Voces de muerte
Voces de muerte

Dirigida por

Anatole Litvak

Año

1948

Etiquetas

1940 | Teléfono

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: En las intrincadas redes de una gran ciudad, el teléfono es la unión invisible entre un millón de vidas.

Situación: Plaza 5-1098, un número para no olvidar.

Voces de muerte: ¿Número por favor?

En Voces de muerte conviven dos películas distintas. Una tiene que ver con el relato de suspense que Louise Fletcher escribió para la radio y que ofrece los arquetipos. La otra gradúa esos arquetipos enfrentándolos en un contexto ambiental y social a modo de radiografía psicológica.

El material de base, emitido por primera vez en el programa de radio 'Suspense' en mayo de 1943, parte de la siguiente premisa: Leona Stevenson es una mujer postrada en la cama que, tras un cruce de líneas telefónicas, descubre progresiva y fatídicamente que va a ser víctima de un asesinato al que debe enfrentarse con solo el teléfono. Era éste todo un relato de suspense radiofónico, en el que la monologuista Agnes Moorehead daba la perfecta medida de la atmósfera enrarecida que destilaba el relato de Fletcher.

Sin embargo, el cine es un medio de expresión artística y narrativa bien distinto, y por otra parte la narración del periplo de la Sra. Stevenson debía extenderse más minutos. Ante tal tesitura, Fletcher, que firma en solitario el guion, consideró que un dormitorio, por claustrofóbico que fuera, no daba para todo el metraje por lo que enriqueció el relato con una serie de acontecimientos narrados en flashback, según recuerdos de la propia protagonista o de la antigua novia del actual marido de Leona, Henry, y con quien ésta departe telefónicamente en el curso de la larga y accidentada noche en la que transcurre el relato en la gran pantalla.

Así, la versión cinematográfica ganó enteros como relato más aferrado a la crónica criminal que al misterio. Esta reubicación de la ficción radiofónica se ve beneficiada por las personalidades expresivas tanto del realizador escogido por la Paramount para dirigir la película, Anatole Litvak, como del director de fotografía, Sol Polito, que no pierden ocasión para utilizar los recursos lingüísticos del cine, esencialmente los sinuosos movimientos de cámara y las posibilidades narrativas del montaje en una narración a base de constantes conversaciones telefónicas, para dotar de elementos inquietantes el más nimio signo de desazón que, escena tras escena, el guion va aportando y que filman marcando los claroscuros en los momentos más decisivos, así como una escenografía y unos extraños puntos de vista de cámara que no hacen otra cosa que enrarecer aún más el ambiente y sumergir al espectador en un fantasmagórico pasaje que discurre en un lugar apartado de Staten Island hasta situarlo en una dimensión desconocida cuando, aparentemente, se desarrolla en un entorno tan familiar y cotidiano como un amplio dormitorio con la ventana abierta.

Y es que, conforme avanza la película, los términos varían considerablemente y el relato de una víctima indefensa enfrentada al horror, con el ambiente viciado que se ha ido edificando con los datos e informaciones que el relato ha ido acumulando en contraste con la buena voluntad de los personajes que están, por así decirlo, fuera de esa corrupción de las relaciones humanas, muta en una fábula ciertamente oscura que explica las razones por las que una persona consentida y autosuficiente, en el peor sentido, debe pagar el precio más alto por la vida que escogió vivir.

Western Union al habla. Tengo un mensaje para la Sra. de Henry Stevenson. ¿Puede recibirlo usted?

En las intrincadas redes de una gran ciudad,
el teléfono es la unión invisible
entre un millón de vidas.

voces de muerte texto1

Es el servidor de nuestras necesidades comunes,
el confidente de nuestros secretos más ocultos.

voces de muerte texto2

Tras su llamada esperan
la vida, la felicidad, la soledad
y la muerte.

voces de muerte texto3

Plaza 5-1098, un número para no olvidar.

voces de muerte titulo

Vídeos

Leona Stevenson es la hija del presidente de una compañía de productos químicos y desde hace un tiempo tiene que guardar cama continuamente debido a una dolencia que apenas le permite andar. Una noche, hace una llamada y por error se conecta a otra línea donde están manteniendo una extraña conversación. Dos voces hablan de asesinar a una persona esa misma noche a las 23:15. Leona, que ya de por sí tiene cierta inestabilidad emocional, está absolutamente sola en casa, y su accidental descubrimiento la llena de terror. Al casi no poder moverse de la cama, intentará conectar, vía teléfono, con su padre, la policía, etc. Pero nadie parece tomarse su historia en serio. Otro extraño acontecimiento preocupa adicionalmente a Leona: su marido, Henry, debería de estar en casa hace horas, pero no hay ni rastro de él.

Trailer

Al tratar de localizar a su marido, Leona, cada vez más consternada, comprueba que tanto la misteriosa conversación sobre el asesinato, como la ausencia de Henry, su marido, están conectadas. El misterio se hace cada vez más angustiante, sobre todo porque las 23:15 se acercan de forma inexorable.

Clip: Nuestro cliente quiere

El escritor Antonio Lázaro, el guionista y editor David Parages y el realizador Santiago de Lucas comentan una de las mejores películas de Anatole Litvak, 'Voces de Muerte'.

Voces de muerte, en El Callejón de las Maravillas

Voces de muerte está perfectamente diseñada para inquietar al espectador. De un lado está la protagonista, Leona, postrada continuamente en la cama, de modo que su dormitorio resulta ser una prisión. De ello se encarga la fotografía de Sol Polito, de un carácter fuertemente expresionista, que se intensifica en las escenas del dormitorio y la casa de Leona. El director Anatole Litvak, por su parte, utiliza certeros planos secuencia para recorrer las estancias de los personajes, dando una sensación de intriga añadida. La historia se compone esencialmente de flashbacks y de llamadas de teléfono. Leona, desesperada, llama a varios conocidos para comunicar su dilema y pedir ayuda. Tirando del hilo, llega a hablar con gente realmente inesperada. Cada uno de sus interlocutores le contará una historia a modo de flashback, que constituirá una pieza del rompecabezas. Al igual que Leona, el espectador ha de armar las piezas para saber qué está pasando.

Sorry, Wrong Number - Voces de muerte (VOSE)

Suspense: Sorry, Wrong Number. The CBS Radio Network, 25 May 1943.
Suspense, "el extraordinario programa de suspense de la radio", fue uno de los principales programas de la época dorada de la radio (oír todos los programas, aquí). No sólo fue uno de los programas más duraderos de la época, emitiéndose desde junio de 1942 hasta septiembre de 1962, sino que también fue uno de los favoritos de la élite de Hollywood. Mientras que algunas estrellas sólo hicieron una aparición, hubo muchos artistas cuyas apariciones llegaron a los dos dígitos. Entre ellos se encontraban intérpretes como Charles Laughton, Richard Widmark, Joseph Cotten, Frank Lovejoy, Herbert Marshall y Vincent Price. Para que no se piense que Suspense es un club de chicos, la estrella con más apariciones (treinta y tres) es Agnes Moorehead, que protagonizó una de sus producciones más famosas, "Sorry, Wrong Number".
Los productores de Suspense conocían el valor del trabajo del escritor en las radionovelas y formaron un grupo de escritores habituales que incluía nombres tan respetados como John Dickson Carr y Lucille Fletcher. Las historias presentadas en el programa alternaban entre obras originales de sus propios escritores y relatos de autores tan diversos como Dashiell Hammett, Agatha Christie, James M. Cain, Edgar Allan Poe, Cornell Woolrich, Dorothy B. Hughes, Ray Bradbury y Raymond Chandler.
Una anécdota sobre Suspense: uno de los títulos más icónicos de la radio estuvo a punto de no producirse. Al final de la emisión del 18 de mayo de 1943, el episodio de la semana siguiente se anunció con el poco afortunado título "She Overheard Murder Speaking". Por suerte, en algún momento de la semana en cuestión, el título de la obra maestra de Lucille Fletcher se cambió por "Sorry, Wrong Number".

Lucille Fletcher: Sorry, Wrong Number

209
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2024 Foro Histórico de las Telecomunicaciones