina Kappa Kappa Gamma.

En el verano de 1912, finalizado el primer curso, encontró un empleo como ayudante de Informática o "calculadora humana" del Dr. George Campbell en AT&T en Boston. Su primera tarea consistió en calcular los siete primeros términos de una serie infinita que representaba una función probabilística. Su trabajo consistía en aplicar métodos matemáticos en la resolución de problemas de transmisiones eléctricas, participando en la investigación como analista asistente a la "investigación masculina" (única posibilidad para mujeres), en el campo de las líneas de transmisión y de los circuitos eléctricos durante la I Guerra Mundial.

Su actividad le pareció tan gratificante que, aunque su primera intención era volver a la Universidad de Wisconsin para continuar con sus estudios de Ingeniería Civil, se quedó en AT&T seis años formando y dirigiendo a un grupo de informáticos. Para aumentar sus conocimientos, Edith Clarke realizó un curso de radio en el Hunter College y otros de Ingeniería Eléctrica en la Columbia University, en la escuela nocturna.

En 1918, animada por Campbell, se matriculó en el programa de Ingeniería Eléctrica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y un año más tarde fue la primera mujer en obtener un título de Maestría en Ingeniería Eléctrica en dicho centro. Su tesis, supervisada por A. E. Kennelly se titulaba "Behavior of a lumpy artificial transmission line as the frequency is indefinitely increased."

Con el título bajo el brazo, Edith Clarke inició la búsqueda de un trabajo permanente como Ingeniero eléctrico. Al no encontrarlo, aceptó un empleo como calculista ("computer") en General Electric (GE), en la división separada para mujeres dentro del Departamento de Ingeniería de Turbinas, realizando funciones de formación y supervisión a las mujeres que calculaban las fatigas mecánicas en las turbinas. A pesar de sus aptitudes y conocimientos, ni su salario ni el cargo eran el de un ingeniero en GE.

No obstante, trabajando en GE, Edith Clarke consiguió, en 1921, su primera patente, la 'calculadora Clarke', un dispositivo gráfico que resolvía ecuaciones lineales, con variables como corriente eléctrica, voltaje e impedancia en líneas de transmisión de energía.

Bajo la frustración por la falta de reconocimiento en GE, ese mismo año Clarke solicitó una excedencia en su empresa para poder enseñar Física en Turquía, en el "Constantinople Women's College". Con ello combinaba su deseo por conocer mundo y su afición de enseñar Física a mujeres jóvenes. Cuando se terminó su contrato, abandonó Estambul e inició un periplo de cuatro meses por Europa visitando Austria, Alemania, Países Bajos e Inglaterra. En 1922, Edith Clarke se reincorporó a General Electric como Ingeniera Eléctrica a jornada completa, cuando contaba 39 años. El trabajo que le encomendaron le resultó tan atractivo que no abandonó GE hasta su jubilación en 1945.

En febrero de 1926, Clarke fue la primera mujer que presentó una ponencia en una Conferencia del Instituto Americano de Ingenieros Eléctricos (AIEE), precursor del IEEE. Su título "Steady-Stable Stability in Transmisión Systems", en el que explicaba los circuitos equivalentes que debían utilizarse para resolver problemas de estabilidad en sistemas eléctricos de potencia, fue publicada más tarde en la revista Transactions del AIEE.

En 1926, Clarke estuvo destinada en el Departamento de Ingeniería de la Estación Central en Schenectady (Nueva York), donde formuló los métodos de cálculo para monitorizar y predecir el comportamiento de las líneas de transmisión eléctrica. Diseñó también los gráficos de comportamiento a 60 Hz que se convirtieron en estándares de la industria. Inventó una calculadora gráfica que simplificaba significativamente los cálculos necesarios para determinar las características eléctricas de las líneas largas de transmisión eléctrica.

En 1927 Edith Clarke registró una patente sobre la transmisión de potencia eléctrica y en 1944 otra patente relativa a un circuito eléctrico.

En el AIEE, en 1928 publicó un artículo sobre el uso de circuitos equivalentes simétricos para el análisis de circuitos trifásicos desbalanceados y, en marzo de 1931, otro referido al método de componentes simétricas, inventado por C. L. Fortescue en 1918, que ayudó en el avance de la Ingeniería de Protecciones.

En 1933 su artículo "Three-Phase Multiple-Conductor Circuits" (Circuitos Trifásicos en Multiconductores) mereció el reconocimiento por el AIEE como el mejor artículo del Distrito Nordeste. Y en el año 1941, el artículo redactado conjuntamente con Seldon B. Crary, compañero en la GE, "Stability Limitations of Long Distance A-C Power Transmission Systems" (Limitaciones de Estabilidad de Sistemas de Transmisión de Potencia a Larga Distancia en Corriente Alterna) fue considerado por el AIEE como el mejor artículo sobre ingeniería práctica a nivel nacional. Entre los años 1923 y 1945 Clarke publicó 18 artículos técnicos.

En 1943 publicó el primero de los dos volúmenes del libro que la haría mundialmente famosa, "Circuit Analysis of A.C. Power Systems" (Análisis de Circuitos de Sistemas de Potencia en Corriente Alterna), redactado a partir de las notas de las clases que impartía a los ingenieros de GE. Explicaba cómo utilizar el método de las componentes simétricas para resolver problemas relacionados con la generación y el transporte de la energía eléctrica. Este libro tuvo una gran difusión en las Escuelas de Ingeniería del mundo, y se utilizó como libro de referencia para los ingenieros de las compañías y empresas eléctricas. En 1950 Clarke publicó el segundo volumen del libro. Era una autoridad en el manejo de las funciones hiperbólicas, circuitos equivalentes y análisis gráfico. Su dominio de la matemática aplicada fue una gran aportación para el análisis de líneas de transporte y sistemas de potencia. James Brittain, uno de los fundadores de la Historia de la Electricidad, escribió: "La carrera de ingeniería de Edith Clarke tuvo como tema central el desarrollo y difusión de los métodos matemáticos que sirvieron para simplificar y reducir el tiempo invertido en cálculos laboriosos empleados en resolver los problemas que se presentaban en el diseño y operación de los grandes sistemas de energía eléctrica".

En 1945, cuando Edith Clarke dejó General Electric después de tantos años de ejercer su profesión como ingeniera, deseaba retirarse a su granja en la Maryland natal, pero la Universidad de Texas en Austin la tentó con un puesto como profesora que no pudo rechazar. Sería la primera mujer profesora de Ingeniería Eléctrica en esa Universidad y probablemente en todo el Estado. Simultaneó la docencia universitaria con la consultoría en el diseño de una serie de presas hidroeléctricas en el Oeste de los EE.UU. En 1948 Clarke fue la primera mujer en ser nombrada Fellow de la AIEE (en la actualidad IEEE). Fue también el primer miembro femenino de la cofradía Tau Beta Phi, la más antigua e importante de los ingenieros eléctricos. Fue premiada por la Sociedad de Mujeres Ingenieros y su nombre aparece en Who's Who in Engineering, American Women, Careers for Women, Women Can Be Engineers y Men of Science. En 1954 la Sociedad de Mujeres Ingenieros le otorgó el Premio de Logros "en reconocimiento a sus muchas y originales contribuciones a la teoría de la estabilidad y al análisis de los circuitos".

Clarke ejerció la enseñanza hasta 1956, cuando se jubiló definitivamente reconocida como una autoridad en los sistemas de energía eléctrica.

En sus últimos años vivió en su granja de Maryland, donde falleció por infarto de miocardio, a los 76 años, el 26 de octubre de 1959.

En 2003 Edith Clarke fue incorporada póstumamente al Maryland Women's Hall of Fame y en enero de 2015 su nombre fue incluido en la lista de National Inventors Hall of Fame (NIHF), donde figuran los ingenieros y científicos cuyos descubrimientos han contribuido a la mejora de la sociedad estadounidense.

Más información
  • Edison Tech Center. (s.f.). Edison Tech Center. Obtenido de Edison Tech Center
  • ETHW. (s.f.). Engineering and Technology History Wiki. Obtenido de ETHW
  • Teresa E. Pérez, R. R. (s.f.). Mujeres con ciencia. Obtenido de Universidad del País Vasco
  • James, I. (2010). Remarkable Engineers: From Riquet to Shannon. Nueva York: Cambridge University Press.
  • Fraile, M. (2006). Genios de la Ingeniería Eléctrica: De la A a la Z. Madrid: Fundación Iberdrola.
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones