Bombshell: The Hedy Lamarr Story
Bombshell: The Hedy Lamarr Story

Dirigida por

Alexandra Dean

Año

2017

Etiquetas

1940 | 1960 | Defensa | LAMARR

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: La invención del sistema base del método de comunicación Frequency-Hopping Spread Spectrum (Espectro Ensanchado por Saltos de Frecuencia).

Situación: Un estupendo tributo no solo a Hedy Lamarr sino también a cada mujer brillante ignorada.

Situación: Una historia de la que la mayoría de nosotros no sabemos nada, pero que todos deberíamos saber.

Personaje: LAMARR, Hedy.

Bombshell, The Hedy Lamarr Story: en sus propias palabras

El Festival Tribeca fue creado en 2002 por el actor Robert De Niro, la productora Jane Rosenthal y el filántropo Craig Hatkoff con el fin de promocionar el buen cine independiente de Nueva York y de paso poder relanzar económicamente el barrio, Tribeca está ubicado en la zona suroeste de Manhattan, que había sufrido buena parte de la devastación de los atentados del 11-S un año antes.

En el logo del festival (tal como se puede ver en el cartel de la película), las tres íes, TrIbeca FIlm TestIval, quedan perfectamente alineadas dando lugar con su continuidad gráfica a lo que bien puede ser una pantalla mural bilateral que acaba convertiendo el laureado logo en dos salas o en la invitación a poder ver los dos lados de lo que al festival concurra.

'Bombshell: The Hedy Lamarr Story' se presentó en la sección oficial del Tribeca 2017 y para estar en consonancia con las tres emblemáticas íes del evento el cartel la película sintetiza la esencia del personaje en un Torrpedo (sí, con dos erres, como Lamarr) sobre el que se han rotulado las tres íes que para los responsables de la película definen los dos lados, las dos facetas, de la historia de Hedy Lamarr: "Icono. Inmigrante. Inventora."; cada uno de los conceptos de la tríada con su punto y seguido, como la vida que las imágenes del documental proyectan.

Alexandra Dean, la directora, amplía su visión y detalla el porqué del film: "'Bombshell' es una película sobre una chica que quería dejar su huella en el mundo, pero ese mundo no podía ver más allá de su rostro. Hedy Lamarr fue considerada "la chica más bella del mundo" en la década de 1940. Ella fue una leyenda de la pantalla que protagonizó películas junto a Jimmy Stewart y Clark Gable, pero también tenía un pasatiempo secreto. Por la noche, ella inventaba. Aportó ideas a Howard Hughes, pero su invención más excitante fue un "sistema secreto de comunicación" que inventó para que los buques de guerra aliados torpedeasen los submarinos nazis con una precisión mortal. Ese sistema de comunicación se acabó convirtiendo en la base de nuestra conexión Wi-Fi, Bluetooth, GPS e incluso algunas tecnologías de telefonía celular de hoy en día. Pero Hedy nunca fue reconocida por este extraordinario invento porque nunca le contó a la prensa lo que había hecho. De hecho, en sus últimos años se convirtió en una reclusa y murió sola y sin un centavo. Luego, en 2016, encontramos unas cintas perdidas de Hedy hablando con una reportera en 1990. Ahora, por primera vez, Hedy explica lo que sucedió en sus propias palabras".

A través de entrevistas con la familia sobreviviente de Lamarr, amigos e historiadores de Hollywood, Hedy Lamarr se revela como una mujer que vivió, amó y luchó detrás de la cara que la había convertido en un icono. La historia de Lamarr es la demostración perfecta de la espada de doble filo de la belleza. Por un lado, le consiguió una cadena de maridos y la atención de Louis B. Mayer, quien la ayudó a cambiar la tenaza de Hitler por el deslumbramiento de Hollywood. Pero también le supuso un matrimonio con un celoso proveedor de armamento para Hitler y Mussolini, una carrera profesional donde su aspecto era más valioso que su talento y la exasperante suposición de que ella debía ser tan tonta como bella.

Pero de todas las entrevistas que aportan detalles a Bombshell, la más impactante proviene de la propia Lamarr. En 1990, la estrella de cine, en ese momento la gran olvidada, hizo un último intento para ganar reconocimiento por su mayor invención hablando con la escritora de la revista Forbes Fleming Meeks. En esa entrevista recogida en cuatro cintas de cassette, Lamarr, de 76 años, sacó a relucir sus historias de inventos y despidos sexistas, y su amargura por que la Marina de los Estados Unidos usara su Espectro Ensanchado por Saltos de Frecuencia pero nunca la hubiese compensado por ello. Su estrella se estaba desvaneciendo, sobrevivía con una miserable pensión del sindicato de actores, pero aún soñaba que su legado sería como inventora, no como actriz.

Hay una dulzura agridulce que se extiende a través del documental, que reconoce las muchas formas en que una mujer extraordinaria fue devorada por una sociedad que exigía que siempre fuera alegre, glamorosa y tonta. A través de las conversaciones con sus seres queridos, su historia envuelve al público con empatía y lo seduce con su gran capacidad de resiliencia. Ella sufrió batallas con la adicción, una cadena de divorcios complicados, ataques de duda que la llevaron a unas cirugías plásticas fallidas y la reclusión de los últimos días. Pero Lamarr también fue la atrevida esposa trofeo que huyó de su abusivo esposo con un plan de escape que incluía una doble de cuerpo, un disfraz, joyas cosidas en el forro de su abrigo y una bicicleta para alejarla. También fue la intrépida refugiada que desafió a Mayer por más dinero en su contrato cuando la mayoría se daba por satisfecha con un billete de salida de la guerra de Europa. Y también fue la inventora que jugó con la química, la ingeniería y el diseño de artículos para el hogar hasta sus últimos días en 2000.

Bombshell se convierte no solo en un estupendo tributo a Lamarr sino también a cada mujer brillante ignorada, dándoles a todas ellas las gracias, incluso si nunca han llegado a estar de moda, e inspirando a una nueva generación para ir a buscar lo que es suyo.

Vídeos

Sin trucos de fotografía ni efectos especiales, no se necesita nada fuera de lo común cuando la historia a mostrar es tan única. La historia de Hedy Lamarr es mucho más que una biografía de quien llegó a ser estrella de Hollywood. Es más la historia de una mujer cuyo talento superó con creces su belleza, más cuando estaba considerada como "la mujer más bella del mundo". Es una historia de nuestro fracaso como sociedad cuando nos enfrentamos al desafío de las convenciones con las que vivimos y de la tragedia de aquellos que no encajan con las etiquetas que tenemos para clasificar a quien se nos cruza en el camino. Resumiéndolo en una frase: es una historia de la que la mayoría de nosotros no sabemos nada, pero que todos deberíamos saber.

Bombshell: The Hedy Lamarr Story - official US trailer

Hubo, por supuesto, personas selectas en la vida de Lamarr que conocían su afición; como por ejemplo el excéntrico Howard Hughes. En el documental, Lamarr comenta su relación con el aviador: Hughes no solo hizo todo lo posible para apoyar su pasatiempo; más que eso, dice Lamarr, "confió en mí". En ese momento, Hughes estaba tratando de encontrar la manera de que su avión volara más rápido. Lamarr dedujo rápidamente que las alas de su avión eran demasiado cuadradas, así que compró un libro sobre pájaros y un libro sobre peces y analizó la constitución de los más rápidos para proponerle un nuevo tipo de forma de ala. Lamarr: "Se lo enseñé a Howard Hughes y él dijo: 'Eres un genio'".

Clip: Howard Hughes

Adam Haggiag, producer of "Bombshell: The Hedy Lamarr Story".

DOC TALKS: Adam Haggiag at newportFILM Outdoors

July 30th, 2017. Director, Alexandra Dean; Subject, Anthony Loder; and Guest Jennifer Hom (Bombshell: The Hedy Lamarr Story) discuss the film onstage at the Castro Theatre in San Francisco at a screening of the new film, presented as the Closing Night Film at the 37th San Francisco Jewish Film Festival.

Q & A - Bombshell: The Hedy Lamarr Story - SFJFF37

15
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

Logo COIT
c/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
Logo AEIT
c/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2017 Foro Histórico de las Telecomunicaciones