KERSTING, Walter Maria
KERSTING, Walter Maria

Descripción

Walter Maria Kersting, [Münster (Westfalia), 1892 - Waging am See (Baviera), 1970]. Ingeniero alemán, diseñador industrial. Diseñó la carcasa de baquelita en forma de cubo de la 'radio del pueblo', utilizada para la radiodifusión propagandística del III Reich.
 
Biografía
 
Walter Maria Kersting nació el 8 de julio de 1892 en Münster (Westfalia). Su padre era arquitecto y él estudió ingeniería mecánica, de 1911 a 1915, en la Universidad Técnica de Hannover. En 1917 se hizo miembro de la Deutscher Werkbund, asociación de arquitectos, artistas e industriales, precursora de la Bauhaus. Los diseñadores industriales de la Werkbund, que seguían en Alemania en esa época, pertenecían a la Kampfbund für deutsche Kultur ("Unión de lucha por la cultura alemana"), un organismo nacionalsocialista, donde surgió la idea de aplicar un diseño útil y práctico a todos los objetos cotidianos, estrategia que hoy sigue IKEA, por ejemplo, en su estrategia de ventas.
 
En 1924 Kersting abrió un estudio de diseño industrial en Hannover. En 1927 fue nombrado profesor de diseño artístico y técnico en la Academia de Bellas Artes Aplicadas de Colonia. Un año más tarde publicó Bilderbuch für Kaufleute, ('Diseños para empresarios"), un manual conteniendo catálogos de diseños funcionales realizados por él y su esposa. En 1932 abandonó la Academia de Colonia y se trasladó a Düsseldorf como profesor gráfico en la Academia de Bellas Artes. Con la premisa de "crear objetos simples y baratos, que no deben aparentar ser más de lo que son, suficientemente obvios para ser entendidos por gente que no tenga una 'mente técnica', y diseñados de forma que no puedan ser dañados en caso de uso incorrecto", diseñó con sus alumnos la carcasa de baquelita para un receptor de radio.
 
kersting-radioEl 30 de enero de ese año, Hitler se convirtió en canciller de Alemania y poco después el ministro de Propaganda del Reich, Joseph Goebbels, convocó a los directores y administradores de las sociedades de radiodifusión alemanes en la Casa de la Radio de Berlín en el Masurenallee, argumentando que "como el partido nacional-socialista había ganado las elecciones ahora éste debía ganar al pueblo alemán", a cuyo fin se acometerá un proyecto de radiodifusión de propaganda organizado por el ministro del Interior Wilhelm Frick, que al final de la guerra sería juzgado por el Tribunal de Nürenberg y ahorcado en 1946.
 
En abril de 1933 ingenieros del Instituto Heinrich Hertz, dirigidos por el profesor Leithäuser, mapearon toda Alemania, analizando las intensidades de campo, llegando a la conclusión de que bastaba un receptor de tres válvulas para tener cobertura en todo el territorio.
 
Joseph Goebbels se dio cuenta del gran potencial que tenía este medio relativamente moderno para difundir propaganda y por ello consideró muy importante que los equipos de radio fueran fácilmente accesibles. Encargó, a través de la empresa Seibt, al ingeniero Otto Griessing el diseño de un Volksempfänger ("receptor del pueblo") sencillo y capaz de recibir las emisiones de estaciones locales en onda media y del transmisor de onda larga en Alemania, y que presentase dificultades para recibir señales del exterior. Este instrumento de propaganda encontró su alojamiento idóneo en la novedosa carcasa de baquelita de Kersting. Fue bautizado como VE-301 por Volksempfänger y por la fecha de ascenso al poder de Hitler.
 
El 18 de agosto de 1933 el VE-301 fue presentado en la Internationale Funkausstellung ("Feria Internacional de la Radio") en Berlín, vendiéndose los primeros 100.000 aparatos.
 
A partir de esa fecha todos los fabricantes de radio estaban obligados a construir el VE-301. En seis años AEG, Braun, Blaupunkt, Eumig, Loewe, Lorenz, Philips, Siemens y Telefunken produjeron nueve millones de receptores de radio VE-301.
 
Antes de 1933 había unos cuatro millones de receptores de radio en Alemania, cuyo precio unitario oscilaba entre 200 y 400 Reichsmark, inasequible para la mayoría. Para llevar a cabo su proyecto de radiodifusión propagandística, los nazis tendrían que encontrar una alternativa tecnológicamente barata y estéticamente atractiva. El diseño de los Bakelitgehäuses que Walter Maria Kersting había diseñado en 1928 serviría a este fin. Era un sorprendente icono de la era nazi. El precio de los VE-130 se estableció en 76 Reichsmark (RM) y para la versión de batería se fijó el precio en 65 RM. Alcanzados los 12 millones y medio de receptores en mayo de 1939, para que no quedase alemán alguno sin su radio, se fabricó un pequeño receptor, Deutschen Kleinempfängers DKE38, popularmente llamado Goebbels Schnauze ('hocico de Goebbels'), equipado con válvulas especiales (tenían dos sistemas eléctricos en el mismo chasis) que permitieron bajar los precios a 35 RM.
 
El Volksempfänger fue uno de los pocos productos del proyecto propagandístico alemán junto con el KdF-Wagen, el Deutschen Einhetis-Fernsh-Empfänger E1 (el receptor de TV), el Volkskühlschrank (frigorífico para el pueblo) o las Volkswohnung (casas del pueblo), que se produjeron en una cantidad considerable.
 
El Volksempfänger debía ser adquirido por todas las familias. La industria productora de Volksempfängers conseguía beneficios extremadamente pequeños. Los beneficios más altos dependían del desarrollo de las válvulas de la radio, y fue el Estado quien impuso una ley de precios, que muchas de las empresas aceptaron. Por otra parte, el número de cadenas de radiodifusión fue aumentando a excepción de los años 1935 y 1936.
 
Todos los Volksempfänger fueron diseñados para captar solamente emisoras de radio locales, para asegurar que no se pudieran oír fácilmente las emisiones de propaganda antinacionalsocialista de medios de comunicación, como el BBC World Service. A este fin la mayoría de los Volksempfänger carecieron de la capacidad de recibir ondas cortas. En el dial solo se marcaban emisoras alemanas y austriacas y los modelos más baratos no tenían indicación alguna. Este medio de censura en el receptor se utilizó por los estados comunistas de Europa oriental durante 25 años. Los receptores TESLA producidos en Checoslovaquia durante ese período eran similares a los Volksempfänger nazis.
 
En 1942 Walter Maria Kersting quedó fuera del proyecto. En 1948 presentó en la Feria de Exportación el primer ferrocarril en miniatura a escala 1:180, que perfeccionaría hasta producir el popular modelo N de escala 1:160. Un año más tarde fundó, con sus hijos Arno, Gerwald y Rainer, la Kersting-Modellbauwerstätten Gmbh, una fábrica de automóviles de diseño en Waging am See (Baviera). En 1950 Walter Maria Kersting rescató un diseño suyo de 1920 y lanzó al mercado el 'Kleine Kersting', un coche con carrocería de contrachapado sin puertas y descapotable, equipado con un motor de dos tiempos DKW y con tres marchas.
 
En 1964 se presentó en la Exposición de Arte y Diseño Moderno Alemán, que tuvo lugar en Kassel, un reportaje denominado 'documenta III' sobre la obra de Walter Maria Kersting.
 
Walter Maria Kersting falleció el 5 de mayo de 1970 en Waging am See (Alta Baviera).
 
Más información:
 

Vídeos disponibles sobre KERSTING

Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones