Su otra esposa
Su otra esposa

Dirigida por

Walter Lang

Año

1957

Etiquetas

1950 | Ordenador | Televisión

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: Noviembre de 1956, cuando el ordenador era conocido como 'cerebro electrónico' y la informatización hacía peligrar los puestos manuales.

Situación: Un IBM System 700 desplegado sobre un tapiz Mondrian, tecnología y arte para un inicio en CinemaScope.

Situación: Toda cadena de televisión necesita un departamento de documentación, informatizado o no.

Su otra esposa: Creo que se puede afirmar sin rodeos que le proporcionará más ocio a más personas

Costello: ¿Sabes lo que está haciendo aquí? Intenta sustituirnos con un cerebro electrónico. Está en misión especial por cuenta de Azae para ver si EMERAC puede adaptarse a este departamento. ¡Y ese será nuestro fin!
Watson: Peg, Peg, tranquilízate; ninguna máquina puede hacer nuestro trabajo.
Costello: Eso dijeron en la sección de nóminas.

La responsable del departamento de documentación (Investigación y Consultas, en el doblaje) de un importante canal de televisión es la señorita Bunny Watson, una mujer de prodigiosa memoria y enorme capacidad de organización que de forma manual es capaz de obtener cualquier tipo de información que se le solicite.

El canal ha puesto en marcha un plan de informatización del servicio de documentación.

El encargado de modernizar el sistema es el ingeniero de métodos Richard Summer, un hombre de fuerte personalidad que sobrevalora las excelencias del ordenador e infravalora el sistema manual.

Las ideas innovadoras del señor Summer chocarán con el sistema de trabajo de la señorita Watson. Sin embargo, el roce llevará al cariño y la animadversión mutua del principio terminará convirtiéndose en una poderosa atracción.

La película es una adaptación del texto teatral homónimo de William Marchant, inspirado en la figura de Agnes E. Law, la bibliotecaria que organizó el fondo documental de la cadena de televisión CBS. La obra de teatro consiguió un gran éxito de público y crítica en Broadway.

Walter Lang, director de musicales y de comedias familiares, le dio una pátina de simpático entretenimiento con un toque de profundidad al retomar esta guerra de sexos extendida al emergente entorno de la informatización de las oficinas.

Summer: Caballeros. El objeto de esta máquina, naturalmente, es el de liberar al trabajador...
Watson: ¿Puede repetir eso?
Summer: Liberar al trabajador de los trabajos rutinarios y dejarle más tiempo para cometidos más importantes.

La película habla de asuntos como el acoso y derribo que sufren las personas de edad y experiencia en determinados ámbitos laborales, la resistencia al cambio o como la tecnología se va imponiendo en el día a día.

Azae: Dígame, Bunny, ¿le ha estado ayudando EMERAC?
Watson: Bueno, francamente, aún no ha empezado a dar nada porque hasta este momento hemos estado proporcionándole información. Pero creo que se puede afirmar sin rodeos que le proporcionará más ocio a más personas.

Es también una de las películas que a la pareja formada por Katharine Hepburn y Spencer Tracy se les daba de maravilla interpretar, como si de un partido de tenis se tratara. Lang les permitió desplegar su ingenio hasta el punto de que algunas escenas, como ésa en la que Katharine Hepburn casi acaba cayéndose de la silla de risa, fueron improvisadas.

Para Hepburn y Tracy ésta era la octava vez que hacían pareja en la pantalla pero ésta fue la primera en varios aspectos: era la primera en color, para un estudio que no era MGM (Metro-Goldwyn-Mayer) y en CinemaScope. Pero también fue la penúltima en la que actuaron juntos.

Katharine Hepburn, su otra esposa.

En la pantalla, Richard Summer se convierte en una presencia diaria en la oficina de Bunny Watson, observando la forma de trabajar del departamento de documentación para así descubrir la mejor manera de incorporar la computadora de su invención, a la que se refiere cariñosamente como "Emmy". Pero Richard parece haber haber encontrado una rival digna de su querida supercerebro en la brillante señorita Watson y su memoria enciclopédica. Una rivalidad que muestra claros signos de una atracción romántica.

En el mundo real, Spencer Tracy y Katharine Hepburn se conocieron en el rodaje de "La mujer del año" (1942, George Stevens) y, como sus personajes en la película, acabaron enamorados. Nunca más volvieron a separarse, aunque en realidad, nunca estuvieron juntos. Él estaba casado y no quiso divorciarse. Jamás compartieron techo, ni salidas públicas, ni mesa en un restaurante íntimo. Todo Hollywood sabía que estaban juntos, pero no se hablaba de ello.

Agnes E. Law, la auténtica 'lady of desk set'.

Agnes Law entró a trabajar en CBS en 1927 como secretaria del Responsable de Programación. La cadena contaba con 18 empleados y transmitía por más de 16 estaciones durante 10 horas a la semana. La parrilla de programación consistía principalmente en música en vivo, a menudo originada en un estudio bastante primitivo en Steinway Hall, en la calle 57 de Nueva York. Como Agnes tenía un título en música por la Universidad de Syracuse, también se encargaba de hacer selecciones musicales para un cuarteto masculino, dos mujeres solistas, una orquesta sinfónica y una banda. Incluso, si era necesario, tocaba el piano en los ensayos.

En septiembre de 1928, la compañía fue comprada por William S. Paley, y casi de la noche a la mañana la cadena comenzó a crecer. Paley compró la estación WABC (más tarde renombrada como WCBS), y Agnes trabajó en la expansión y organización del departamento de programas de la estación: supervisó a los mecanógrafos y estenógrafos, preparó toda la continuidad y, luego, formó a las redactoras.

En 1935, la Comisión Federal de Comunicaciones, creada un año antes, pidió a las cadenas que dieran cuenta de sus últimos 5 años de programación. Agnes acudió al rescate, valiéndose de su notable memoria y de un elaborado, aunque no oficial, conjunto de fichas de archivo. Cuando la cadena vio el beneficio real de tener esa información a la mano, se le pidió a Agnes que creara un departamento que recopilara información y estadísticas de la programación. También estableció una biblioteca de transcripción para alojar un archivo de sonido para todos los programas de CBS. Finalmente, en 1941, se estableció una biblioteca de referencia oficial de la CBS, diseñada para servir al personal de la cadena, a sus clientes, a los anunciantes y al público en general.

Durante la guerra, el departamento de documentación de Agnes trabajó las 24 horas del día, sirviendo al personal de Nueva York durante el día y al personal de Edward R. Murrow en Londres durante la noche. El departamento creció y llegó a tener una plantilla de casi dos docenas de personas.

Agnes fue la jefa del departamento hasta que se jubiló en 1956.

IBM Serie 700.

En IBM, la serie 700 fue la primera línea de producción de computadoras para empresas. A partir de 1952, IBM 701 y sus sucesores se construyeron como sistemas, desarrollando el concepto de que la velocidad implicaba algo más que el procesamiento pues también estaban la memoria y los dispositivos de entrada y salida. La serie 700 también fue un puente desde la electrónica de los tubos de vacío hasta los transistores.

su otra esposa emmy

A principios de la década de 1950, 14 empresas estadounidenses estaban desarrollando computadoras electrónicas con la ayuda del gobierno. La Guerra Fría llevó a la administración del presidente de los Estados Unidos, Harry S. Truman, a inyectar dinero en tecnología con la esperanza de mantener esta ventaja. Parte de esos fondos fue a los laboratorios de las universidades. Algunos fueron a empresas de nueva creación como Engineering Research Associates. Y otros fueron a los desarrolladores de ENIAC, J. Presper Eckert y John Mauchly, quienes encontraron respaldo financiero para su negocio en Remington Rand. El dúo construyó un sucesor comercial de su ENIAC, apodado UNIVAC, la primera computadora electrónica que se ganó los corazones de la nueva generación de científicos que adoraban los cálculos de alta velocidad que estas computadoras hicieron posible. Bajo la presión de UNIVAC, los ingenieros de IBM sintieron que su orgullo, y posiblemente una parte importante del futuro de la compañía, estaba en juego. La cultura de empresa respondió en una oleada de espíritu de equipo y creó un sistema orientado a la velocidad: la calculadora de defensa IBM 701.

El equipo de diseño del 701 no podía esperar a tener el espacio que necesitaba dentro de IBM, por lo que comenzó a trabajar en el tercer piso de una fábrica de corbatas en Poughkeepsie, Nueva York, y luego se mudó a un supermercado vacío. "El alquitrán se derretía y caía del techo en los días calurosos", comenta Clarence Frizzell, uno de los gerentes de proyecto. "Tuvimos que rasparlo de los dibujos para seguir trabajando". El equipo descartó los presupuestos y los planes de trabajo, dos pilares de la forma de trabajar en los laboratorios. "Tal vez es por eso que hicimos las cosas tan rápido", comenta Jerrier Haddad, un ingeniero de gestión en el 701. "No teníamos agenda, no había retrasos".

En poco menos de dos años, el equipo diseñó y comenzó a construir una máquina enormemente compleja, conocida en esta fase de desarrollo como la Calculadora de Defensa. La Calculadora de Defensa se convirtió en la Máquina de Procesamiento de Datos Electrónicos Modelo 701 de IBM, una computadora científica que podía realizar más de 2000 multiplicaciones por segundo. Pero el procesador era solo una parte de la ecuación de velocidad. La memoria, la capacidad de obtener y almacenar datos, era el cuello de botella en las primeras computadoras. La memoria principal del 701, basada en dispositivos electrostáticos llamados tubos Williams, podría contener poco más de 20.000 dígitos. La memoria principal se complementó con un tambor magnético más grande pero más lento, una especie de unidad de disco primitiva, que contenía 82.920 dígitos, e incluso unidades de cinta magnética más lentas que contenían 8 millones de dígitos por bobina.

IBM tenía 10 pedidos confirmados pero terminó haciendo diecinueve máquinas 701 y arrendándolas por aproximadamente $15.000 al mes. El primer 701 se instaló en la sede mundial de IBM, en Madison Avenue, en Nueva York. Tres fueron a laboratorios de investigación atómica, ocho a fabricantes de aeronaves, tres a otras instalaciones de investigación, dos a agencias gubernamentales y otro al Departamento de Defensa de los Estados Unidos. El último 701 fabricado fue arrendado a la Oficina del Clima de los Estados Unidos a principios de 1955.

La revista Time publicó que el 702, una versión orientada a los negocios del 701, "puede memorizar suficiente información para llenar una guía telefónica de 1.836 páginas de Manhattan... y procesar la información a una velocidad de 7.200 operaciones lógicas por segundo. ... puede multiplicar un par de números de 127 dígitos y llegar a una respuesta de 254 dígitos en un tercio de segundo".

La serie 700 evolucionó durante más de una década. El 704 era un 701 con una memoria mejorada, aritmética de punto flotante y software actualizado, e IBM vendió 123 de ellos desde 1955 hasta 1960. El 705 y luego el 709 sucedieron al 704. A finales de la década de 1950, IBM desarrolló el 7090, que era básicamente un 709 pero construido con transistores en lugar de tubos de vacío. Las series 700 y 7000 fueron las computadoras de gama alta de IBM hasta la llegada del IBM System/360 en 1964.

Vídeos

Noviembre de 1956, el presidente de la cadena de televisión FBC, Federal Broadcasting Company, ha contratado los servicios de un ingeniero, que acaba de inventar un potente cerebro electrónico, para automatizar el Departamento de Información y Documentación. Este hecho provoca que las cuatro chicas que trabajan teman por su puesto de trabajo.

Trailer

Aunque en 1957 las computadoras eran relativamente desconocidas para la mayoría del público del cine, en las oficinas de las grandes empresas empezaban a encargarse de las tareas manuales repetitivas. Los títulos de crédito no solo introducen al espectador en la ficción que va a ver en la pantalla sino también lo prepara para lo que verá cuando salga de la sala. Los primeros 15 segundos son para descubrirse: un sistema IBM desplegado sobre un tapiz Mondrian, tecnología y arte aunados en la introducción de la ficción que en clave de humor busca conjurar el temor a la pérdida del puesto en el rol social, en el entorno laboral o en el ambiente empresarial.

Title sequence

EMERAC, Electromagnetic Memory and Research Arithmetical Calculator, la gran computadora del tamaño de una habitación que aparece en la película, fue 'concebida' para la pantalla con el soporte de IBM y se usó repetidamente en otras producciones de la 20th Century Fox de aquella época, como La mosca (1958, Kurt Neumann) y Querida Brigitte (1965, Henry Koster) entre otras. Sin embargo, la máquina EMERAC que se muestra en la película tiene más de concepto de ciencia ficción que de computadora real pues es capaz de 'hazañas' que ni siquiera los ordenadores actuales podrían emular.

Clip: ¿Qué daños padecen anualmente los bosques americanos por obra del gusano del abeto rojo?

En esta escena, Summer pone a prueba las capacidades de Watson y ésta sale airosa. Al dar explicación de los métodos que sigue para memorizar, Watson habla de su especial "mnemotecnia inteligente". Consigue recordar números gracias a su desarrollada capacidad para relacionarlos con hechos, lugares y experiencias. De ese modo, los datos dejan de ser algo inerte y sin sentido, para estar contextualizados como elementos significativos. Nota: Cuando hablan de 'capicúa' se refieren a 'palíndromo'.

Clip: Yo asocio muchas cosas con muchas otras

71
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones