Mostrar nube de etiquetas

REY PASTOR, Julio
REY PASTOR, Julio

Descripción

Julio Rey Pastor (Logroño, 1888 - Buenos Aires, 1962). Matemático español de renombre universal. Figura clave en la primera mitad del siglo XX, en España y Argentina, en el campo de las Matemáticas y su historia. Catedrático y autor de numerosos y avanzados libros y textos universitarios sobre teorías y análisis matemático y algebraico, funciones analíticas y sus aplicaciones físicas, cálculo infinitesimal, etc.

Etiquetas

1910 | 1920 | 1930 | 1940 | 1950 | REY

Biografía

Julio Rey Pastor nació el 14 de agosto de 1888 en Logroño. Su padre fue el malagueño José Rey Canca, militar que llegó a oficial en la guerra carlista. Su madre, Julia Pastor Vallejo, maestra e hija de maestros y algunos años más joven que su esposo, era también logroñesa. A finales del siglo XIX los maestros formaban parte del incipiente núcleo intelectual de Logroño.

El matrimonio tuvo tres hijos: Julio, Alfonso y José, marcados por el esfuerzo y la participación en competencias abiertas, a fin de conseguir premios y becas para costearse los estudios desde primaria hasta la Universidad.

Julio Rey Pastor realizó los estudios de bachillerato en el Instituto de Logroño e intentó seguir la carrera militar como su padre, pero fue suspendido en el examen de ingreso a la Academia Militar de Zaragoza. En 1904 se matriculó, como alumno libre, en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza para cursar Matemáticas. La Universidad contaba con destacados matemáticos, entre ellos Zoel García de Galdeano, catedrático de Geometría Analítica primero y después de Cálculo Infinitesimal, uno de los profesores que primero influyó en su formación científica. Los profesores le consideraron como el estudiante más destacado que había pasado por la Facultad, por sus habilidades y capacidades personales. En 1908 alcanzó la licenciatura con premio extraordinario.

En ese mismo año, Julio Rey Pastor se trasladó a Madrid para cursar el doctorado en la Facultad de Ciencias, único lugar donde podía cursarse. Allí, Eduardo Torroja, destacada figura de la geometría proyectiva en España, marcaba la pauta en la investigación matemática sin recurrir al algebra o al análisis. Bajo la dirección de Torroja, la tesis doctoral de Rey Pastor se centró en la geometría proyectiva, con aportes originales en un amplio trabajo matemático. La tesis de doctorado, titulada “Correspondencia de figuras elementales”, fue publicada en 1910 y, a principios de dicho año consiguió, en competencia abierta, el Premio Extraordinario de la Universidad de Madrid. En 1910, Rey Pastor accedió al puesto de ayudante encargado de clases de geometría y análisis matemático, que estaba reservado a los alumnos más destacados.

En 1911, Rey Pastor ganó el concurso convocado en la Universidad de Oviedo para la cátedra de Análisis Matemático. Había acumulado méritos durante su etapa de estudiante y asistido regularmente a los congresos de la Sociedad Española para el progreso de las ciencias (AEPCC). En ese mismo año se convirtió en el secretario de la recién creada Revista de la Sociedad Matemática Española (RSME). Su objetivo era lograr, a la mayor prontitud, una cátedra, ya que, desde el fallecimiento de su padre, ocurrido al comienzo de la carrera, hubo de dar clases particulares, para cubrir las necesidades de su madre y de sus dos hermanos menores.

Consciente de que la escuela de Torroja limitaba el acceso en España a los análisis y el álgebra que dominaban los principales centros matemáticos en Europa, Rey Pastor solicitó a la Junta para la Ampliación de Estudios (JAE) una beca para continuar sus estudios en el extranjero, llevando a cabo una revisión crítica de la escuela de Torroja y de las matemáticas en España.

En el curso 1911-1912 asistió en la Universidad de Berlín a clases de eminentes profesores como Karl H. A. Schwarz, Friedrich Hermann Schottky (padre de Walter Schottky, premio Nobel de Física en 1911) y Ferdinand Georg Frobenius. Los cursos versaban sobre: funciones analíticas, series infinitas, ecuaciones algebraicas, cálculo infinitesimal, … En 1912, con su trabajo la “Teoría Geométrica de la Polaridad”, Rey Pastor ganó el premio abierto de la Real Academia de Ciencias (RAC).

Con una nueva beca estuvo en la Universidad de Gotinga, trabajando con Félix Klein, cuyo resultado se materializó en “Fundamentos de la Geometría Proyectiva Superior”, con ideas nuevas para la comunidad matemática española. Este trabajo sería premiado en 1914 por la real Academia de ciencias de Madrid con un premio establecido por el Duque de Berwick y de Alba.

Entre uno y otro viaje, Rey Pastor pasó un curso en la Universidad de Oviedo del que ha quedado como huella el discurso de apertura de curso, titulado “Los matemáticos españoles en el siglo XVI”, que se enmarcaba en un proyecto innovador para situar la ciencia en el centro, dentro de la corriente iniciada por Ortega y Gasset. Julio Rey Pastor no pudo leer personalmente el discurso, ya que se había incorporado a la Universidad Central de Madrid, tras haber ganado la cátedra de Análisis en 1913. Su tesis doctoral sobre Correspondencia de figuras elementales recibió el premio extraordinario.

A su regreso de Alemania, Rey Pastor había emitido un informe, donde destacaba las clases impartidas por Karl H. A. Schwarz sobre funciones analíticas y geometría sintética. Además, propuso la implantación en España de un seminario similar, ya que “sería de la mayor conveniencia para despertar el espíritu investigador de nuestros escolares”. La idea se hizo realidad en el Laboratorio y Seminario Matemático que la JAE creó en 1915. La creación de este laboratorio tenía como objetivo intentar vencer la tendencia al aislamiento y al individualismo de los matemáticos españoles.

El Laboratorio y Seminario Matemático, dependiente del Instituto Nacional de Ciencias, quedó instalado primero en los sótanos de la Biblioteca Nacional, después pasó a un modesto piso de la calle Santa Teresa; luego se trasladó al edificio del Centro de Estudios Históricos y, finalmente, con el nombre de Instituto Jorge Juan de Matemáticas pasó a las dependencias centrales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas en 1939.

En 1915, invitado por Esteban Terradas, impartió en Barcelona un breve pero brillante curso de Análisis Matemático, sobre la Teoría de la Representación Conforme. Ese mismo año dictó en el Ateneo de Madrid un ciclo de conferencias titulado “Introducción a la matemática superior”, donde puso de manifiesto su actualizada y completa visión de las matemáticas.

Es de destacar la elevada producción de textos docentes y artículos de investigación por Julio Rey Pastor. Su obra reflejó las innovaciones en los campos del análisis matemático y el álgebra, así como en la historia de la matemática española. Entre ellos, “Elementos de análisis algebraico” (1917) y “Lecciones de algebra”, que utilizó inicialmente en la Universidad de Oviedo, publicando una versión más amplia en los años treinta que incorporaba la teoría de Galois, así como estructuras algebraicas y, posteriormente, tuvo diferentes ediciones y ampliaciones hasta 1957.

Su actividad en Madrid se centró en introducir en la matemática española la labor investigadora y dirigir tesis doctorales en el Laboratorio y Seminario Matemático, sobre geometría sintética real o compleja, la historia de las matemáticas y los métodos numéricos. También se ocupó de mantener y mejorar la calidad de la Revista de la Sociedad Matemática Española (SME) hasta el cese de su publicación en 1917, cuando Julio Rey Pastor recibió una invitación de la Institución Cultural Española en Buenos Aires para ocupar la cátedra que acababa de dejar José Ortega y Gasset. Este primer viaje supuso un punto de inflexión para Rey Pastor, ya que coincidió con un período de cambio histórico en la universidad de Argentina, genéricamente conocido como el de la Reforma Universitaria. Allí impartió cursos y conferencias durante un año, con notables éxitos y el reconocimiento de intelectuales y alumnos.

De regreso a España, en 1919, Rey Pastor lanzó, y costeó, la Revista Matemática Hispanoamericana (RMHA), con clara orientación en sus ideas investigadoras y potenció la creación de una comunidad matemática integrada por especialistas de España, Portugal e Iberoamérica.

Tras el armisticio de la Primera Guerra Mundial, se reanudó la celebración de los congresos internacionales de matemáticos. El propio Julio Rey Pastor participó en el que se celebró en Estrasburgo en 1920 con un trabajo sobre la representación conforme. Ese mismo año ingresó en la Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid. En su discurso resumió y describió el desencanto que había sufrido al comprobar el retraso en el que estaban las matemáticas españolas, además de la desilusión que sufrió con algunos colegas que se negaron a prestarle ayuda para regenerar las matemáticas.

Viajó de nuevo becado a Alemania, donde conoció a Albert Einstein, consiguiendo que éste visitase España en 1923. En 1921, Rey Pastor, aunque mantenía su cátedra en Madrid, volvió, como profesor invitado, a la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde publicó “Cálculo Infinitesimal“ y “Elementos de Análisis Algebráico”.

Contrajo matrimonio con Rita Gutiérrez, hija de un destacado médico y profesor de la UBA. El matrimonio tuvo dos hijos. Tiempo después se separaron porque dijo que su familia le distraía de sus obligaciones académicas.

La UBA ofreció a Rey Pastor tres años más de contrato y siguió manteniendo su cátedra en Madrid. De profesor invitado pasó a regular. De esta forma vivirá entre dos continentes combinando, gracias a la diferencia estacional entre un hemisferio y otro, sus obligaciones académicas. En 1924 publicó “Lecciones de Álgebra” y la segunda parte de la “Teoría de funciones de variable real”.

En 1928 fundó el Seminario Matemático Argentino, la Unión Matemática Argentina y una cátedra de Epistemología e Historia de las Ciencias. Dicho año participó en el congreso matemático celebrado en Bolonia. Entre 1922 y 1927, Rey Pastor colaboró regularmente en el diario bonaerense La Nación, donde se ocupaba de la historia y filosofía de la matemática y de la ciencia en general. Relacionados con la investigación, impartió, desde mediados de 1930, unos cursos superiores sobre series divergentes, tanto en Buenos Aires como en Madrid.

En los años treinta publicó numerosos artículos, entre ellos la “Teoría de los algoritmos lineales de convergencia y sumación”, publicada en 1931. En 1932 ingresó en la Academia de Argentina. En 1933 publicó “Metodología de la matemática elemental”, conjuntamente con Pedro Puig Adam. Una fecunda relación que dio lugar a la publicación de diversos textos destinados a la enseñanza media. En la misma línea siguió Julio Rey Pastor con F. Toranzos en Argentina y con M. Pereira en Uruguay.

La etapa compartida entre Madrid y Buenos Aires se truncó cuando la II República española retiró a Rey Pastor su cátedra en Madrid por incompatibilidad docente con sus actividades en Buenos Aires y con el comienzo de la Guerra Civil en 1936. A su finalización, Rey Pastor mantuvo contactos con las nuevas autoridades para conseguir la reposición de la cátedra, y desde ese momento sus visitas a Madrid se fueron dilatando hasta 1948. En este año, invitado por el presidente del CSIC, dictó un curso avanzado de matemáticas en España y fue restituido formalmente en su cátedra en Madrid y designado director del Instituto Jorge Juan de Matemáticas del CSIC (actualmente Instituto de Ciencias Matemáticas), funciones que no llegaría a asumir plenamente.

En 1941 la República Argentina le otorgó su máxima distinción, el Premio Nacional de Ciencias. En 1943 publicó su obra “Lema de Pincherle y lema de Borel“ y en 1945 “Elementos de análisis algebraico”. En 1951 publicó, en colaboración con Santaló el libro de texto “Geometría Integral”.

El General Perón, que había llegado al gobierno argentino en 1946, cinco años después separó de la cátedra de la UBA de la dirección del Instituto de Matemáticas. Julio Rey Pastor decidió volver a España, donde fue nombrado director del Instituto Jorge Juan de Matemáticas del CSIC, asumiendo los objetivos de crear, en el seno del CSIC, el Instituto de Matemática Aplicada, y un Seminario de Historia de la Ciencia enmarcado en la universidad.

En 1954 Julio Rey Pastor ingresó en la Real Academia Española, a propuesta de Gregorio Marañón y Francisco Javier Sánchez Cantón. Su discurso de ingreso trató sobre el álgebra del lenguaje, en un nuevo mundo que iniciaban los ordenadores. En 1956 se le concedió el Premio de la Fundación Juan March para la Ciencia.

En 1956 Rey Pastor abandonó de nuevo España para regresar a Argentina, centrándose en diversos campos: la matemática aplicada, creación de un centro de cálculo en Buenos Aires, en la historia de la ciencia, la teoría de juegos y la economía, etc. Estuvo vinculado a las Universidades Nacionales de La Plata y del Sur.

Su última estancia en Madrid fue con motivo del ingreso en la Academia de Ciencias de uno de sus discípulos, Sixto Ríos, el 21 de junio de 1961. En el discurso que pronunció recordaba, casi cincuenta años después, cómo había sido la gestación del “Laboratorio y Seminario Matemático”.

A lo largo de su carrera Julio Rey Pastor, brillante escritor y conferenciante, mostró siempre pasión por las matemáticas y por el impulso de nuevos estudios. Además, siempre se interesó por la creación de organismos e instituciones que favorecieran su desarrollo en España.

Julio Rey Pastor fue distinguido con la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio y en 1953 la British Astronomical Society bautizó con el nombre del brillante matemático español un cráter de la Luna situado entre los de Michael Faraday y Frédéric Cuvier.

Julio Rey Pastor falleció repentinamente en Buenos Aires el 21 de febrero de 1962.

Más información

Foro

Foro Histórico

de las Telecomunicaciones

Contacto

logo COIT
C/ Almagro 2. 1º Izq. 28010. Madrid
Teléfono 91 391 10 66 coit@coit.es
logo AEIT Horizontal
C/ General Arrando, 38. 28010. Madrid
Teléfono 91 308 16 66 aeit@aeit.es

Copyright 2019 Foro Histórico de las Telecomunicaciones