REBER, Grote
REBER, Grote

Descripción

Grote Reber nació en 1911 en Chicago y se graduó en ingeniería eléctrica por el Instituto Tecnológico de Illinois en 1933. Construyó en 1937 un radiotelescopio desde el que encontró emisiones de radio de la Vía Láctea, del Sol y de Casiopea y en 1944 publicó el primer mapa de radio de la Vía Láctea. Su actividad cartográfica durante la postguerra fue el detonante del interés por la radioastronomía. Fue prácticamente la única persona dedicada a la práctica de la radioastronomía hasta que, al final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), empezaron a adaptarse los equipos de radar para utilizarlos como radiotelescopios.

Biografía

Grote Reber nació en 1911 en Chicago y se graduó en ingeniería eléctrica por el Instituto Tecnológico de Illinois en 1933. Trabajó para varios fabricantes de radio de Chicago desde 1933 hasta 1947. Era también un conocido radioaficionado (W9GFZ) que se comunicaba, desde sus 16 años, con otros colegas en cualquier parte del mundo, llegando a la conclusión de que 'la radio ya no tenía mundos que conquistar'. En 1933 tuvo conocimiento del trabajo de Jansky y descubrió su propia vocación. Solicitó empleo en los Laboratorios Bell, donde trabajaba Jansky, pero en medio de la Gran Depresión ya no había interés en esas investigaciones ni vacantes disponibles.

Visitó a astrónomos tratando de motivarles en el proyecto iniciado por Jansky, pero nadie mostró interés. Eran escépticos y no tenían conocimientos de radio. Así que Grote Reber se tomó un año sabático y con la mitad del salario anual ahorrado se construyó en 1937 un radiotelescopio en un terreno contiguo al de su madre. El dispositivo estaba montado en un soporte reclinable que permitía apuntar la parábola de casi 10 m de diámetro en varias direcciones, pero no girarla.

Trabajaba en el National Bureau of Standards durante el día y hacía exploraciones con su radiotelescopio durante la noche. Encontró emisiones de radio de la Vía Láctea, del Sol y de Casiopea y en 1944 publicó el primer mapa de radio de la Vía Láctea. Su actividad cartográfica durante la postguerra fue el detonante del interés por la radioastronomía.

Reber donó su telescopio al Observatorio Nacional de Radioastronomía y contribuyó con su reconstrucción en Green Bank (Virginia Occidental). Allí el instrumento fue montado en una plataforma giratoria, permitiendo cualquier orientación deseada. También colaboró con una reconstrucción del telescopio original de Jansky.

Fue prácticamente la única persona dedicada a la práctica de la radioastronomía hasta que, al final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), empezaron a adaptarse los equipos de radar para utilizarlos como radiotelescopios. Desde entonces, la radioastronomía ha proporcionado un enorme cúmulo de informaciones, muchas de ellas sorprendentes e inesperadas. Se ha constatado que las señales de radio proceden de todos los puntos del firmamento, por lo que el uso de radiotelescopios ha permitido incrementar el conocimiento de casi todos los objetos observables en el cosmos.

En los años 1950 quiso retomar su actividad pero el campo ya estaba cubierto con nuevos instrumentos más grandes y más caros. Volvió entonces su atención a las señales de radio de muy baja frecuencia, un área entonces bastante descuidada. Como estas señales son filtradas por la ionosfera terrestre. Buscando un lugar más propicio para realizar sus observaciones en momentos de baja actividad solar, Reber se desplazó a Tasmania, donde falleció en el 2002, a la edad de 91 años.

Grote Reber fue premiado en 1962 con la Medalla Catherine Wolfe Bruce de la Sociedad Astronómica del Pacífico y con la Jackson-Gwilt Medal de la Real Sociedad Astronómica de Londres en 1983. El asteroide 6886 lleva el nombre de Grote en su honor.

Más información

http://ethw.org/Grote_Reber

Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones