COUR, Poul la
COUR, Poul la

Descripción

Poul la Cour [Skærsø (Dinamarca), 1846 – Askov (Dinamarca)], 1908 fue un científico, inventor y profesor danés del movimiento grundtvigiano. Padre de la turbina eólica generadora de electricidad, inventó un dispositivo telegráfico basado en diapasones, patentado en Londres pero no en EEUU, la rueda fónica y un nuevo telégrafo óptico o espectrotelégrafo.
 
Biografía
 
Poul la COUR nació el 13 de abril de 1846 en Skærsø (Dinamarca) y creció en una granja cerca de Ebeltoft (Jutlandia oriental). Su padre era un granjero moderno, el primero de todos sus vecinos en incorporar las nuevas tecnologías a su granja.
 
Poul estudió en la escuela cristiana de Randers (Jutlandia central), donde era brillante en matemáticas, pero muy flojo en idiomas, suspendiendo en griego, lo que le hizo renunciar a su vocación temprana como sacerdote.
 
Conocida la aptitud de Poul para las matemáticas, su hermano Jørgen lo encaminó a un centro en Copenhague para que se formase en física y en la nueva materia de meteorología. Tras completar sus estudios en 1869, realizó un viaje por Europa para practicar los conocimientos que había adquirido sobre meteorología. Su mayor aprendizaje lo hizo de la mano del meteorólogo holandés Buijs Ballot, que fue su modelo para la creación en 1872 del Instituto Meteorológico de Dinamarca, donde Poul la Cour trabajó durante cinco años ocupando el cargo de director adjunto.
 
La Cour asistía con regularidad a los servicios en la iglesia del pastor y filósofo nacionalista N. F. S. Grundtvig, acompañando a su tío Frederik Barfod, con cuya hija adoptiva Hulda contrajo matrimonio en 1873.
 
Poul la Cour pronto comprendió que la moderna meteorología no podía progresar sin la ayuda de la telegrafía, que se convirtió a partir de ese momento en el principal objeto de su interés. En 1874, mientras Thomas Edison inventaba la telegrafía cuádruplex, Poul la Cour inventaba un dispositivo telegráfico basado en diapasones. Su objetivo era que los telegrafistas pudieran transmitir mensajes a través de un único conductor usando cada uno su propia frecuencia. Utilizó la resonancia de los diapasones para separar los mensajes en el extremo receptor del hilo. Patentó el dispositivo en Londres en 1874. Otros inventores como Alexander Graham Bell o Elisha Gray habían desarrollado experiencias parecidas en Estados Unidos, lo que desencadenó una serie de protestas contra la solicitud de patente en EEUU solicitada por Poul la Cour, quien, al no disponer de medios económicos suficientes para afrontar los costes judiciales, retiró su solicitud y la patente se le adjudicó a Elisha Gray.
 
La Cour hizo una demostración de su sistema con doce transmisiones simultáneas ante los técnicos de la Det Store Nordiske Telegraf Selskab (Great Nordic Telegraph Company) que durante un tiempo mostraron su interés, y los de Danske Statsbaner (Ferrocarriles del Estado Danés) que los utilizaron en sus líneas.
 
Tras la decepción sufrida con el mercado estadounidense, en 1875 Poul la Cour lanzó un nuevo invento, la rueda fónica, consistente en un motor síncrono sobre el que actúa un electroimán gobernado por un diapasón moviendo un diente de la rueda por cada vibración. Con dos ruedas fónicas síncronas separadas a cierta distancia, se conseguían una multitud de dispositivos telegráficos. El inventó fue patentado en 1877 y los detalles de la rueda fónica se publicaron al año siguiente en un libro en danés y francés. En esta ocasión el inventó fue adoptado por el London Post Office y la compañía estadounidense The Delany Synchronous multiple Telegraph para su uso en la telegrafía múltiplex de la Costa Este. Pero una vez más Poul la Cour se sintió ofendido cuando en 1886 el Instituto Franklin le concedió a él la John Scott Legacy Medal por su rueda fónica, pero a Delany la Elliott Cresson Medal por el sincronismo.
 
En 1884 Paul Gottlieb Nipkow se inspiró en el invento de Poul la Cour para su 'televisión mecánica'.
 
La Cour inventó también un nuevo telégrafo óptico o espectrotelégrafo en el que el código Morse se transmitía como líneas del espectro óptico.
 
En 1878 comenzó a trabajar en el Instituto del Pueblo de Askov, donde se trasladó a vivir con su esposa. Impartía clases de matemáticas y geometría, así como la filosofía del pastor Grundtvig. En ese mismo año 700 profesores de los Institutos del Pueblo, entre ellos Poul la Cour y su esposa, se reunieron en el parque Tívoli de Copenhague para acordar el mejor método de desarrollar la idea central del pastor Grundtvig: "la escuela de la vida". Esta idea fue aplicada por los esposos la Cour en el Instituto de Askov.
 
En 1890 comenzó la industrialización en Dinamarca y se produjo un éxodo del campo a la ciudad. Las condiciones de los trabajadores eran precarias, llegando a vivir hacinados en viviendas escasas de luz y agua. Dadas las circunstancias, Poul la Cour se propuso lograr una modernización de las áreas rurales. Pensaba que al cumplir su fin convertiría la vida rural en un atractivo para los jóvenes. Estaba seguro de que este cambio radical sólo sería posible por medio de la electricidad, que reduciría el trabajo duro en las granjas y mejoraría su eficiencia, proporcionando además la iluminación para estudiar por la tarde, lo que redundaría en una mejora del nivel educativo.
 
Sus buenas intenciones se materializaron en 1891, cuando decidió almacenar la energía eólica utilizando la electricidad de sus turbinas para producir electrólisis y obtener así hidrógeno al pasar la luz a través del agua para las lámparas de gas de su escuela. El principal inconveniente que esto suponía es que tuvo que sustituir las ventanas de varios de los edificios de la escuela en diversas ocasiones, pues el hidrógeno explosionaba debido a las pequeñas cantidades de oxígeno que había en él. Construyó, para experimentar, su propio túnel de viento.
 
El Gobierno danés le concedió apoyo económico para el desarrollo del primer molino experimental erigido en Askov en 1891. La intención de Poul la Cour era domar la energía eólica para que el molino produjera una potencia constante en torno al generador. La solución fue la invención del Kratostate, un regulador diferencial, que posteriormente se simplificó y ha sido muy utilizado en la producción de electricidad a través de molinos de viento en los países nórdicos y Alemania.
 
Concebía los molinos de viento como plantas de energía. A partir del prototipo, trabajó en el desarrollo de las turbinas de viento. El invento se tradujo en un incremento de las centrales eléctricas en los pueblos. La rápida extensión generó la necesidad de un mayor conocimiento sobre la electricidad. En 1903 fundó The Danish Wind Electricity Company que, entre sus servicios, destacó por la formación de electricistas eólicos. Esta sociedad publicó una revista bimestral sobre la electricidad eólica, la primera del mundo, donde Poul la Cour era el autor de la mayoría de los artículos. En 1904 fundó la "Society of Wind Electricians".
 
La Cour escribió numerosos libros y publicaciones, también un cuento para explicar la electricidad a los niños. Durante toda su vida estuvo muy involucrado con la educación publica e intentó introducir la gimnasia sueca en Dinamarca.
 
En 1902 fue nombrado Caballero de la Orden de Dannebrog.
 
Paul la Cour falleció el 24 de abril de 1908 en Askov.
 
Más información disponible en:
 
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones