Mostrar nube de etiquetas

SPENCE, Frances V.
SPENCE, Frances V.

Descripción

Frances V. Spence [Philadelphia, Pennsylvania (EE.UU.), 1922 - Nassau County, New York (EE.UU.), 2012]. Matemática. Fue una de las primeras mujeres programadoras del mundo, formando parte del grupo de las seis Top Secret Rosies del ENIAC (Electronic Numerical Integrator and Computer), que sentaron las bases de la programación informática moderna.

Más en

Filmoteca | Videoteca  
Biografía

Frances Veronika Spence (de soltera Frances V. Bilas) nació en Philadelphia, Estados Unidos, el día 2 de marzo de 1922. Era la segunda de cinco hijas del matrimonio formado por Joze Frane Bilas, nacido en Croacia, ingeniero de distrito en el Sistema de Escuelas Públicas de Filadelfia y de Anna Elizabeth Bilas, maestra de escuela, que abandonaría su empleo durante la crianza de sus hijas.

Frances se graduó en el año 1938 en el Instituto femenino de South Philadelphia. Luego se incorporó a la Universidad pública de investigación del Temple. Consiguió una beca para el Colegio católico de Chestnut Hill, donde en 1942 se graduó con un B.S. en Matemáticas y un B.A. en Física. Allí conoció y se hizo amiga de Kathleen Antonelli McNulty, que cursaba un B.S en Matemáticas. Estando estudiando todavía en el Chestnut Hill College, Frances hizo prácticas de enseñanza en el Instituto Simon Gratz de Filadelfia con la intención de hacerse profesora de matemáticas.

En la Segunda Guerra Mundial el Ejército de los EE.UU. necesitaba matemáticos para trabajar en cálculos de balística. Puesto que los hombres ya habían sido llamados a filas, publicó anuncios en la prensa para formar un grupo de unas 80 mujeres para trabajar como 'ordenadores humanos'. Kathleen Antonelli McNulty, la amiga de Frances, leyó el anuncio y la convenció para que se presentase con ella. Kathleen McNulty y Francis V. Spence fueron admitidas en la Escuela de Ingeniería Eléctrica Moore de la Universidad de Pennsylvania, donde las destinaron a operar el Analizador Diferencial, gigantesca máquina con la que calculaban manualmente tablas numéricas con unas 1800 trayectorias por cañón, lo que les llevaba de 30 a 40 horas. Evidentemente pronto se vio que se precisarían muchas más mujeres para dar respuesta a la demanda del Ejército estadounidense.

Consecuentemente, en 1945 el gobierno de los EE.UU. decidió construir un ordenador electrónico complejo que realizase las mismas funciones que las ejecutadas por el grupo de mujeres matemáticas. Así nació ENIAC (Electronic Numerical Integrator And Computer) que fue instalado en el sótano de la Escuela Moore. Era la máquina más grande del mundo, ocupando una superficie de 167 m2 y montando un total de 17.468 válvulas electrónicas; pesaba 27 toneladas. Era capaz de realizar 5.000 sumas y 300 multiplicaciones por segundo, pero la vida media de cada tubo de vacío era de unas 3.000 horas, por lo que, aproximadamente, cada 10 minutos había que recambiarlos.

Del grupo de 80 mujeres, seis, entre ellas Frances V. Spence, fueron seleccionadas para convertirse en las primeras programadoras de este sofisticado ordenador. Inicialmente tenían que elaborar toda la programación en papel y comprobarla después en el ordenador. Se trataba de resolver complejas ecuaciones diferenciales que debían transformar en operaciones más sencillas para que el ordenador, que no tenía capacidad de almacenamiento, pudiera ejecutarlas secuencialmente. Como autodidactas, al cabo de unos meses, las mujeres programadoras consiguieron reducir a 15 segundos el tiempo de cálculo del ENIAC. Ellas fueron las creadoras de los primeros conjuntos de rutinas, de las primeras aplicaciones de software y de las primeras clases programáticas. Y, por tanto, sentaron las bases de la programación informática moderna.

Hasta 1946 el ordenador ENIAC estaba clasificado como secreto. En ese año se presentó a la prensa y al público, pero no a las Top Secret Rosies: Frances V. Spence y sus cinco compañeras Kathleen McNulty Mauchly Antonelli, Jean Jennings Bartik, Marlyn Wescoff Meltzer, Frances Elizabeth Holberton y Ruth Lichterman Teitelbaum, que integraban la primera generación de programadores del ENIAC. Las seis habían permanecido en el anonimato hasta que una estudiante de la Universidad de Harvard, Kathy Kleiman, rescató del olvido su historia para un trabajo académico.

En 1947 ENIAC fue trasladado al Aberdeen Proving Ground Ballistics Research en el Estado de Washington. Solo tres de las programadoras lo acompañaron: Frances V. Spence, Kathleen McNulty Mauchly Antonelli y Ruth Lichterman Teitelbaum. Fue allí donde Frances conoció a Homer W. Spence, un ingeniero electrónico que había sido asignado al proyecto ENIAC. Homer y Frances se casaron en ese año. Homer fue promovido a jefe del área de investigación informática en Aberdeen. Frances dejó su trabajo para tener al que sería su primer hijo.

Más tarde, Homer aceptó una oferta de trabajo en Nueva York y la familia se mudó a dicha ciudad, donde Frances se dedicó exclusivamente a cuidar y educar a sus tres hijos.

En 1977 la meritoria labor profesional de Frances V. Spence, y la de sus otras cinco compañeras del ENIAC, fue reconocida al ser incorporadas al Salón Internacional de la Fama de las Mujeres en la Tecnología.

Frances V. Spence falleció el 18 de julio de 2012, a la edad de 90 años.

Más información
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2018 Foro Histórico de las Telecomunicaciones