HUGHES, Edward David
HUGHES, Edward David

Descripción

David Edward Hughes, (Londres, 1831 – Londres, 1900). Fue un ingeniero y músico británico. Inventor del primer sistema de impresión para telégrafo, que posibilitó el rápido crecimiento de las redes en Europa. Inventó el micrófono de carbón.
 
Biografía
 
David Edward HUGHES nació el 16 de mayo de 1831 en Londres. Sus padres y sus tres hermanos mayores eran músicos itinerantes en Inglaterra. Su familia se trasladó a los Estados Unidos, cuando él contaba siete años. El talento artístico estaba en la genética de los Hughes. En Estados Unidos y en Canadá ofrecieron conciertos en las ciudades más importantes. Sin embargo, durante esta etapa la familia sufrió un duro revés cuando falleció el mayor de los hermanos. Años después, adquirieron una granja en Virginia.
 
Su habilidad musical era tal que el pianista alemán Hast fijó su atención en David y consiguió que fuera contratado como profesor de música en el St. Joseph's College de Bardstown (Kentucky). No sólo la música le interesaba sino que sentía una gran atracción por la física y la mecánica, que estudió con intensidad, lo que justificó que, a la edad de 19 años, le fuese adjudicada la cátedra de filosofía natural en el mismo centro, sin abandonar sus clases de música.
 
En 1855 patentó el primer instrumento de impresión para sistemas telegráficos o impresora telegráfica. Lo inventó usando un mecanismo que permitía transcribir notas musicales mientras se ejecutaba desde un piano especial. Se componía de un teclado en el que al pulsar las teclas se escribían las letras en el mecanismo emisor. También, contaba con un sistema de impresión receptor, considerado el precursor de la máquina de escribir y los posteriores teclados de ordenadores.
 
El telégrafo de Hughes permitía transmitir un máximo de 60 palabras por minuto, en cambio el telégrafo de Morse sólo emitía 25 palabras. Contaba con un sistema de impresión perforada mediante el que se imprimían los caracteres de forma directa, eliminando las traducciones necesarias en Morse.
Un grupo de inversores neoyorquinos se interesaron por el telégrafo de Hughes y compraron sus derechos. Posteriormente, crearon una compañía de telégrafos con el objetivo de poner en funcionamiento el invento. En un periodo inferior a dos años se produjo la fusión de varias empresas entre ellas la Western Union, creándose la Western Union Telegraph Co., que se encargó de distribuir y extender el telégrafo de Hughes en una primera etapa en Europa y más tarde en el resto del mundo.
 
A finales de 1855 Hughes regresó a Inglaterra para tratar de introducir su equipo en la Electric Telegraph Co. que tenía el monopolio telegráfico. Fracasó en su intento y se trasladó a París, donde fue muy bien recibido por el gobierno francés, que propuso experimentar el instrumento de Hughes en la línea durante un año. Los resultados fueron satisfactorios y el sistema Hughes fue adoptado no sólo en Francia sino que se extendió su uso en toda Europa.
 
En 1860 Napoleón III nombró a David Hughes Caballero de la Legión de Honor y dos años más tarde el rey de Italia le concedió L'Ordine dei Santi Maurizio e Lazzaro.
 
En 1870 Hughes conoció en París a una artista de New Hampshire de nombre Anna Chadbourne con quien se casó, en segundas nupcias. David Hughes no tuvo descendencia.
 
George Phelps fue el encargado de buscar soluciones a los problemas iniciales del invento de Hughes. Creó un dispositivo para volver a sincronizar la transmisión y la recepción de la impresora. A su vez, combinó ambos mecanismos de accionamiento para aumentar el número de caracteres que llegasen a la plancha en el menor tiempo posible. Las impresoras de Hughes se utilizaron exclusivamente en grandes oficinas de telégrafos hasta 1939.
 
Hughes también inventó el micrófono de carbón, imprescindible para la telefonía, la radiodifusión y la grabación de sonido. En 1876 descubrió que al colocar una barra de grafito sobre otras dos conectadas eléctricamente a un altavoz se reproducía el sonido. La vibración de la barra genera ondas sonoras, que al abrir y cerrar el contacto, produce aumentos y disminuciones en el paso de la corriente eléctrica a través del carbón. Según la presión ejercida por las ondas sonoras sobre la barra, los cambios de corriente posibilitaban que una corneta conectada al micrófono reprodujera los sonidos. En 1827, Charles Wheatstone fue el primero en usar la palabra micrófono. En 1878, Hughes retomó el término. Sin la conceptualización de Hughes, Edison no habría patentado el micrófono de carbón.
 
Además, inventó la balanza de inducción y trabajó con la teoría del magnetismo. Sus numerosas investigaciones sobre la teoría del magnetismo experimental aportaron importantes contribuciones a la ciencia eléctrica.
 
El aparato telegráfico creado por Hughes se convirtió en el estándar adoptado en Europa y utilizado hasta los años '30 en que fue sustituido por los teletipos o teleimpresoras.
 
Gozó de prestigio internacional y numerosos honores como agradecimiento a su labor. En 1885 obtuvo la medalla de oro de la Royal Society y un año más tarde ocupó la silla presidencial de la Institución de Ingenieros Eléctricos. En 1897 recibió la gran medalla de oro en la Exposición de París y también en ese año la Sociedad de las Artes le entregó la medalla de oro.
 
Hughes fue homenajeado por Rusia, Turquía, Austria, Baviera, España, Serbia y Bélgica. La Royal Society de Londres eligió su nombre para nombrar sus premios. Personalidades como J.J. Tomson, Hans Geiger, Alexander Graham Bell, Stephen Hawking o Enrique Fermi han recibido este galardón..
 
David Edward Hughes falleció el 22 de enero de 1900 en Londres, a los 69 años.
 
Más información disponible en:
 
 
 
 
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones