HERTZ, Heinrich Rudolf
HERTZ, Heinrich Rudolf

Descripción

Heinrich Rudolf Hertz, (Hamburgo, 1857 – Bonn, 1894). Físico e inventor alemán. Descubrió la propagación de las ondas electromagnéticas en el espacio y estudió su naturaleza y propiedades. Logró transmitir ondas electromagnéticas entre un oscilador (antena emisora) y un resonador (antena receptora), confirmando experimentalmente las teorías del físico inglés James C. Maxwell. La unidad de medida de la frecuencia se denomina Hz, Hertz (hercio en español) en su honor.

Más en

Sendas

Etiquetas

1880 | 1890 | HERTZ | Radio
Biografía
 
Heinrich Rudolf HERTZ nació en Hamburgo el 22 de febrero de 1857. Sus padres eran Gustav Ferdinand Hertz, de ascendencia judía, y Anna Elisabeth Pfefferkorn, de creencias luteranas. Heinrich y sus cuatro hermanos menores fueron educados en la religión materna. Su padre fue abogado de profesión y posteriormente senador en Hamburgo.
 
Heinrich comenzó a estudiar a partir de los seis años en una escuela privada, que dirigía Richard Lange, donde, gracias a la perseverancia de su madre, llegó a ser el mejor alumno. Desde temprana edad, demostró ser un niño con gran talento tanto práctico como teórico, destacando por su dominio de las lenguas clásicas y modernas. En 1872 ingresó en el Johanneum Gymnasium en Hamburgo, donde también recibió clases particulares para aprender árabe y dibujo técnico.
 
Decidió trasladarse a Frankfurt durante dos años, 1875-1876, para adquirir experiencia y preparar los exámenes de acceso a la universidad. Ingresó en la Dresden Polytechnic para estudiar ingeniería. Hizo a continuación un año de servicio militar en el regimiento ferroviario de Berlín y se trasladó a Munich con la intención de continuar sus estudios de ingeniería en la Technische Hochschule. Sin embargo, sentía un gran interés por la física. Por este motivo, regresó a Berlín.
 
Fue alumno de Gustav Kirchhoff y Hermann von Helmholtz y, posteriormente, ayudante de éste, quien le informó sobre un premio que, desde 1879, ofrecía la Academia de Ciencias de Berlín a quien hallase una confirmación experimental de la relación entre las acciones electromagnéticas y la polarización de un dieléctrico; se trataba de demostrar la existencia de las "ondas electromagnéticas", previstas por medio del cálculo matemático ya en el año 1870 por el físico inglés James C. Maxwell. Heinrich Hertz no mostró interés en un principio hacia aquel galardón, pero tuvo conocimiento de que en Holanda Hendrik Lorentz intentaba formular una teoría aplicable a tal clase de fenómenos.
 
En 1879 Heinrich Hertz recibió el premio de la Facultad de Filosofía y la Medalla de Oro. Un año más tarde se graduó y en 1883 es nombrado profesor de física teórica en la Universidad de Kiel, donde comenzó a estudiar la teoría electromagnética de Maxwell.
 
Entre 1885 y 1889 Heinrich Hertz fue profesor de Física en la Technische Hochschule de Karlsruhe (Baden), donde realizó sus investigaciones más relevantes. Allí conoce a Elisabeth Doll, hija de uno de sus colegas, con quien se casa en julio de 1886.
 
En la Technische Hochschule (hoy Universität Karlsruhe) Hertz contaba con los instrumentos adecuados y logró demostrar en 1887 la propagación de la acción electromagnética en el espacio.
 
Para ello se sirvió únicamente de unos hilos metálicos curvados en forma de anillo entre cuyos extremos se dejaba una interrupción de apenas una fracción de milímetro. Cuando uno de estos anillos, adecuadamente orientado, se usaba como receptor, recibía un gran número de ondas electromagnéticas, cuyas variaciones de campo magnético generaban en el anillo corrientes inducidas de altísima frecuencia, saltando pequeñas chipas entre los extremos del mismo anillo.
 
Hertz divulgó los resultados en el artículo Oscilaciones eléctricas muy rápidas, publicado en los Wiedemann Annalen (1887). Continuando sus investigaciones experimentales en los dos años siguientes, Hertz consiguió medir la longitud de onda y la velocidad de propagación de las ondas electromagnéticas, y halló para su velocidad un valor muy aproximado al previsto por Maxwell (es decir, la velocidad de la luz: 300.000 kilómetros por segundo).
 
Mostró que estas ondas son "transversales", como las de la luz, y descubrió asimismo que en las ondas electromagnéticas se daban también los fenómenos de reflexión, refracción y polarización. Con todo ello la teoría electromagnética de Maxwell, formulada dieciseis años antes, encontró una confirmación experimental y fue posible establecer la naturaleza electromagnética de la luz.
 
Hertz hizo públicas estas investigaciones en una memoria científica y en una conferencia pronunciada en 1889 ante la Sociedad Alemana para el Progreso de las Ciencias Naturales y de la Medicina, en Heidelberg. A sus contribuciones hay que sumar el descubrimiento del efecto fotoeléctrico, el comportamiento dieléctrico de algunos materiales ante la inducción electromagnética y las propiedades de las ondas estacionarias en las líneas de transmisión. Las investigaciones de Hertz se reunieron en Gesammelte Werke (1894-1895), la obra que consta de tres volúmenes: Schriften vermischten Inhalt, Untersuchung der elektrischen Kraft y Die Principien der Mechanik. Estas aportaciones de Hertz mostraron los principios de la telegrafía sin hilos y determinaron la evolución tecnológica en el campo de las radiocomunicaciones.
 
En 1889 ocupó la cátedra de Física en la Universidad de Bonn, y allí realizó investigaciones sobre descargas eléctricas en gases. En 1892 descubrió la permeabilidad de la materia para los electrones, bombardeando éstos a través de una lámina de oro a partir de un tubo generador de rayos catódicos. Dos de sus obras principales, Investigaciones sobre la propagación de la fuerza eléctrica y Los principios de la mecánica, fueron escritas en esta época.
 
Siguiendo a Kirchhoff elaboró unos Principios de mecánica (que aparecieron después de su muerte, en 1894, en los que consideraba que solamente la longitud, el tiempo y la masa tenían entidad fundamental y que la fuerza era un concepto de ellos derivado.
 
Heinrich Rudolf Hertz falleció, tras una larga y dolorosa enfermedad, el 1 de enero de 1894, en Bonn, a causa de granulomatosis de Wegener. Tenía 37 años de edad.
 
Durante las exequias, uno de sus amigos pronunció las siguientes palabras: "Era un hombre noble que tuvo la gran suerte de estar rodeado de muchos admiradores, pero ninguno que le envidiase u odiase. A aquellos que lo conocían les impactaba su modestia y amabilidad. Fue un verdadero amigo de sus amigos, un profesor respetado por sus estudiantes, que le rodeaban en gran número desplazándose algunos desde lejos".
 
La unidad de medida de frecuencia el Hertz (Hercio en español), Hz, lleva ese nombre en su honor.
 
Más información
 
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones