El canto del lobo
El canto del lobo

Dirigida por

Antonin Baudry

Año

2019

Etiquetas

2010 | Audio | Defensa | Sonar

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: Analista de sonar, oído de oro, analista acústico submarino o cómo visualizar lo que se oye.

Situación: Firma acústica.

El canto del lobo: Yo prefiero escuchar el mar en calma

Una cita de Aristóteles ("Hay tres clases de hombres: los vivos, los muertos y los que están en el mar") sobre una toma aéra del inmenso mar, da paso a una toma cenital de un submarino acercándose sumergido a la costa siria de Tartús. Se tata del submarino nuclear de ataque francés 'Le Titane' que se prepara para recuperar a buzos militares en misión secreta en tierra.

El éxito de la misión depende enteramente de Chanteraide (llamado "oído de oro"), un técnico de sonar dotado de un talento auditivo excepcional cuyo trabajo es interpretar cada uno de los ruidos captados por el sonar, determinando su origen y sopesando su riesgo potencial.

Como una especie de enciclopedia acústica, Chanteraide es capaz de distinguir por el sonido de sus palas, escuchado a través de los auriculares, si una fragata captada en el radar es rusa o es iraní.

La trama se desencadena pronto, cuando tras oír el 'canto del lobo' (expresión que hace referencia al sonido de la señal de alarma que recibe un submarino cuando es detectado por otra embarcación) 'oído de oro' detecta un sonido que no es capaz de descifrar y que desencadena un enfrentamiento bélico cuyas consecuencias envolverán a los protagonistas durante el resto de la película.

el canto del lobo oido de oro

La extensa secuencia de apertura, de unos 23 minutos, supone un inicio excepcional y desata un exasperado suspense. Rodada con profusión de primerísimos planos y con la ayuda de un montaje que deja el tiempo suficiente en algunos planos y corta otros casi antes de tiempo, el director Antonin Audrey situa al espectador en el angosto espacio del submarino generándole una sensación de desasosiego, sobre todo cuando le sitúa ante las pantallas y sonidos que 'oído de oro' ha de interpretar.

el canto del lobo firma audio

La película comienza con una tensa y bien ejecutada secuencia de acción de 23 minutos, y concluye con 40 minutos aún más complejos y llenos de suspense sobre jerarquía y protocolos militares, estrategia y guerra submarina. El material intermedio es una secuela de la primera y una preparación para la segunda, y es lo suficientemente realista como para resultar convincente. El guion no se hace demasiado pesado con el desarrollo de los personajes; el talento de Chanteraide resulta extraordinario y aunque el resto del personaje es un gran vacío importa poco pues el gran protagonista de la película es la conjunción de sonido e imagen. Por ejemplo, cuando la cámara se acerca lentamente a Chanteraide durante un momento crítico, centrándolo en el encuadre de modo que se puede percibir cómo se concentra en lo que está oyendo.

the-wolfs-call-single-best-shot

El canto del lobo se estrenaba el 17 de enero de 2019 en Francia. El 29 de agosto de 2019, aparecía esta noticia en la página web de QinetiQ (multinacional británica de tecnología de defensa):

QinetiQ consigue un contrato de 18,7 millones de libras con la Royal Navy para ayudar a proteger los buques y submarinos del Reino Unido.

QinetiQ ha conseguido un contrato de 18,7 millones de libras esterlinas, denominado OASIS (Operational Assessment of Signatures Informing Susceptibility, Evaluación Operativa de las Firmas que Informan de la Susceptibilidad), que ayudará a reducir las firmas acústicas y electromagnéticas de los submarinos y buques de la Royal Navy y a proteger de los enemigos a las mujeres y hombres que sirven en ellos.

Cada barco o submarino tiene una firma acústica y electromagnética única: cuanto más grande sea esta firma, más fácil será de detectar, identificar y potencialmente atacar. Medir y comprender esta firma a lo largo de la vida útil de un buque le da a los oficiales de la Armada la confianza de que están listos para luchar y ganar en el combate en el mar.

Más de una docena de servicios estarán disponibles a través del acuerdo de asociación a largo plazo existente (con un horizonte de 25 años), utilizando los nuevos tipos de eventos y el enfoque basado en los resultados para ofrecer un servicio más rentable a la Royal Navy. Los resultados se obtienen a partir de una gama de capacidades de detección de firma que incluyen el ruido radiado subacuático, la sección transversal del radar, la intensidad del eco del objetivo y el electromagnetismo; todo ello con el respaldo de una amplia gama de instalaciones, equipos y programas informáticos suministrados por ingenieros altamente cualificados y con gran experiencia.

Como parte del nuevo contrato, toda la información sobre las firmas recopilada se almacenará en el sistema MKM (Maritime Knowledge Management, Gestión del Conocimiento Marítimo) de la Armada, lo que permitirá a las partes interesadas acceder y utilizar el repositorio de información como ayuda para la toma de decisiones sobre la gestión de las firmas de cada plataforma.

El comodoro Martyn Williams, de la Royal Navy, comenta: "La capacidad de mantener un conocimiento profundo de la firma acústica y electromagnética de un buque o submarino es una parte esencial para mantener una ventaja que nos permita ganar la batalla: podemos verlos antes de que nos vean. Pero es más que eso. Los datos que recojamos hoy informarán a la flota de mañana y nos darán la información que necesitamos para responder a las nuevas amenazas al tiempo que las conocemos".

Vídeos

Para ser su primera incursión en la dirección, Antonin Baudry (ingeniero, consejero del Primer ministro, diplomático y autor de cómics) dirige con seguridad el enorme presupuesto (para una producción francesa) de 23 millones de dólares ofreciendo un hábil thriller submarino con un estilo más en la estela de Hollywood que en la onda de Cahiers du cinema. La película ha sido adquirida por Netflix en Berlín para América, del Norte y del Sur, España y Escandinavia.

Trailer

Trabajando con el director de fotografía Pierre Cottereau y el diseñador de producción Benoit Barouh, Baudry se lanza a lo grande cuando la acción necesita piezas importantes del decorado aunque mantiene la mayoría de las cosas confinadas en los estrechos espacios del escenario principal del submarino. La partitura de tomandandy mantiene la apuesta en todo momento. Pero el gato al agua se lo lleva el diseño de sonido de Randy Thom junto con la edición de sonido de Nicolas Cantin, Thomas Desjonquères, Raphaël Mouterde, Olivier Goinard que consiguen un excelente trabajo creando los diversos ruidos submarinos que asolan a 'Oído de oro' día y noche, labor justamente reconocida con el César 2020 al Mejor Sonido.

Clip: Cuatro palas no es un submarino

Territory Studio es un especialista creativo con un enfoque único del diseño de movimiento, los efectos visuales y las experiencias digitales. Con estudios en Londres y San Francisco, sus clientes abarcan los sectores del entretenimiento, la cultura, el comercio y la tecnología.

territorystudio.com

287
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2022 Foro Histórico de las Telecomunicaciones