La jungla 4.0
La jungla 4.0

Dirigida por

Len Wiseman

Año

2007

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: Web 2.0 surge como una actitud y no como una nueva tecnología.

Situación: Plasmación de un ataque por intermediario (Man in the Middle).

Situación: Interacción generacional, el hombre analógico de 1980 en la era digital de 2000.

Situación: La radio analógica como último recurso de comunicación.

La jungla 4.0: cuestión de actitud

Estados Unidos se prepara para celebrar el 4 de julio, Día de la Independencia, pero el detective McClane no tiene ganas de fiesta. Justo cuando ha acabado de discutir con su hija Lucy, tras hablerla sorprendido con el no novio en el coche a la puerta de casa, una llamada de su jefe le encarga como última misión antes de irse a dormir que se acerque hasta el domicilio de un joven pirata informático, Matt Farrell, lo detenga y lo lleve ante el FBI ya que lo quieren interrogar tras haber descubierto una intromisión en su sistema informático.

Lo que para McClane pintaba un trabajo de rutina se complica cuando, ya en casa de Farrell, son atacados por unos mercenarios.

John McClane se ve enfrentado a un nuevo tipo de terrorismo, el cibernético. La red informática nacional que controla los transportes, las comunicaciones y la energía de Estados Unidos es inutilizada de manera sistemática por un grupo de hackers, sumiendo al país en el caos total. Thomas Gabriel, el cerebro que está detrás de este complot, lo ha calculado todo a la perfección antes de intermediar. O casi, pues no había tenido en cuenta a McClane, un policía de la vieja escuela, inmune a las nuevas tecnologías y especialista en aparecer en el momento más inoportuno, que con sus métodos expeditivos y socarronería verbal ya ha desbaratado tres ataques terroristas, si bien el último fue ya hace 12 años.

La trama de la película está basada en un guion titulado 'WW3.com' de David Marconi, guionista de la película 'Enemigo público' (1998, Tony Scott). A partir del artículo 'A Farewell to Arms' de John Carlin para la revista Wired, Marconi elaboró un guion sobre un ataque ciberterrorista en Estados Unidos según el procedimiento conocido como "caos total", que representa un ataque coordinado en tres etapas sobre el transporte, las telecomunicaciones y los servicios financieros y, por último, los sistemas de infraestructura de servicios públicos. El objetivo del ataque es desestabilizar fuertemente a todo un país y la posibilidad de éxito (quitando a McClane de la ecuación) estriba en que todos los sectores productivos están presentes y dependientes de internet.

Y cuando todo está en internet, tan solo hay que intermediar para atacar. Un ataque por intermediario o MitM (Man in the Middle) involucra a un atacante que puede interceptar o alterar las comunicaciones entre dos partes que normalmente no son conscientes de que el atacante está presente en sus comunicaciones o transacciones.

Bruce Willis dijo en 2005 que la película se llamaría 'Die Hard 4.0', ya que iba a girar en torno a los ordenadores y el ciberterrorismo. Posteriormente, los mentideros indicaban como título 'Die Hard: Reset'. Finalmente, el estudio, 20th Century Fox, fijó el título original en 'Live Free or Die Hard'. Para el estreno en España, en 2007, en plena efervescencia mediática del concepto Web 2.0, el título elegido no pudo ser otro que 'La jungla 4.0'. Y cuando lo expertos tecnológicos indicaron que la Web 2.0 era, básicamente, una cuestión de actitud quedó claro para los de marketing que el cartel de la película debía incluir una referencia a la disposición de ánimo requerida para sobrellevar las nuevas tecnologías.

Web 2.0, vista desde 2010.

La crisis de las empresas .com obligó a darle un giro a la forma de hacer negocios en Internet. En el verano del 2005 varios expertos y grandes empresas se reunieron en la Conferencia Web 2.0 y trataron de ver cómo se podía explotar mejor Internet; para ello debían cambiar su punto de vista. Nació entonces la Web 2.0.

Para comprender la procedencia del término Web 2.0 hay que tomar como punto de partida el momento en que Dale Dougherty, de O’Reilly Media, utilizó este término en una conferencia en la que compartió una lluvia de ideas junto a Craig Cline, de MediaLive. En dicho evento se hablaba del renacimiento y evolución de la web. Constantemente estaban surgiendo nuevas aplicaciones y sitios con sorprendentes funcionalidades. Y así se dio la pauta para la Conferencia Web 2.0 que arrancó en el 2004 y hasta 2011 se celebró anualmente en San Francisco, con eventos adicionales utilizando la marca en otros países.

La Web 2.0 no se trata de una versión nueva, sino de una forma nueva de hacer las cosas. La Web volvía a ser importante y estaban surgiendo novedades bastante interesantes.

Web 2.0 surge como una actitud y no como una nueva tecnología. Un nuevo modo en el que el usuario es el que controla la información. Según esta nueva filosofía, para el empresario, un sitio Web deja de ser suyo para pasar a ser del usuario. Así han surgido nuevas empresas cuyo objetivo está centrado en la participación e interacción con el usuario. Se ha dejado de lado el concepto de venta o licencia de un servicio cerrado para ofrecer el uso gratuito de un servicio ÚTIL Online en el que el comportamiento del usuario no venga predeterminado sino que se vea enriquecido y crezca con su uso. En otras palabras, cuanta más gente lo use mejor será el servicio prestado. De ahí que sitios tan populares como Flickr, YouTube, Digg o Del.icio.us se tomen como ejemplos relevantes del Web 2.0. Como cada día es más fácil publicar en Internet (en parte gracias a los Blogs), estos sitios nacen como un mecanismo para la selección de información útil en la red. Flickr está enfocado como un sitio social donde subir fotos, compartirlas y organizarlas. YouTube, nacido en febrero de 2005, viene a ser el equivalente a Flickr en formato vídeo. Digg y Del.icio.us son dos sitios donde los usuarios pueden agregar sus noticias (Digg) o marcadores (Del.icio.us) favoritos y compartirlos con el resto del mundo. De hecho, estas páginas son un portal perfecto para encontrar contenido en Internet difícil de encontrar en un buscador. Todos estos sitios tienen un denominador común: han dejado de utilizar la clasificación tradicional por directorios para empezar a utilizar tags o palabras clave definidas por el usuario.

La Web 2.0 es la representación de la evolución de las aplicaciones tradicionales hacia aplicaciones Web enfocadas al usuario final. Se trata de aplicaciones que generan colaboración y de servicios que reemplazan las aplicaciones de escritorio.

Las páginas son dinámicas, integran recursos multimedia como vídeos y audios que se pueden compartir. Emplean interfaces de fácil entendimiento para la interacción del usuario y permiten que el usuario cree su propio contenido. La información se puede transmitir unidireccional o bidireccionalmente.

La interacción de los usuarios es fundamental: el hecho de que las personas puedan participar de los contenidos les hace sentirse parte de la red, aumenta el interés por la misma y permite que los contenidos originales de ciertas páginas sean alimentados por particulares, que se abran discusiones, se comparta acerca de temas comunes entre personas de toda clase. Todo esto le da a la web un valor adicional, el usuario no está solo para buscar y recibir información sino para emitirla, construirla y pensarla.

Web 2.0 vista desde 2010, tres años después de La jungla 4.0: ¿algún problema?

la jungla 4 w2 orange

Mapa visual de la Web 2.0
(Clic sobre la imagen para obtenerla en grande)

la jungla 4 w2 jc

Estructura de Web 2.0
(Clic sobre la imagen para obtenerla en grande)

Vídeos

Cuarta entrega. McClane sigue siendo un poli deslenguado y más chulo que un ocho. Continúa encajando golpes con una sonrisa y no deja que nadie se le suba a la chepa. Como siempre, McClane no se lleva muy bien con la tecnología; así que tiene su gracia que esté obligado a enfrentarse con un grupo de omnipotentes megainformáticos. Si los ordenadores hoy en día lo controlan todo, los que dominan los ordenadores son dioses. Hete aquí cómo el detective debe sobrevivir a un poder divino capaz de cualquier cosa, desde usar el tráfico en su contra hasta hacer explotar cualquier lugar donde se encuentre. McClane es la antítesis del hacker o del informático por su torpeza tecnológica, pero también por ser un puños de acero y un junco ante la adversidad. En terminología tecnológica: el duro analógico curtido en la década de 1980 contra los niñatos digitales eclosionados en la de 2000.

Tráiler

El McClane de Nochebuena siempre ha sido de 'walkie-talkie', el convencional en 'La jungla de cristal' (1988, John McTiernan) o con 'scrambler' en 'La jungla 2 (Alerta roja)' (1990, Renny Harlin). En 'Jungla de cristal: la venganza' (1995, John McTiernan) es el teléfono, tanto fijo como móvil, quien se lleva la parte del león en las comunicaciones si bien el 'walkie' también ocupa su espacio en la mano de McClane. Ahora, en la 4.0, es la comunicación por ordenador y por radio. Pero estos dos medios son para el ámbito profesional. En el personal, McClane es un clásico: hablar, en persona o por teléfono fijo. Pero, las cosas han cambiado junto con los tiempos y el teléfono ya no es lo que era, no ya como terminal sino como medio para estar en contacto. Es el paso del tiempo y la evolución del rol social, en (tan solo) 25 años: si en 1982 solo oír en pantalla 'mi casa, teléfono' (E.T. El extraterrestre, Steven Spielberg) hacía aflorar una lágrima en un público emocionado, un cuarto de siglo después y con milenio estrenado, oír lo que se puede hacer con una llamada a casa da para esbozar una sonrisa, por aquello de sonreír por no llorar... "si eso, ya te llamaré".

Clip: John, Lucy y su no novio

La radio analógica en VHF, el último reducto o la comunicación último recurso. Y de paso, conjuro contra la hexakosioihexekontahexafobia (abreviado trihexafobia). En resumen: un seguro contra el fin del mundo que no puede faltar en todo centro de mando que se precie.

Clip: En el centro de mando

El adulto analógico y el joven digital, contrastados, ante la adversidad. No obstante, el adulto juega con ventaja pues la mayor parte del entorno es analógico y, no lo olvidemos, es amigo del guionista. Por cierto, esta escena incluye un apunte de marketing 2.0: John 'Volvo' McClane, respuesta segura.

Clip: No me quedaban balas

Con John McClane en pantalla, siempre se echa de menos a John McTiernan, director de las entregas primera y tercera, Jungla de cristal(1988) y Jungla de cristal: La venganza (1995), pero en esta cuarta entrega Len Wiseman supone una agradable sorpresa pues demuestra ser un gran fan del director canadiense James Cameron. Si en la secuencia del tiroteo en el apartamento de Farrell la figura de un Terminator da en la tecla que "limpia" la sala de atacantes, el momento 'Mentiras arriesgadas' (1994, James Cameron) se alza como la escena más espectacular de la película.
Nota 1: La figura del Terminator en el apartamento es un guiño al productor ejecutivo William Wisher. Wisher coescribió y apareció en Terminator (1984, James Cameron) y Terminator 2: El juicio final (1991, James Cameron).
Nota 2: El avión de combate es un caza F-35 (también llamado JSF o Joint Strike Fighter). En el momento de rodar la película este tipo de avión de combate aún no estaba operativo, el primer vuelo inaugural del F-35 fue en junio de 2008. En la película aparece un prototipo F-35B que puede desplazarse y despegar o aterrizar verticalmente, tal como puede verse.
Nota 3: El director, Len Wiseman, se permite un cameo como el piloto del caza.

Clip: Momento Cameron, momento espectacular

216
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2021 Foro Histórico de las Telecomunicaciones