Mr. Music
Mr. Music

Dirigida por

Richard Haydn

Año

1950

Etiquetas

1940 | 1950 | Audio | Radio | Video

Relación con las Telecomunicaciones

Situación: Cómo unos palos de golf institucionalizaron la grabadora de bobina en la radiodifusión, inspiraron la grabación multipista en los estudios de sonido e impulsaron el magnetoscopio o VTR (Video Tape Recorder).

Situación: Cómo se produjo el cambio de paradigma en cadenas y patrocinadores que se oponían firmemente a los programas grabados argumentando que el público no apoyaría la radio "enlatada", pues había algo mágico en la radio en vivo.

Mr. Music: a la grabación en bobina por un no gravamen en zumo de naranja congelado

Mr. Music es una adaptación musical de la obra teatral 'Accent of youth' de Samson Raphelson, que ya había sido llevada al cine en 1935 en la película homónima dirigida por Wesley Ruggles y que en España se estrenó como 'Ímpetus de juventud'. La obra obtuvo prestigio en los escenarios de Broadway y entre sus protagonistas femeninas llegaron a estar Greer Garson y Grace Kelly.

En esta versión musical de 1950, inédita en España, Bing Crosby es un compositor loco por el golf que prefiere salir de juerga por la noche a las largas y solitarias horas de concentración necesarias para producir un musical de éxito. Su productor y su secretaria conspiran para que vuelva a la 'normalidad'.

La película se estrenó en New York el 20 de diciembre. Al día siguiente, Bosley Crowther, crítico de cine de The New York Times famoso por su duras críticas, rompía una lanza por la película y especialmente por Bing Crosby: "No tiene sentido ser tímido al respecto: Bing no ha sido muy afortunado en las características generales de sus papeles en sus últimas tres o cuatro películas. Pero en esta comedia ligera y romántica actúa como el tipo de persona divertida e informal que él mismo es. Y como el genial cantante en esta historia se dedica más al golf que al trabajo, es el tipo de trabajo que nuestro héroe puede hacer con sus propios palos de golf. Mr. Music puede no estar a la altura de lo mejor de las películas de Crosby, pero es ciertamente un logro contemporáneo en el que el maestro puede apoyarse felizmente".

Pero al margen de críticas cinematográficas, en esta película aparece Bing Crosby cantando en una grabadora Ampex que reproduce su voz como nadie. No es una casualidad: Crosby inició la revolución de las grabadoras en América.

Bing Crosby: INNOVADOR.

Es bien sabido que Bing Crosby es uno de los más grandes artistas musicales del mundo, pero no todo el mundo sabe que fue un pionero en capturar el sonido de la música.

Crosby influyó en el desarrollo de la industria discográfica de la posguerra. Después de ver una demostración de una grabadora alemana de bobina de calidad traída a América por John T. Mullin, invirtió 50.000 dólares en una empresa de electrónica de California llamada Ampex. Luego convenció a la ABC (American Broadcasting Company) para que le permitiera grabar sus programas. Se convirtió en el primer artista en pregrabar sus programas de radio y realizar las copias maestras de sus grabaciones comerciales en cinta magnética (cinta matriz). A través de la grabación, realizó sus programas de radio aplicando las mismas herramientas y técnicas (edición, repetición, ensayo, adecuación de tiempos) que se utilizan en la producción de películas, una práctica que se convirtió en un estándar de la industria. Además de su trabajo con las primeras grabaciones de audio, ayudó a financiar el desarrollo de las cintas de vídeo y compró estaciones de televisión.

Durante la Edad de Oro de la Radio, los artistas tenían que hacer sus espectáculos en vivo, a veces incluso repetir el programa por segunda vez para la zona horaria de la costa oeste. Crosby tenía que hacer dos programas de radio en vivo el mismo día, con tres horas de diferencia, para las costas este y oeste.

La carrera radiofónica de Crosby dio un giro significativo en 1945, cuando se enfrentó a la NBC (National Broadcasting Company) por su insistencia en que se le permitiera pregrabar sus programas de radio. La producción en vivo de los programas de radio también se vio reforzada por el sindicato de músicos y la ASCAP (American Society of Composers, Authors and Publishers) que querían asegurar la continuidad del trabajo de sus miembros. Y es que había noticias sobre ingenieros alemanes que habían desarrollado una grabadora con un estándar de calidad casi profesional.

Crosby vio una enorme ventaja en la pregrabación de sus programas de radio pues programación podría hacerse a su conveniencia. Podría hacer cuatro programas a la semana, si así lo deseaba, y luego tomarse un mes de descanso. Pero las cadenas y los patrocinadores se oponían firmemente argumentando que el público no apoyaría la radio "enlatada" pues había algo mágico para los oyentes en el hecho de que lo que estaban escuchando era interpretado y escuchado en todas partes y en ese preciso instante. Algunos de los mejores momentos de la comedia se producían cuando había un salto de guion y la estrella tenía que confiar en el ingenio para reconducir la situación. Fred Allen, Jack Benny, Phil Harris y también Crosby eran maestros en esto, y las cadenas no iban a rendirse fácilmente.

La insistencia de Crosby finalmente contribuyó al desarrollo de la grabación de sonido en cinta magnética y a su adopción generalizada por parte de la industria de la radio. Usó su influencia, tanto profesional como financiera, para las innovaciones en audio. Pero la NBC y la CBS (Columbia Broadcasting System) se negaron a emitir programas de radio pregrabados. Crosby dejó la cadena y estuvo siete meses sin salir por antena, lo que conllevó una batalla legal con su patrocinador Kraft que fue resuelta extrajudicialmente. Crosby volvió a emitir durante las últimas 13 semanas de la temporada 1945-1946.

La cadena MBS (Mutual Broadcasting System), por su parte, había pregrabado algunos de sus programas ya en 1938 para La Sombra con Orson Welles. ABC se había formado a partir de la venta de la NBC Blue Network en 1943 después de una demanda federal antimonopolio y estaba dispuesta a unirse a la MBS y romper moldes. ABC ofreció a Crosby 30.000 dólares por semana para producir un programa grabado cada miércoles que sería patrocinado por Philco. Él obtendría 40.000 dólares adicionales de 400 estaciones independientes por los derechos de emisión del programa de 30 minutos, que se les enviaba todos los lunes en tres discos lacados de 16 pulgadas (40 cm) que, a 33rpm, reproducían diez minutos por cara.

Crosby quería cambiar a la producción grabada por varias razones. La leyenda popular adujo que así tendría más tiempo para el golf (la película Mr. Music fue la guinda). Grabó su primer programa Philco Radio Time en agosto de 1947 para poder participar en el torneo de golf Jasper National Park Invitational de septiembre, cuando la temporada de radio comenzaba. Pero el golf no era la razón más importante. Crosby quería una grabación de mejor calidad, la capacidad de eliminar errores, poder realizar un segundo show 'en vivo' para la costa oeste y controlar el tiempo de sus actuaciones. Como Bing Crosby Enterprises producía el espectáculo, podría comprar el mejor equipo de audio y ajustar los micrófonos a su gusto (la colocación de los micrófonos era un debate interminable con los estudios desde siempre). Ya no tendría que llevar el peluquín que la CBS y la NBC requerían para sus espectáculos con público en directo, él prefería un sombrero. También podría grabar promociones cortas para su última inversión, el primer zumo de naranja congelado del mundo, vendido bajo la marca Minute Maid. Esta inversión le permitió ganar más dinero al encontrar una laguna jurídica por la que el IRS (Internal Revenue Service) no podía gravarlo con una tasa del 77%.

Murdo MacKenzie, de Bing Crosby Enterprises, había visto una demostración del magnetofón alemán en junio de 1947, el mismo dispositivo que Jack Mullin había traído de Alemania con 50 bobinas de cinta magnética al final de la guerra. Era uno de los grabadores de cinta magnética que BASF y AEG venían fabricando en Alemania desde 1935. La cinta recubierta de óxido férrico de 6,5 mm podía grabar 20 minutos de sonido de alta calidad por bobina. Alexander M. Poniatoff, que había fundado Ampex en 1944, ordenó a Ampex que fabricara una versión mejorada del magnetófono.

Crosby contrató a Mullin para empezar a grabar su programa Philco Radio Time en su máquina de fabricación alemana en agosto de 1947, usando las mismas 50 bobinas de cinta magnética de I.G. Farben que Mullin había encontrado en una estación de radio en Bad Nauheim, cerca de Frankfurt, mientras trabajaba para el Cuerpo de Transmisiones del Ejército de los Estados Unidos.

Sí, no era el golf, la ventaja era la edición. En su autobiografía, Crosby escribió al respecto: "Usando la cinta, podía preparar un programa de treinta y cinco o cuarenta minutos y luego editarlo hasta los veintiséis o veintisiete minutos que el programa requería. De esa manera, podíamos sacar chistes o situaciones que no funcionaban bien y así quedarnos para el programa solo con la carne de primera, material consistente que funcionaba a lo grande. También podíamos sacar las canciones que no sonaban bien. Nos dio la oportunidad de hacer primero una grabación de las canciones por la tarde sin público, y luego otra con público de estudio. Y en la transcripción final nos quedábamos con la mejor de las dos. Nos dio la oportunidad de improvisar tanto como quisiéramos, sabiendo que el excedente podría sacarse del producto final. Si cometía un error al cantar una canción o en el guion, podía entretenerme un poco con ella y luego conservar lo que sonara divertido".

Las memorias de Mullin de 1976 de aquellos primeros días de grabación experimental concuerdan con el relato de Crosby: "Por la noche, Crosby hizo todo el espectáculo ante un público. Si alteraba una canción, al público le encantaba pues pensaba que era muy divertido, pero teníamos que sacar la versión del show y poner una de las tomas de ensayo. A veces, si Crosby se estaba entreteniendo con una canción y no estaba trabajando en ella, teníamos que hacerla en dos o tres partes. Esta forma de trabajar 'ad lib' (improvisando, sobre la marcha) es común en los estudios de grabación hoy en día, pero era todo nuevo para nosotros".

Crosby invirtió 50.000 dólares en Ampex con la intención de producir más grabadoras. En 1948, la segunda temporada de espectáculos de Philco se grabó con la Ampex Modelo 200A y la cinta Scotch 111 de 3M.

mr music ampex corsby

Esta imagen de principios de 1949 muestra a Jack Mullin en la sala de control de la ABC (en NBC) con las dos primeras y únicas grabadoras portátiles Ampex 200. También está la primera grabadora Ampex 300. (Eve Mullin Collier/Mullin)

mr music ampex mullin

Mullin explicaba así cómo se inventó una nueva técnica de emisión en el programa de Crosby con estas máquinas: "Bob Burns, el comediante 'rústico', estuvo una vez en el programa y añadió algunas de sus historias camperas, que por supuesto no estaban en el guion de Bill Morrow. Hoy no desentonarían pero las cosas eran diferentes en la radio de entonces. Todos se reían mucho y constantemente. No podíamos usar los chistes pero Bill nos pidió que guardáramos las risas. Un par de semanas más tarde, el programa no resultó tan divertido y entonces insistió en que pusiéramos las risas guardadas. Así nació el recurso de las risas enlatadas". Nota: Robin 'Bob' Burns inventó de adolescente un instrumento musical al que llamó "bazooka" y que popularizó por los años 30; así, durante la Segunda Guerra Mundial, el lanzacohetes antitanque del ejército estadounidense fue apodado "bazooka" en referencia al instrumento musical de Burns.

Bob Hope, amigo de Crosby, también fue rápido en adoptar la grabación de cintas. Y cuando Crosby le regaló una de las primeras grabadoras Ampex Modelo 300 a su también amigo Les Paul, llevó al guitarrista a inventar la grabación multipista. La Fundación de Investigación Crosby (Crosby Research Foundation) tenía patentes de grabación de cintas y desarrolló equipos y técnicas de grabación. Crosby, junto con Frank Sinatra, fue uno de los principales patrocinadores del complejo de estudios United Western Recorders en Los Ángeles.

Mullin siguió trabajando para Crosby en el desarrollo de una grabadora de vídeo (Video Tape Recorder). La producción televisiva era principalmente televisión en vivo en sus primeros años, pero Crosby quería la misma capacidad de grabación que había logrado en la radio. The Fireside Theater (1950), patrocinado por Procter & Gamble, fue su primera producción televisiva. Mullin aún no había tenido éxito con las cintas de vídeo, por lo que Crosby filmó la serie de programas de 26 minutos en los estudios Hal Roach y los capítulos se emitieron desde estaciones de televisión independientes.

Crosby continuó financiando el desarrollo de la cinta de vídeo. Bing Crosby Enterprises hizo la primera demostración mundial de grabación de cintas de vídeo en Los Ángeles el 11 de noviembre de 1951. Desarrollado por John T. Mullin y Wayne R. Johnson, el dispositivo difundió lo que se describió como imágenes "borrosas e indistintas", utilizando una grabadora Ampex 200 modificada y una cinta de audio estándar de un cuarto de pulgada (6,3 mm) que se movía a 360 pulgadas (9,1 m) por segundo.

Vídeos

Bosley Crowther: "Afortunadamente, Arthur Sheekman ha convertido la obra del Sr. Raphaelson en un animado juego de palabras y música que se mueven alegremente por la pantalla. Es cierto que hay veces en que la acción, confinada en gran parte en el salón de un ático (donde el Sr. Crosby juguetea con sus palos de golf con la misma alegría que en el césped) tiende a decaer ligeramente y a flaquear".

Trailer

34
Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones