Mostrar nube de etiquetas

DOLBEAR, Amos
DOLBEAR, Amos

Descripción

Amos Emerson Dolbear [Norwich, Connecticut (EE.UU.), 1837 – Norwich (EE.UU.), 1910]. Físico y prolífico inventor estadounidense. Diseñó el primer receptor telefónico con imán permanente, once años antes de que Alexander Graham Bell patentase su teléfono. Inventó un sistema telefónico que funcionaba sin hilos, con cuya patente demandó a Marconi. El micrófono de condensador, por él inventado, fue premiado con la Medalla de Plata en la Exposición de París de 1881 y la Medalla de Oro en la Exposición de Cristal Palace de Londres en 1882. Descubrió la convertibilidad del sonido en electricidad, por lo que recibió la Medalla de Bronce en la Exposición de Filadelfia de 1876.

Etiquetas

1860 | 1870 | 1880 | BELL | DOLBEAR | Teléfono

Biografía

Amos Emerson Dolbear nació el 10 de noviembre de 1837 en Norwich, Connecticut (Estados Unidos). Pronto falleció su padre y él y su madre se mudaron a Newport, Rhode Island, donde ella murió cuando Amos solo tenía 10 años. Entonces fue enviado a Roxbury, New Hampshire, donde vivió con el diácono Moses Guild y asistió a la pequeña escuela local, destacando por su capacidad de estudio.

Más tarde se trasladó a Worcester, Massachusetts, para aprender un oficio y, durante un breve periodo de tiempo, trabajó en una fábrica de pistolas. A la edad de dieciocho años, se dirigió al oeste y fue maestro de escuela en Missouri. Pero dada su mala salud, regresó a Nueva Inglaterra para trabajar en Rhode Island y Massachusetts.

En 1863 ingresó en la Wesleyan University de Michigan, en Delaware, Ohio. Pronto destacó convirtiéndose en colaborador del profesor Hoyt en la enseñanza musical y se encargó de tocar el órgano en la capilla. También fue ayudante en los departamentos de Física y Química. En 1964, siendo estudiante, inventó un ‘telégrafo parlante’ y un receptor provisto de dos elementos de los teléfonos modernos: un imán permanente y un diafragma metálico hecho a partir de un ferrotipo.

En 1865, diseñó el primer receptor telefónico con imán permanente, once años antes de que Alexander Graham Bell patentase su teléfono. Según relató el propio Dolbear, él y un compañero instalaron receptores y un cable desde el sótano hasta el piso superior de la Capilla Thomson, logrando transmitir la voz humana con las primeras palabras "¿Me oyes?”. Años más tarde Dolbear quiso que retirasen a Bell la paternidad del teléfono, llevando el caso ante el Tribunal Supremo (Dolbear et al. v. American Bell Telephone Company) pero no pudo demostrar su autoría fehacientemente.

En 1866, Amos Dolbear se graduó en Ciencias Físicas por la Wesleyan University presentando su tesis titulada “The New Motor”, que recibió grandes elogios.

En 1867, se incorporó como instructor asistente al departamento de Química de la Universidad de Michigan, donde obtuvo dos Maestrías (M.A. y M.E.). Luego fue contratado como profesor adjunto de Historia Natural en la Universidad de Kentucky en Lexington. Este año perfeccionó el giroscopio eléctrico para demostrar la rotación de la Tierra.

En 1868, se trasladó al Bethany College, en Virginia Occidental, donde fue profesor de Física y Química hasta 1874. Además de ejercer su función docente, inventó el teléfono electrostático, el ‘opeidoscopio’ o instrumento para visualizar la vibración de las ondas magnéticas y un sistema de alumbrado incandescente.

En 1869, se casó con Alice Hood, con quien tuvo seis hijos. En los años 1871 y 1872, fue alcalde de Bethany.

En 1873 descubrió la convertibilidad del sonido en electricidad, por lo que en la Exposición de Filadelfia de 1876 se le concedería la Medalla de Bronce. En el otoño de 1874 fue nombrado catedrático de Física y Astronomía en el Tuft's College, Massachusetts, donde permaneció el resto de su vida académica. En 1876 perfeccionó y patentó su teléfono electromagnético, y en 1879 su teléfono electroestático.

En 1880 consiguió su invento más relevante, el micrófono de condensador, premiado con la Medalla de Plata en la Exposición de París de 1881 y la Medalla de Oro en la Exposición de Cristal Palace de Londres en 1882.

Parece ser que, en este año de 1882, Amos Dolbear pudo comunicarse a una distancia de 400 metros sin cables, registrando una patente de un sistema telefónico que funcionaba sin hilos. El transmisor y el receptor no se conectaron entre sí, sino utilizando hilos que hacían de antena y la tierra. De esta forma Dolbear pensó que la comunicación se realizaba por tierra, pero realmente se producía por ondas electromagnéticas, pudiendo comprobar que el sistema mejoraba si elevaba la altura de las antenas.

En 1883 se doctoró en la Universidad de Michigan.

En octubre de 1886 se otorgó a Amos Dolbear la patente de los EE.UU. nº 350,299, para un sistema telegráfico inalámbrico. En 1899, The New England Wireless Telegraph and Telephone Company, una subsidiaria de American Wireless Telephone and Telegraph Company, compró la mencionada patente y presentó una demanda contra Marconi por infracción. Sin embargo, en marzo de 1901, un Tribunal de los Estados Unidos desestimó la demanda. En abril de 1902, American Wireless Telephone and Telegraph Company solicitó al Congreso que extendiera la patente de 1886 diez años más, pero no tuvo éxito, por lo que expiró el 4 de octubre de 1903. En 1905, el Tribunal de Nueva York señaló que la patente de Dolbear era "inoperante, y que, aunque operativa, opera en virtud de leyes y fenómenos eléctricos radicalmente diferentes", refiriéndose a la señalización de radio utilizada por Marconi.

Dolbear y otros dos miembros del Tuft's College, ofrecieron un apoyo incondicional a la decisión de la Universidad de admitir mujeres a partir de 1892. En el curso 1905-1906, Dolbear se convirtió en el primer miembro del Tuft's College en obtener permiso para un año académico completo con sueldo, antes del establecimiento de un programa de licencia sabática en 1908.

Amos Dolbear publicó más de cien artículos en publicaciones científicas y siete libros, entre los que destacan "El arte de proyectar" (Boston, 1876), "El teléfono que habla" (1877) y "El sonido y sus fenómenos" (1885). Entre los artículos, sorprende el titulado "El grillo como termómetro”, en el que formula la correlación entre la temperatura ambiente y la velocidad a la que chirrían los grillos. La fórmula expresada en ese artículo se conoció como Ley de Dolbear.

Amos Dolbear fue miembro de la Asociación Estadounidense de Artes y Ciencias, la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia y examinador en la Feria Mundial.

Amos Dolbear, después de una larga enfermedad, murió el 23 de febrero de 1910 en Norwich (EE.UU.), a la edad de 72 años.

Más información

Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2021 Foro Histórico de las Telecomunicaciones